Voy a comprar ropa por Internet, o en cualquier parte menos aquí



  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

No lo había hecho porque ¿qué hacía si no me quedaba, o si no me gustaba? pero, el precio obliga. Recientemente recibí en casa a un par de amigos que viven en Washington D.C., una visita que me ayudó a terminar de dimensionar la locura que es comprar ropa en Costa Rica (entre otras cosas).

Tras hacer el benchmarking de los presupuestos familiares queda en claro lo evidente. Lo sabía, pero me faltaba el último empujón, hay que sentirlo en el bolsillo. Se sorprendieron de la exquisita decoración de las tiendas en las plazas comerciales del país, –un detalle incluido en el precio de la prenda–.  Para mis extranjeros amigos no sería normal gastarse lo que nosotros gastamos por un traje de baño para la clase de natación de mi hija.

Aquí, mis  pares –los más organizados– acuerdan viajes una vez al año para ir de compras a Miami o Panamá. Allí se hacen de todo lo necesario para sus familias incluyendo hasta las medias. Ellas lo saben. De momento a mi las ganas no me alcanzan para viajar por compras, porque tengo que destinar preciadas vacaciones para ello,  pero juro que en adelante lo pensaré dos veces.

Esta claro, si por un jeans yo pago aquí hasta ¢50.000, unos $100, en internet lo encuentro por $35, que más costos de envío e impuestos puede terminar en $52 (máximo) unos ¢27.000. Ahhh …sumo…, sumo…, y me animo.

Me doy un paseo por Amazon y me decido por un jeans de $45, también veo una camiseta que puede funcionar para la oficina en $14 de GAP  y sumo un vestidor cardigan de $26. La factura es por $85, unos ¢43.000 colones. Aquí, no me hubiera alcanzado ni para el jeans. 

Pongan sus recomendaciones de compras por internet, muchos lo agradeceremos y seremos menos abusados.

img-title-blogs author-image

1+1=3 Gabriela Mayorga

Gabriela Mayorga López es parte del 50% de la población de mujeres de Costa Rica, y del 55% que para este tiempo está en edad laboralmente productiva, ¡que así sea!. Es deudora y paga tasas de interés por una hipoteca y también por una tarjeta de crédito por tanto, es masa. Es parte del 40% de empleados del sector privado, del 27% de los ciudadanos que tienen entre 15 y 49 años, y engrosa las filas de graduados universitarios, que cada año suman cerca de 23.000 nuevos profesionales. Es periodista pero, es más importante decir que ha hecho periodismo (casi siempre) en temas económicos y financieros desde hace un buen rato.

Post por fecha

Diciembre 2016
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
      1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31