INTERMEDIARIOS DE SEGUROS

El legado profesional del intermediario de seguros

Ayer se conmemoró el día del agente de seguros y, de nueva data, del corredor de seguros.  Ante el esfuerzo de conocer un poco su historia, me atreví a realizar una reseña de estas figuras.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Ayer fue un día de conmemoración principalmente para los agentes de seguros y, de nueva data, para los corredores.  En esencia, siempre se ha celebrado el día del Agente de Seguros pero el devenir del mercado ha consolidado 2 figuras de un mismo segmento (intermediación de seguros) pero con filosofía distinta: los agentes de seguros y los corredores de seguros.

Por qué no recordar su existencia, esta figura es mucho más antigua que el propio monopolio de seguros que existía en nuestro país.

Ante el esfuerzo de conocer un poco su historia, me atreví a realizar una reseña histórica de estas figuras, tanto en el plano internacional como en el doméstico, sobre la base de un artículo inédito de mi autoría.

Antecedente histórico internacional general.

Como breviario de la historia de la intermediación de seguros, resulta poco verificable un momento exacto en que nace la figura del intermediario de seguros, remitiéndose su figura a la época del comercio marítimo y la necesidad de cobertura para los riesgos del mar que generaban para los inversionistas una incertidumbre de sus financiamientos realizados sobre las expediciones, naciendo así el seguro marítimo y con éste el que hipotéticamente figuraría como mediador en los “préstamos a la gruesa” entre el armador y los prestamistas.

La historia robustece a esta figura con una serie de eventos que provocan una colocación masiva del seguro en diferentes sitios, como fue el incendio de Londres de 1666, debiendo desarrollarse el seguro contra el riesgo de incendio, creándose entonces una serie de compañías que requerían de intermediarios para la colocación de dicho seguro, entre ellas: Fire Office en 1681, Friendley Society Fire Office en 1683.

Otro foco del gran desarrollo del intermediario de seguros se dio en el año de 1688 con el famoso café de Edward Lloyd en la calle Tower, reconocido como el centro de mayor reputación relativo a las noticias marítimas, llevando a los mercaderes, capitanes, armadores y banqueros a reunirse ahí para entender lo que pasaba en el comercio lo que generó el germen del “underwriting” o suscripción de cobertura de seguro en ese sitio; claro, a través de mediadores los banqueros o acaudalados personajes buscaban colocar su dinero para la protección de expediciones, mercaderías y barcos ante los riesgos del mar, algo que por el otro lado necesitaban los cubrir los emprendedores.

Con el pasar del tiempo y el desarrollo de los mercados, la figura prepara su consolidación legal hasta llegar a lo que tradicionalmente conocemos como son los agentes, las agencias, los corredores y sociedades corredoras; figuras con matices, definiciones y potestades que varían de legislación en legislación pero que la nuestra buscó estandarizarse sobre la base de los principios rectores de supervisión de la Asociación internacional de Supervisores de Seguros (IAIS por sus siglas en inglés).

Pero la historia no queda detenida.  Ante el desarrollo de nuevos sistemas de interacción entre comerciantes y consumidores, el mercado asegurador busca alternativas de colocación del seguro a través de medios no-tradicionales que intentan penetrar en nichos de mercado en los que las figuras tradicionales no lograron, estas figuras son identificadas principalmente con el fenómeno de la “banca-seguros”, alternativa de intermediación no-tradicional que ha procurado abrirse un espacio importante en la dinamización del mercado asegurador.

Antecedente histórico en Costa Rica

Antes del monopolio de seguros de 1924:

Sin embargo, en Costa Rica no existe tampoco una data exacta de la existencia de intermediarios de seguros, solo unos resabios en apuntes de 1924, donde se deja entrever que antes del monopolio de seguros, efectivamente existían agentes de seguros que habían venido forjándose a través de las compañías de seguros que existían en el momento:

“En cuanto a la parte que corresponde a los Agentes, no veo cómo habría de ser imposible para nuestros jóvenes, la adquisición de cualidades que han revelado en otros ramos de agencias y comisiones.  Las mismas Compañías de Seguros se valen de nuestros conciudadanos para conseguir los contratos y sin necesidad de recurrir al exterior encontraremos el núcleo necesario en los mismo Agentes y empleados que hoy tienen las Compañías en nuestro territorio para constituir un ejército de agentes tan numerosos y eficiente como se requiera [Artículo que redacta don Tomás Soley Güell y se publica en el diario “La Tribuna”, el 24 de setiembre de 1924: BANCO NACIONAL DE SEGUROS, “El Proyecto, Discusión de prensa, discusión en el Congreso, la Ley y su Reglamentación”, Editorial Costa Rica, San José, 1973, página 41]

 Después del monopolio de seguros de 1924 hasta 1995:

Consideramos así que en Costa Rica la historia del intermediario de seguros surge formalmente a partir de la constitución del monopolio de los seguros, específicamente con la designación de los primeros agentes de seguros mediante la sesión del 23 de noviembre de 1925 [MONGE ALFARO (Carlos), “Nuestra historia y los seguros”, Editorial Costa Rica, San José, 1974, página 505], donde la directiva del ya constituido Banco Nacional de Seguros, nombra a sus primeros agentes de seguro. 

El devenir de la industria monopólica ha traído consigo algunos cambios menores en los esquemas con los agentes de seguros, se habla de distintas figuras como:

  • El agente solicitador de seguros, que estuvo de 1925 a 1950.
  • El agente con relación laboral que se ha mantenido desde 1951 hasta la fecha.
  • El agente a sueldo fijo que estuvo en una época corta, de 1975 a 1978.

Las Agencias comercializadoras de seguros que van desde 1995 hasta el 2008:

La principal razón de seguro de estas figuras jurídicas fue la de lograr evitar los problemas del pasivo laboral que tanto sufrió el Instituto Nacional de Seguros bajo las figuras anteriores, que depararon en sentencias judiciales de cuantiosas sumas de dinero que debió pagar el INS; por otra parte, este cambio se interpretaba como una influencia por las: “corrientes desmonopolizadoras que veían en este cambio un avance hacia la privatización, al menos en la gestión de ventas y otros servicios” [INSTITUTO NACIONAL DE SEGUROS, “Reseña Histórica, La comercialización de seguros en Costa Rica”, Instituto Nacional de Seguros, San José, 2003, página 22]; fue cuando, mediante acuerdo XVI de Sesión de Junta Directiva número 7978 del 29 de mayo de 1995, es que se acuerda solicitar a la Contraloría General de la República la autorización para la contratación directa de los comercializadores de seguros. [ídem.]

Estas llamadas “Agencias Comercializadoras de Seguros” eran conformadas por agentes de seguros y una estructura administrativa algo más desarrollada en la que buscaba el INS una manera de delegar ciertas funciones que venía haciendo hacia este tipo de agencias, con el objetivo de hacer más eficiente la operatividad del seguros, por ejemplo, existía la posibilidad aceptación de riesgos, expedición de pólizas, departamento de reclamos, entre otros aspectos que evitaban un tráfico muy alto de documentos hacia el INS para poder expedir formalmente la póliza de seguros, siendo esta de carácter solemne, es decir, que su validez dependía de su expedición.

La consecuencia natural de este cambio en el esquema, surge el gremio de las agencias comercializadoras, constituyéndose el 04 de junio de 1996 la Cámara Nacional de Empresas Comercializadoras de Seguros (CANECOS), hoy día convertida en la Cámara de Intermediarios de Seguros (CIS).

Ley Reguladora del Mercado de Seguros a partir de Agosto de 2008 hasta la fecha:

Una vez entra a regir esta nueva normativa, se detona uno de los transitorios de la Ley, denominado “TRANSITORIO V.- Acreditación de agentes de seguros”, donde se permitía una transición automática al registro de la Superintendencia General de Seguros y se otorgaba un plazo de seis meses para ajustar sus estatutos (corrección del nombre y del objeto social).

Además, la normativa empieza a tutelar dos figuras nuevas en el mercado de seguros:

  • Sociedades Corredoras de Seguros.  La primera en surgir a la vida jurídica data del 16 de abril del 2009.
  • Operadores de Seguros Autoexpedibles. El primer Operador de Seguros Autoexpedibles fue registrado el 23 de diciembre del 2010, siendo una institución financiera, no siendo coincidencia porque este esquema de intermediación es similar al conocido “banca-seguros”.

Felicitaciones a los agentes de seguros y a la Cámara de Intermediarios de Seguros por su determinación a lo largo de estos años, en procura de una figura profesional, capacitada, ética y sobre todo abanderados por la culturización del seguro en la sociedad costarricense.


 

img-title-blogs author-image

Mercado Seguro Said Breedy

Said Breedy, abogado costarricense experto en Derecho de Seguros, graduado por la Universidad Escuela Libre de Derecho y con un posgrado en Derecho de Seguros por la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia.

Es asesor legal en la industria aseguradora con más de 15 años de experiencia en el sector. Socio fundador de la firma legal FINLEX.

Autor del libro "El Contrato de Seguro: Principios Generales, Derecho Comparado, Legislación Costarricense".

Profesor invitado en distintas universidades para impartir cursos sobre Derecho de Seguros y el Contrato de Seguros, así como en el Colegio de Abogados y Abogadas de Costa Rica. Conferencista y escritor en foros y revistas nacionales e internacionales.  Miembro fundador de la Asociación Costarricense del Derecho de Seguros y las Fianzas (ACODES) capítulo Costa Rica de la Asociación Internacional de Derecho de Seguros (AIDA).

Post por fecha

Diciembre 2016
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
      1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31