Su voto tiene precio (y es cada vez más caro)


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Yo lo veo así: cada ciudadano que no vaya a votar hoy, desperdicia $5,2 de los fondos públicos. Eso es como que cada abstencionista pase botando en un basurero ¢2.662 en este día de elecciones. Se desaprovecha la inversión que realiza el Estado.

Ese dato representa el monto estimado que gastará el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) por cada ciudadano registrado para votar. La cifra se obtiene de dividir todo el gasto en las elecciones presidenciales entre el total personas empadronadas. 

Quizás este dato convenza a algunos a ir a votar, junto al hecho de que sostener el procesos democrático electoral es cada vez más caro.

Como puede observarse en la gráfica,  del 2006 al 2014 el costo del voto en Costa Rica habría crecido 190%. Claramente, el costo de los procesos electorales crece a un ritmo mucho mayor que el número de personas en el padrón electoral.

El aumento de los costos es grande, y $5 por potencial votante parece alto, pero la misma imagen muestra que, al menos, otros países de América tienen procesos electorales más caros. Eso no necesariamente justifica el alto gasto en el proceso electoral costarricense, pero aporta contexto.

img-title-blogs author-image

Dataset Alejandro Fernández S. y Andrés Fernández

Alejandro Fernández S.: Soy periodista de datos de EF. Obtuve una licenciatura en leyes de la UCR y una maestría en análisis de políticas públicas de la Universidad de Chicago. Siga las actualizaciones de este blog en mi perfil de Facebook haciendo click acá.

Andrés Fernández A.: Soy economista de la UCR. En mis investigaciones me he especializado en temas de economía de la educación y desigualdad de ingresos.

 

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31