Contra la satisfacción inmediata



  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Es aquí donde radica EL PROBLEMA, es en la satisfacción inmediata. Esta suele multiplicarse de forma tan acelerada como el deseo y es fácil darse cuenta que es adictiva

Si todo lo deseamos, vivimos insatisfechos. ¡Triste realidad! Así funciona el sistema económico, dominado por una minoría, que es determinante en la construcción del imaginario colectivo. Entonces, todos estamos bien convencidos que es bueno que a pesar de que esta minoría tiene sus necesidades primarias bastante bien atendidas, sigan consumiendo más siempre y de forma incesante.

¡Reconózcamoslo somos "felices" cuando aumenta el consumo!, este país exportador recibe dosis de positivismo cuando las noticias dicen que el consumo de Estados Unidos crece, el mundo entero goza del impulso de crecimiento que supone el mayor consumo..., aunque todo termine en un serio malestar estomacal (por el atracón). 

La razón de la atiborrada es que no sabemos dimensionar bien el tamaño de la porción, ya lo decía Adam Smith en su Paradoja al explicar por qué somos tan irracionales y le damos más valor a un diamante, que apenas y tiene utilidad, que al agua, que es tán necesaria. No se ocupa más para entender que ocupamos ayuda. 

Somos muy malos a la hora de estimar el grado de satisfacción futura que nos va dar el producto que recién estamos adquiriendo (somos más propensos a valorar la gratificación instantánea) y para rematar, solemos subestimar las dificultades futuras de satisfacer lo inmediato. Pero, todo esto tiene cura: si no lo NECESITA, no lo compre.  

Si la economia no es más que estas acciones concurrentes, colectivas y cotidianas de millones y millones de consumidores, ahorradores y productores. Tenemos en la billetera una responsabilidad global. 

¡Deseo que sea esta recién iniciada temporada de compras, un periodo de reflexión sobre el alcance de nuestro consumo!

img-title-blogs author-image

1+1=3 Gabriela Mayorga

Gabriela Mayorga López es parte del 50% de la población de mujeres de Costa Rica, y del 55% que para este tiempo está en edad laboralmente productiva, ¡que así sea!. Es deudora y paga tasas de interés por una hipoteca y también por una tarjeta de crédito por tanto, es masa. Es parte del 40% de empleados del sector privado, del 27% de los ciudadanos que tienen entre 15 y 49 años, y engrosa las filas de graduados universitarios, que cada año suman cerca de 23.000 nuevos profesionales. Es periodista pero, es más importante decir que ha hecho periodismo (casi siempre) en temas económicos y financieros desde hace un buen rato.

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31