El dinero no se debe odiar ¡dele su lugar!


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El dinero muchas veces tiene una mala connotación, es un "vil metal", una cosa indigna, una propiedad del César. Pero, hay que hacer las paces con el dinero. Dice el pensador Alejandro Jodorowsky que no hay que odiarlo, ES MEJOR SOLO DESPRECIARLO. -¡Que así sea!-

El odio hace sufrir, por el contrario el desprecio logra poner el dinero en su justo lugar (ABAJO), hay que verlo muy por encima del hombro. 

Ya lo contaba bien la leyenda del Rey Midas, quién pidió a un dios el don de convertir todo lo que tocara en oro. Su deseo fue concedido, pero cuando se percató de que las frutas y todo alimento se convertía en oro macizo, se sintió desesperado; en ese momento su hermosa y amadísima hija llegó a consolarlo, pero al tocarlo en un abrazo, ella también se convirtió en oro.

El rey pudo haber muerto de soledad y hambre...

Las religiones advieren que los excesos son 'pecados', por eso el amor por el oro del rey Midas fue castigado. Empero sea uno creyente o no creyente, la codicia y la avaricia existen, y son malas prácticas. Incluyen otras faltas comunes como las muy conocidas deslealtades. Fijo recuerda alguna traición a la patria, como por ejemplo el dejarse sobornar. La corrupción, que es tan sonante y presente, es una acción que tiene como base el dinero.

Suman la acumulación de objetos, que puede inspirar avaricia y llevar en otros casos al robo o al asalto. 

El dinero sólo está allí, como objeto siendo parte de la corrupción humana. Desprécielo para que nunca se le suba a la cabeza, no le permita a su dinero irse por el camino de la avaricia y la codicia, antes póngale objetivos más altruistas.

¡Ponga su dinero dónde debe estar: sirviéndole como esclavo!

img-title-blogs author-image

1+1=3 Gabriela Mayorga

Gabriela Mayorga López es parte del 50% de la población de mujeres de Costa Rica, y del 55% que para este tiempo está en edad laboralmente productiva, ¡que así sea!. Es deudora y paga tasas de interés por una hipoteca y también por una tarjeta de crédito por tanto, es masa. Es parte del 40% de empleados del sector privado, del 27% de los ciudadanos que tienen entre 15 y 49 años, y engrosa las filas de graduados universitarios, que cada año suman cerca de 23.000 nuevos profesionales. Es periodista pero, es más importante decir que ha hecho periodismo (casi siempre) en temas económicos y financieros desde hace un buen rato.

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31