La riqueza del pobre


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

¿Usted ahorra, le alcanza el dinero para hacerlo? Si piensa que no puede ni para lo básico, se equivoca. No se engañe y sonría.

Es falso que con ahorro no se puede comprar todo lo que sí se puede adquirir con crédito. Lo cierto es que hasta las personas que reciben muy pocos ingresos tienen un gran potencial de riqueza, el paradigma esta cambiando: al ahorro es poderoso.

Empodérese. Esta noticia es esperanzadora: en el mundo, están en crecimiento los ahorros de las personas que ganan menos de $2 al día (unos ¢1.200). Ellos están ahorrando. Es decir, que cada vez más y más gente de muy pocos recursos, incluso hasta los muy muy pobres, que apenas perciben cerca de ¢36.000 al mes, pueden ahorrar. ¡Una gran lección! después de saberlo, no se atreva a decir que usted no puede.

¿Cómo lo hacen?. Se dieron cuenta de que ¢1 ahorrado vale mucho más que ¢1 prestado, o lo que es lo mismo la deuda empobrece y el ahorro enriquece. Es simple: si yo pido prestado ¢100.000 a 12 meses para comprar un electrodoméstico, terminaré pagando unos ¢30.000 adicionales (por costo de intereses y otros adicionales). Además, estaré estresada un año entero. Pensaré cada mes: –¿y si no puedo pagar la cuota, y si este mes no me alcanza, me llamarán, me cobrarán, me embargarán?–

Por el contrario, si ahorro esos mismos ¢100.000, no habrá costos adicionales por intereses y estaré libre de deudas, no habrá NINGÚN riesgo. Disfrutaré del uso del electrodoméstico sin costos adicionales y sin estrés.

El mundo entero ha ofrecido el crédito como la solución cuando en realidad se puede enfrentar los gastos con ahorro. Un ejemplo publicado por Poor Economics señalaba que en la India las mujeres piden préstamos en los que pagan tasas de interés del 24% anual para depositar ese dinero en cuentas de ahorro que ganan 4% anual ¿por qué esta locura?. Ellas quieren tener el dinero depositado para poder pagar el dote a sus hijas pero, no ahorran el dinero, lo piden prestado y además son buenas pagadoras.  A todas luces ellas están perdiendo un 20% de su riqueza.

No hay por dónde perderse, aprovéchese de que este país tiene buenos servicios financieros, abra una cuenta de ahorro y tenga la certeza absoluta de que ese colón ahorrado vale mucho más que un colón prestado. El resultado del ahorro siempre es riqueza, especialmente para las personas que menos tienen. Este es el nuevo paradigma de las microfinanzas, poco a poco todo el sistema (consumidores, vendedores, patronos, empleados, bancos y gobiernos) se están percatando de que es mucho mejor enseñar a ahorrar que ofrecer crédito.

img-title-blogs author-image

1+1=3 Gabriela Mayorga

Gabriela Mayorga López es parte del 50% de la población de mujeres de Costa Rica, y del 55% que para este tiempo está en edad laboralmente productiva, ¡que así sea!. Es deudora y paga tasas de interés por una hipoteca y también por una tarjeta de crédito por tanto, es masa. Es parte del 40% de empleados del sector privado, del 27% de los ciudadanos que tienen entre 15 y 49 años, y engrosa las filas de graduados universitarios, que cada año suman cerca de 23.000 nuevos profesionales. Es periodista pero, es más importante decir que ha hecho periodismo (casi siempre) en temas económicos y financieros desde hace un buen rato.

Post por fecha

Septiembre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
        1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30