Solo tenemos un par; no hay un reemplazo como para decir "voy a ponerme mis piernas de correr y luego, las de hacer sentadillas". Así que si las cansa en una cosa, no tendrán la misma fuerza para hacer otra. Así de simple.

Por:  28 abril, 2014
pesas, gimnasio, bíceps
pesas, gimnasio, bíceps

Comúnmente se ha dicho que el ejercicio cardiovascular debe realizarse antes del de contrarresistencia para que las fuerzas del cuerpo no se vean mermadas y que no se afecte el potencial de adaptación biológica al estímulo del peso aplicado.

Un estudio de la Universidad de Jyväskylä en Finlandia demostró que, efectivamente, hacer el ejercicio aeróbico antes del ejercicio con pesas afecta el tiempo de recuperación y reduce las respuestas anabólicas que permiten la adaptación muscular en los primeros días; sin embargo, determinó también que esta diferencia inicial desaparece después de 24 semanas de entrenamiento.

En sus resultados, los científicos determinaron que entrenar de esa manera, combinando los ejercicios de cardio con los de pesas, puede lograr mejoras significativas en la condición física y en la masa corporal magra, que es ese musculito sin grasa que tanto queremos.

Así que realizar estas combinaciones en el gimnasio no es contraproducente.

“Como no se observaron diferencias entre los dos grupos de participantes, estos resultados indican que el orden no parece afectar las adaptaciones al entrenamiento a largo plazo”, afirmaron.

Sin embargo, en un comunicado recomendaron precaución a los que tienen este tipo de sesiones de entrenamiento superiores a los 120 minutos cada día o que se ejercitan de esa manera más de tres veces por semana.

¿Por qué?

Cuando ejercitamos un músculo a conciencia, queda fatigado, sea si el ejercicio lo hacemos con pesas o si lo hacemos a puro movimiento.

Un músculo fatigado y débil va a tener menos fuerzas para levantar peso o para moverse correctamente y un ejercicio realizado con una técnica incorrecta, no solo no es efectivo, sino que puede ocasionar lesiones.

Solo tenemos dos piernas, dos brazos, una sola espalda and so on. No hay un reemplazo como para decir “voy a ponerme mis piernas de correr y luego, las de hacer sentadillas”. Solo tiene un par y si las cansa en una cosa, no tendrán la misma fuerza para hacer otra. Así de simple.

Así que si le toca hacer repeticiones de fuerza máxima, en las que requiere levantar casi todo el peso que es capaz de aguantar, mi recomendación es que no haga una sesión intensa de cardio antes, que lo lleve hasta la fatiga, sino un calentamiento breve que le permita aumentar la temperatura corporal y lubricar articulaciones.

Etiquetado como: