No es mi culpa, doña Zarela


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Es falso que yo solicité una entrevista con doña Zarela Villanueva, presidenta del Poder Judicial, para hablar sobre las “prioridades de su gestión”, como lo sostiene su asesora de prensa, Ana Lucía Vázquez, en un artículo publicado en EF.

El martes 24 de setiembre envié este correo a la Presidencia, el cual transcribo textualmente, y cuya copia puedo enviar a quien lo requiera:

“Buenas tardes, quisiera solicitarles una entrevista de 45 minutos con doña Zarella (sic) Villanueva. Abordaré el tema de sus primeros meses de gestión. A nosotros nos quedaría perfecto martes 1 o miércoles 2 de octubre, a cualquier hora.”

Nótese que nunca propongo hablar sobre “prioridades”. Eso lo agrega la asesora de prensa de doña Zarela, Ana Lucía Vázquez. Me gustaría que ella explicara, públicamente, por qué decide retocar ahora los motivos por los que solicité la entrevista.

A partir de ese correo transcrito, pasaron 16 días hasta la ejecución de la entrevista, que el Departamento de Prensa del Poder Judicial, en cuanto a mi concierne, utilizó para coordinación de la fecha y hora en que se llevaría a cabo, para nada más.

No se me solicitaron más detalles sobre la entrevista. No se agregaron acuerdos. Así quedó pactado el encuentro.

La entrevista la ejecuté la mañana del 11 de octubre.

Asumí, con buena fe y sentido común, que los asesores de prensa y quienes asisten a la magistrada entendían que por “el tema de sus primeros meses de gestión” de la Presidenta de la Corte Suprema de Justicia (nunca hablé de “prioridades”, repito)  en EF nos referimos a la gestión en administración de justicia. Se le buscó para hablar a fondo sobre tal materia, y sobre ninguna otra.

Alineado con esa premisa, todos los temas abordados el día que conversé con doña Zarela son de su competencia. Los tópicos tratados fueron: 1) salarios de la Corte, 2) el gasto del presupuesto en planilla, 3) la evolución del presupuesto, 4) el rendimiento decreciente del Poder Judicial pese a tal presupuesto creciente, y 5) qué se debe hacer ante tales rendimientos decrecientes.

Estos son temas atinentes a su gestión y también lo fueron de la extensa gestión del fallecido don Luis Paulino Mora. No hay novedades ni sorpresas.

Si algún argumento o planteamiento dentro de esos temas, a criterio de doña Zarela, no tiene sustento, ella tuvo, evidentemente, espacio para decirlo y defender sus propios puntos de vista en el momento de la entrevista. De hecho, ese era el fin de la conversación: debatir, comentar, opinar, retar, disentir, cuestionar.  Así se hizo. Sus apreciaciones quedaron consignadas y fueron publicadas.

Por todo eso, es un sinsentido alegar ahora falta de balance, no solo porque se trata de una entrevista--que por definición abre espacio, cara a cara, con el entrevistado--, sino porque los asesores de doña Zarela tuvieron 16 días para prepararse, indagar, solicitar aclaraciones y organizarse a lo interno sobre cómo iban a manejar esta entrevista. Yo no puedo dar explicaciones por esa forma de proceder a lo interno de la Corte, las tienen que dar ellos.

Quedemos claros: yo no impedí que los asesores de doña Zarela me solicitaran más detalles sobre la entrevista, si los consideraban necesarios. Tampoco impedí que doña Zarela invitara a la entrevista a sus asesores técnicos en materias en las que sentía la necesidad de algún apoyo (algo que otros funcionarios hacen con frecuencia). Ellos simplemente no lo hicieron por decisión propia y no es mi deber sugerirles cómo manejar sus asuntos.

No es mi culpa que, para justificar el creciente presupuesto judicial, la propia Presidenta de la Corte generalizara, incorrectamente, que la carga de trabajo en la Corte está incrementando (lo cierto es que la litigiosidad y casos entrantes se desaleceran desde el 2010). Tampoco que el uso de medidas alternas a los juicios se ha incrementado, cuando en materia penal, la materia que consume más del 50% del presupuesto judicial, han bajado.

Si doña Zarela y su asesora de prensa no manejaban los datos y tendencias básicas sobre los cuáles le solicité su opinión, quizás era mejor idea guardar silencio y reconocer desconocimiento, en vez de hacer afirmaciones incorrectas e imprecisas que ahora desean enmendar.

Finalmente, hago notar una contradicción clara. En un momento de la conversación doña Zarela plantea: “Sé muy bien cual es la política de nosotros...sé muy bien cuál es la política salarial...”. Además, dice “Voy a traerle los datos, si yo acabo de ir a la Asamblea, sobre los datos del presupuesto”. En esa segunda cita la magistrada se refiere a que días antes había ido a defender el presupuesto del Poder Judicial, del año 2014, ante los diputados.

Si ella conoce “muy bien” la política salarial del Poder Judicial y viene de presentar el presupuesto judicial ante la Asamblea Legislativa, ¿por qué ahora alegan sus asesores que estos temas la tomaron desprevenida?

En todo caso, el tema salarial representó apenas la quinta parte de las preguntas, y simplemente se le pidió su opinión sobre el argumento planteado.

Todo lo demás se basó en datos del décimo octavo Informe Estado de la Nación (2011), una publicación, que no es nueva, es de acceso público y cualquiera con el mínimo interés en administración de justicia debiera haber leído. Con más razón, si preside el Poder Judicial o si es asesora de comunicación de la Presidenta.

No asumo la culpa por lo sucedido, doña Zarela. Yo hice mi trabajo.

img-title-blogs author-image

Dataset Alejandro Fernández S. y Andrés Fernández

Alejandro Fernández S.: Soy periodista de datos de EF. Obtuve una licenciatura en leyes de la UCR y una maestría en análisis de políticas públicas de la Universidad de Chicago. Siga las actualizaciones de este blog en mi perfil de Facebook haciendo click acá.

Andrés Fernández A.: Soy economista de la UCR. En mis investigaciones me he especializado en temas de economía de la educación y desigualdad de ingresos.

 

Post por fecha

Agosto 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31