Las recomendaciones de la OMS en actividad física para niños y adolescentes es de 60 minutos diarios

Por:  8 septiembre, 2013
ejercicio, niños, isa
ejercicio, niños, isa

Hubo una época en que correr era parte de la diversión, en que saltar suiza no era un ejercicio de cardio sino un juego; una época en que andar en bici no era un entrenamiento y en que tener que estar sentado era EL castigo.

Hoy, cuando tres de cada 10 niños de Costa Rica tienen obesidad, queda claro que ya no es esa época: es una en que “ir a jugar afuera” es llevarse el celular al patio y en que jugar adentro es encender la compu o el Wii.

La clase semanal de educación física parece no estar siendo suficiente en muchos casos; sobre todo, si se toma en cuenta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a niños y adolescentes realizar 60 minutos diarios de actividad física de intensidad de moderada a  vigorosa. (Sí, leyó bien: diarios; no, semanales; y sí, leyó bien: intensidad de moderada a vigorosa).

¡Y eso es lo mínimo! De acuerdo con Margarita Claramunt, coordinadora de la Red costarricense de actividad física y salud (Recafis) del Ministerio de Salud, la actividad física por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para el bienestar físico y mental, en términos de salud ósea, mejor funcionamiento de los sistemas cardiorrespiratorio y muscular y menor riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles, como la diabetes.

“La actividad física diaria debería ser, en su mayor parte, aeróbica. Convendría incorporar, como mínimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos”, sostuvo Claramunt.

Pero, por favor, padres de familia, no vayan a obligar a sus hijos a correr la milla todos los días ---mucho menos si ustedes no dan el ejemplo---.

Pueden, más bien, instarlos a jugar afuera (sin celular en mano), integrarse a algún club o a algún equipo para realizar deporte, desplazarse a pie o en bicicleta por el barrio… Hay muchas opciones de actividad física que son placenteras y seguras.

Actividad física no es necesariamente “ejercicio” como tenemos usualmente en el imaginario (correr y alzar pesas); actividad física es poner al cuerpo en movimiento, solo o en compañía.

¿Pesas? No es tan recomendable porque puede limitar el crecimiento, sobre todo si son ejercicios que comprimen la columna, como hacer sentadillas con una barra sobre los hombros. Lo mejor será que hagan ejercicios funcionales disfrazados de juegos y deportes.

Y mi última recomendación en este día del niño: den el ejemplo. Hubo una época en que el ejercicio no era algo que nos obligaban a hacer, sino, algo que nos divertía hacer. ¿Se acuerda? Lo invito a hacer esa saludable regresión.