La Izquierda Huérfana de Utopia


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

El derrumbe del socialismo real en la Unión Soviética y los países de Europa Central dejó sin punto de referencia a la izquierda costarricense,el Ideal histórico colapsó y con él la aspiración a una Nueva Sociedad y al Hombre Nuevo.  La ausencia de modelo concreto dejó viuda a la Revolución .



A finales de los años veinte del siglo pasado se fundó el  Partido Comunista Costarricense,tan solo una década después de la Revolución Bolchevique. El nuevo partido recogió las ansias de justicia social y promovió las reivindicaciones de los trabajadores bananeros y de sectores urbanos empobrecidos durante los años treinta.

En la década de mil novecientos cuarenta el PC de Manuel Mora promovió la  Reforma Social, junto con Rafael Angel Calderón Guardia y el Arzobispo Victor Ml Sanabria .Como consecuencia de la Guerra civil de 1948 sufrió persecusión y exilio,aunque no abandonó la lucha social , y experimentó luego la marginación social y la represión de la Guerra Fría.


Su estrecha relación con Moscú y su apoyo a la invasión de  Checoeslovaquia le apartaron  de sectores que querían socialismo con libertad.


Las diferencias entre  marxistas chinos y soviéticos tuvieron sus repercusiones entre la intelectualidad de izquierda que progresó vigorosamente en las universidades públicas y debatió las tesis sobre el rumbo del movimiento comunista internacional.


Las décadas de los años setenta y ochenta vieron una izquierda diferenciada, inmersa en luchas antimperialistas (ALCOA) y apoyando las revoluciones centroamericanas.El entusiasmo con  la revolución cubana,la solidaridad con el sandinismo triunfante en Nicaragua movilizaron el apoyo activo de sus militantes, y algunos ofrecieron sus vidas en el altar del sueño revolucionario.




Perestroika y Glasnost acabaron con los restos del estalinismo soviético en la Roma moscovita,el modelo inspirador desapareció,la economía centralmente planificada y el partido único colapsaron.Desvanecido el referente externo , la izquierda ,sin una vision crítica del movimiento comunista internacional y del marxismo,se quedó sin teoría y sin ejemplos prácticos.


Desapareció Vanguardia Popular en medio de querellas entre sus dirigentes históricos y en la década de los años noventa se dispersaron sus cuadros , la izquierda se vió envuelta en  la orfandad politico ideológica,el comunismo nacional se hundió junto con el comunismo ruso.

Desde una perspectiva histórica amplia hay que reconocer que estas organizaciones políticas han aportado  al desarrollo político costarricense. La articulación de demandas populares por justicia social,la búsqueda y defensa de la identidad nacional,la denuncia de elementos represivos y antidemocráticos en nuestro sistema politico son algunas de sus contribuciones.

Hoy subsisten algunos remanentes del comunismo original en el  Frente Amplio, los sindicatos y  las universidades. El comunismo realmente existente fue un fracaso económico y generó represion política,la ausencia de vision crítica sobre su desarrollo histórico quitó aliento y fuerzas a la izquierda costarricense.

El Frente Amplio es heredero de esta tradición comunista aunque no se defina como tal y condimente su propuesta política con una  activa militancia ambientalista (Crucitas).


A falta de modelo, la izquierda ,tanto la social (sindical, ambientalista, comunal) ha ejercido una especie de  funcion tribunalicia. El tribuno de la plebe en Roma tenía como meta proteger a las clases mas débiles frente a las arbitrariedades de los magistrados patricios,valiéndose de la  intercessio para detener e impedir órdenes,decretos,levas del Consul,decisiones del Senado,actividad que ejercía a petición del ciudadano o a iniciativa propia.


El tribuno era una institución del sistema,no buscaba crear un sistema nuevo.La función tribunalicia es similar,se trata de  protestar contra la dominación imperialista(No al TLC),denunciar al capitalismo neoliberal por egoísta,destructor del ambiente e injusto, y crucificar a los políticos del sistema por corruptos.

No hay un mensaje para la creación de un sistema económico social alternativo,como cuando el mundo se dividía en bloques.

Al observar los movimientos sociales y sindicales de los últimos años (Combo, traileros, No al TLC) se puede constatar la existencia de una conexión ideológica entre las posturas de la izquierda política y de la izquierda que toma las calles.Es necesario advertir que  no se trata de una conexión orgánica,pues el periódo posterior al TLC,mostró claramenta la incapacidad y división de estas fuerzas para aglutinarse electoralmente y  traducir la protesta social en fuerza política.


El movimiento del NO al TLC alcanzó un 48% en 2007,mientras que el Frente Amplio solo alcanza 68.987 votos en las elecciones parlamentarias (3,6%) en el 2010.

La fuerza política de este partido se ve multiplicada por la escogencia de  diputados activos e inteligentes como Merino y Villata,lo que les otorga un poder mas amplio que el derivado de un solo escaño parlamentario.Este poder se ha potenciado recientemente por su afinidad con los cinco diputados del PAC pertenecientes a la tendencia que se opone a Otton Solís y por su trabajo conjunto en temas como las uniones civiles de convivencia,la oposición a la reforma fiscal y la fertilización in vitro.



Su actitud frente a las alianzas con otros partidos,tanto en el parlamento como en el horizonte de las elecciones del 2014,revela  pragmatismo,frente al moralismo de Otton , pero también expresa una estrategia de acumulación de fuerzas que busca sumar sectores sin importar su procedencia política.

La creación de los  Comités Patrióticos con ocasión  del referendum en el 2007 muestra esta estrategia de  poder dual que pasa por el parlamento pero también busca generar fuerzas en la confrontación social,en la  Democracia de la Calle.





Salvo algunos casos aislados,la dirigencia de izquierda no ha enarbolado la bandera chavista del Socialismo del Siglo XXI,aunque los viajes de algunos dirigentes a Venezuela testimonian de sus simpatías por este proceso.



La izquierda costarricense no juega la carta antisistémica pero si la de la protesta radical, la Rebelión sustituye a la Revolución.


img-title-blogs author-image

Con Tino Constantino Urcuyo

Costarricense.  Abogado y Politólogo. Universidad de Costa Rica 1973.  Doctor en Sociología Política, Universidad de París 1979.  Director, Escuela de Ciencias Políticas, Universidad de Costa Rica (1979-1984).  Director Académico del Centro de Investigación y Adiestramiento Político Administrativo (CIAPA) (2003).  Catedrático de la Universidad de Costa Rica desde 1991.  Diputado a la AsambleaLegislativa (1994-1998).  Richard Greenleaf Distinguished Visiting Professor, Tulane University 2007.  Profesor Visitante, Universidad de Salamanca 2008.  Consultor Internacional para diversos organismos nacionales y extranjeros.

Post por fecha

Octubre 2016
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
          1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31