En redes sociales de Carobicos, El Financiero y La Nación preguntamos a los seguidores qué remedios caseros utilizaban durante las competencias para la hidratación y la recuperación y luego consultamos a dos nutricionistas deportivas Catalina Miranda y Gabriela Fernández qué opinaban al respecto.

Por:  14 julio, 2014

Si han tenido la oportunidad de ir a alguna carrera o competencia deportiva de larga distancia (como atletas o como espectadores) o de conversar con sus participantes habrán notado muchas “curiosidades” que se ven ahí: desde los geles e hidratantes en caramañola hasta las hieleras cargadas con “las frías para después”.

En redes sociales de Carobicos, El FinancieroyLa Nación preguntamos a los seguidores qué remedios caseros utilizaban durante las competencias para la hidratación y la recuperación y luego consultamos a dos nutricionistas deportivas Catalina Miranda y Gabriela Fernández qué opinaban al respecto.

Esto fue lo que nos dijeron:

Remedio casero

Ventaja

Desventaja

Gaseosas sin gas

Aporta energía durante eventos largos.

Puede servir para refrescarse y cambiar un poco el sabor de otros líquidos.

La concentración de azucares es muy alta lo que puede ocasionar problemas gastrointestinales.

No aporta electrolitos.

Cerveza sin alcohol

Aporta carbohidratos por lo que puede contribuir a la recuperación.

No aporta cantidades significativas de electrolitos.

Su consumo se debe complementar con proteína.

Leche sola o con chocolate

Contribuye a rehidratar y a la recuperación. Aporta algunos electrolitos (165mg de sodio, 400mg de potasio, 300mg de calcio y algo de magnesio).

Posee grasa y proteína lo que estimula la retención de líquido.

Jugo de remolacha con zanahoria

Sirve como acelerador de la recuperación por las propiedades antioxidantes que se tienen.

La remolacha puede contribuir a aumentar el rendimiento deportivo.

Es mejor usarlo de forma crónica y por lo menos 2 horas postejercicio.

Si el jugo proviene de remolacha y zanahoria crudas, la presencia de carbohidratos no digeribles puede ocasionar flatulencias y molestias gastrointestinales.

Además, si están crudos, la digestibilidad es menor, y un deportista después de una competencia o entrenamiento duro tiene su capacidad digestiva comprometida por lo que podría no tolerarlo.

Su consumo se debe complementar con proteína.

Jugo de tomate

Aporta baja cantidad de carbohidratos, y 6 onzas, algunos electrolitos (417mg de potasio y apenas 20mg de sodio).

Es una fuente extraordinaria de antioxidantes y ayuda acelerar el proceso de recuperación.

Es un alkalinizante, por lo que ayuda a disminuir la acidosis por ejercicio.

No estimula la retención de líquido por lo que no sirve para rehidratar.

Baja la presión por lo que no se puede usar en personas con presión baja.

Su consumo se debe complementar con proteína.

Jugo de dos naranjas, una yema de huevo y una cucharadita de miel de abeja

Aporta carbohidratos, vitaminas y antioxidantes.

El huevo aporta proteína pero no se recomienda consumir huevo o alguna parte de él de forma cruda para evitar problemas de intoxicación alimentaria.

Aporte de sodio es muy bajo y aporta exceso de potasio por lo que no permite recuperar suficientes electrolitos de manera óptima.

No estimula la retención de líquido. Baja la presión por lo que no se puede usar en personas con presión baja.

Agua de pipa

Contiene carbohidratos y potasio por lo que puede funcionar como hidratante si se le añade además sal.

Miranda, quien además es atleta de alto rendimiento, recordó que las bebidas para la recuperación deben aportar tres componentes fundamentales: carbohidratos, proteínas y electrolitos.

Los primeros sirven para recupera las reservas de glucógeno, las segundas, para reparar fibras musculares y estimular nuevo tejido muscular y los electrolitos (sodio, potasio, calcio y magnesio) porque son sales que se pierden al sudar.

Y si estos no sirven, ¿cuáles sí? ¡En las próximas semanas les digo!

Etiquetado como: