Tengo una idea. ¿Qué hago?


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Miles de ideas de emprendimiento mueren cada día por abandono.  Algunas desaparecen sin dejar rastro alguno mientras que otras sobreviven días o meses a pesar de la negligencia. 

Pero seguramente su idea es diferente.  Es novedosa o tiene una ventaja increíble. Con su idea podría crear algo maravilloso.

Si su idea es una de esas ideas del millón de dólares, pasará por tres etapas para convertirla en un emprendimiento exitoso…. 

Etapa 1 – asigne el valor

La primera etapa es aceptar que aunque tenga la idea del millón, la idea como tal solo equivale a los primeros $20 del valor. Los otros $999.980 dependen de su visión y la capacidad de ejecución que pueda desarrollar alrededor de la idea. 

Su idea es una semilla. Su valor se define por lo que resulte de ella. 

Puede reconocer que es una buena idea/semilla e ignorarla y dejarla morir (valor=0).  Puede invertir todo su tiempo protegiendo la idea y soñando sobre lo que podría ser (valor=0).  Puede venderla a otros que quieran hacerla crecer (valor=$20, quizás $40).  O, puede decidir emprender, dedicar todo el esfuerzo posible para generar las condiciones de germinación y crecimiento, abonándola para que se convierta en algo más (valor potencial=$999.980 pero incierto). 

En esta primera etapa debe decidir qué valor le quiere asignar a su idea. Esto le permitirá entender el costo de su inventario, la segunda etapa.

Etapa 2 – invierta en el inventario

Ya sabe que tiene muchas opciones de qué hacer con su idea. Si decidió que su idea sí parece ser la idea del millón debe invertir en el inventario para crear el contexto correcto. 

Muchos de los emprendedores más exitosos llegan al éxito a pesar de su idea o simplemente construyendo sobre las ideas de otros. Se enfocan en sumar ideas y desarrollar la capacidad de ejecución.  Inician con un análisis de la información y de la capacidad real que tienen para ejecutar.  Invierten en su inventario. 

Invertir en el inventario significa dedicar todo el tiempo necesario para entender los factores que influirán en sus probabilidades de éxito.  Un buen inventario de información reducirá los factores que pueden frenar su idea en la ejecución. Esta etapa por lo general incluye dos inversiones significativas:

Invertir en la pregunta más importante.  La pregunta más importante no se enfoca en su idea, más bien se enfoca en el mercado y sus clientes potenciales.  ¿El mercado verdaderamente valora el producto o servicio que quiere ofrecer?  Debe invertir para hacer esa pregunta diez veces, cien veces… todas las veces que sea necesario para entender el valor que percibirían de su producto o servicio, para afinar su propuesta de valor.  Compartir la idea con compañeros, amigos y familiares es un paso importante porque puede ofrecer retroalimentación valiosa a un bajo costo, pero considere también las respuestas de quienes no tienen una inversión emocional en su pregunta.  

Invertir en el inventario propio. Concebir la idea no es lo mismo que iniciar el emprendimiento.  La habilidad de generar ideas, detectar ineficiencias o anticipar tendencias en el mercado es una habilidad muy útil, pero no se parece a la habilidad que se requiere para crear una empresa. Debe de tomar inventario de sus propias habilidades para entender cómo priorizar sus pasos en la tercera etapa.

Etapa 3 – ponga el acento en la ‘A’

Jorge Rivera, Director Creativo de la Semana Global de Emprendimiento en Costa Rica, utiliza una herramienta llamada IDEAframe® como el marco para poner una idea en acción.  Describe el proceso en cuatro pasos: Iniciar, Detonar, Enganchar y Accionar.  Puede ver todo el detalle en su presentación de TEDx, Cómo Iniciar Una Revolución de Pensamiento Creativo, pero la lección más importante en este contexto es que si quiere elevar el valor de su IDEA debe resultar en una acción. 

Poner el acento en la “A” es convertir su idea en un verbo, una acción.

Su idea es la inspiración del momento, pero no lleva suficiente energía aún para crear.  Debe agregarle unos pasos que generen ímpetu. 

Utilice su inventario de respuestas y el inventario de habilidades para identificar sus primeros pasos de la forma más simple y más concisa posible.  Crear la lista y tomar esa primera acción transformará el valor potencial de su idea de 0 a un millón.

La ruta del emprendimiento apenas inicia.  En el siguiente artículo de este blog exploraremos cómo comenzar a emprender.

De idea a emprendimiento global

Al igual que la mayoría de emprendimientos, la Semana Global de Emprendimiento (Global Entrepreneurship Week) también comenzó con una idea.  La idea surgió en forma de pregunta… ¿Puede existir un movimiento mundial para inspirar a la gente a dar rienda suelta a sus ideas y tomar el siguiente paso en su trayectoria emprendedora?

Seis años después, la idea es una realidad.  Se convirtió en un emprendimiento social. La Semana Global del Emprendimiento existe en más de 135 países, incluyendo Costa Rica, y cada noviembre une los esfuerzos de emprendedores, instituciones del gobierno, sector privado, estudiantes, y más de 7 millones de personas alrededor del mundo para inspirar y celebrar el emprendedurismo. Puede conocer más en http://gewcr.com o en el sitio global http://www.unleashingideas.org

img-title-blogs author-image

La ruta emprendedora Andrés Riggioni y Alejandro Brenes

Alejandro Brenes: Emprendedor apasionado. Alejandro es parte del equipo Yo Emprendedor, socio fundador de Enertiva Costa Rica, Director de la Semana Global de Emprendimiento en Costa Rica y Global Shaper del Foro Económico Mundial.

Andrés Riggioni: Catalizador de mercadeo y emprendedor. Andrés lidera el equipo GIZN. Es Director de Mercadeo para la Semana Global de Emprendimiento en Costa Rica y ayuda a PYMEs y emprendedores a desarrollar sus propios sistemas exitosos de mercadeo.

Post por fecha

Agosto 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31