Para hacer bien sus finanzas sin números

Para a quienes como yo suelen perder el control de sus finanzas de tanto en tanto 


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Esto de manejar el dinero en realidad no tiene ciencia. Gastar o no gastar  bien es un hábito y cuando esa habilidad, orden, discernimiento y paz mental fallan, las cuentas se despedazan una y otra vez. Mejor parta de una base segura.

Tengo algo malo. Suelo tener mi registro de gastos, mi presupuesto quincenal, mensual y anual, tengo actualizados mis gastos  no recurrentes, pero en un par de semanas todo se puede desequilibrar ¡es tan frágil!

A modo de grupo de terapia una amiga me dice: “A mí ¢10.000 salidos del presupuesto me desajustan”. A mí también me pasa  y luego eso se convierte en avalancha.

Va de nuevo. Existe una nueva tendencia en nutrición que propone una escucha atenta, consciente y sin ruidos del propio cuerpo. Supone que el paciente debe estar atento para reconocer cuál emoción influye en su estómago, saber acariciar esa emoción y trabajarla de forma que deje de sentirse como hambre.

En el campo de las finanzas personales se puede hacer algo muy similar. ¿Cuál sentimiento ataca cuando se quiere gastar y no se debe? ¿Qué angustia cuando se sabe que los recursos son escasos? ¿Dónde y cuándo le pasa?

Suelo pensar que no tengo gastos emocionales, pero ayer mismo reconocí uno. Mi lugar de debilidad no son las zapaterías (eso piensan todos), es el supermercado.

Me gusta el momento de estar en la mesa y compartirla. No me gusta tener limitaciones  cuando tengo que ofrecer una comida. OJO: ¡Es mi momento para salir corriendo, respirar hacer una lista y volver!

Acalle la culpa. No haga ningún ruido de asco, no diga “Me odio”.  El conferencista Jeff Foster invita a reconocer los propios errores como hijos, a ofrecerles casa para que se acomoden bien, entren y duerman.

Reconocer, aceptar y partir de nuevo a la tarea de recuperar el buen hábito sobre bases más sólidas garantizará el éxito. Sabrá entonces que nunca como ahora está en el mejor punto de partida.

Es decir de poco sirve (no digo que nada) saber el rumbo y tendencia de las tasas de interés, el rendimiento de los fondos de inversión, sobre la baja o alta inflación y el rumbo del tipo de cambio, si no nos conocemos a nosotros mismos en nuestra relación con el dinero, que finalmente en mucho se parece a la relación con la vida.  

img-title-blogs author-image

1+1=3 Gabriela Mayorga

Gabriela Mayorga López es parte del 50% de la población de mujeres de Costa Rica, y del 55% que para este tiempo está en edad laboralmente productiva, ¡que así sea!. Es deudora y paga tasas de interés por una hipoteca y también por una tarjeta de crédito por tanto, es masa. Es parte del 40% de empleados del sector privado, del 27% de los ciudadanos que tienen entre 15 y 49 años, y engrosa las filas de graduados universitarios, que cada año suman cerca de 23.000 nuevos profesionales. Es periodista pero, es más importante decir que ha hecho periodismo (casi siempre) en temas económicos y financieros desde hace un buen rato.

Post por fecha

Agosto 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31