Malvadas fechas de caducidad

¿Qué sígnifica realmente el "Consumir preferiblemente antes de xx/xx/xx"? 


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La obsolescencia programada atenta contra mi economía familiar y eso me enoja, me enfurece por la irracionalidad de una práctica tan incrustada en los procesos de diseño producción y consumo de todo lo que tenemos que comprar.

Atenta no solo contra el bolsillo también es enemiga de la sostenibilidad y de la vida misma, porque el consumo irracional es incompatible con la vida en la tierra.

Si existióel bombillo que no se quema, las medias de nylon que no se descarrilan, las lavadoras que funcionaron por más de 25 años, y los medicamentos eficaces por décadas, ¿por qué hoy tenemos que cambiar los bombillos cada cierta cantidad meses, comprar medias para una sola ocasión, lavadoras cada 10 años y por qué tenemos que botar medicamentos que tienen fechas de caducidad impuestas por legislación?

La obsolescencia programada me debe millones en gastos inútiles, el microondas que tuve que botar apenas a los dos años de uso, los electrodomésticos sellados que no tienen reparación, los cambios de computadoras y celulares, la falta de repuestos, los textiles que se dañan al primer uso, y suma y sigue…

¿Qué sígnifica realmente el "consumir preferiblemente antes de xx/xx/xx"? 

En medicamentos hay cuestionamientos realmente creíbles sobre la vida útil de los mismos que sobre pasa por muchos años las fechas de caducidad que señalan los empaques, y también hay dudas sobre las fechas de caducidad de los alimentos

Parte de lo mismo es el cambio anual de modelos (el caso de los carros), las temporadas de la moda y del diseño, todo es parte de la obsolescencia programada.

En Europa están haciendo esfuerzos por controlarla, multas y etiquetados sobre la duración de los productos vienen a ponder un poco de lógica a la inconsciencia, porque en la actualidad NO ES ÉTICO PRODUCIR ALGO PARA QUE FALLE.

Cuando nació la idea en los años 20 no parecía irracional limitar la calidad de un producto a fin de promover el consumo y la creación de empleo; hoy la obsolescencia programada es inhumana

Por eso, como consumidora le declaro la guerra a la obsolescencia programada, dejaré de creer en las fechas de caducidad (con cautela), desconfiaré de lo barato, y de lo plástico, repararé lo que se dañe, no tendrá importancia el concepto de anticuado, y compraré lo que sé que es casi eterno como los muebles de madera de Sarchí, las telas de fibras naturales, los productos de vidrio, las confecciones de alta calidad y artesanales que aun buscan la durabildiad de sus productos y que saben respetar el valor de mi dinero.

Y mientras tanto no estaría mal que se promovieran políticas de concientización a consumidores y de castigo a los irresponsables que promueven las ventas de productos con caducidad programada, que no ofrecen garantías, que no tienen repuestos y cualquier acción empresarial que esté llevando el consumo al límite. ¿Qué dicen las agrupaciones de defensa del consumidor? 

VER “Comprar, tirar, comprar” (2010), de Cosima Dannoritzer.

VER www.centennialbulb.org

img-title-blogs author-image

1+1=3 Gabriela Mayorga

Gabriela Mayorga López es parte del 50% de la población de mujeres de Costa Rica, y del 55% que para este tiempo está en edad laboralmente productiva, ¡que así sea!. Es deudora y paga tasas de interés por una hipoteca y también por una tarjeta de crédito por tanto, es masa. Es parte del 40% de empleados del sector privado, del 27% de los ciudadanos que tienen entre 15 y 49 años, y engrosa las filas de graduados universitarios, que cada año suman cerca de 23.000 nuevos profesionales. Es periodista pero, es más importante decir que ha hecho periodismo (casi siempre) en temas económicos y financieros desde hace un buen rato.

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31