Banderazo de salida a la elección 43: la previa de los candidatos presidenciales


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Se trata de la elección 43 del Presidente de Costa Rica, la 16 de la Segunda República. Puede ser la más concurrida desde el punto de vista de participantes, con 15 partidos inscritos, superando el 2002, cuando 13 aspirantes corrieron por la silla de Zapote, pero es la primera con un padrón nacional de 3 millones. Sin embargo, de este grupo de candidatos solo un puñado arrancó visibilizados por las primeras encuestas. Un pequeño repaso de sus ventajas y desventajas muestra un pelotón muy variado y singular.

Punto de partida: Por primera vez en la historia de la Segunda República (16 elecciones) pareciera que un partido tiene posibilidades de ganar tres elecciones consecutivas. No es que fuera algo improbable: el PLN coqueteó con esa posibilidad dos veces (1970 y 1974, y 1982 y 1986) y el PUSC una vez (1998 y 2002), pero al final no lo pudieron concretar. Ahora el PLN arranca como el consentido de las encuestas, pero el panorama todavía no está definido: hay más de un millon de indecisos o votantes volátiles.

Johnny Araya, PLN: el líder vulnerable: El exalcalde de San José tiene su primera incursión nacional, luego de su precandidatura del 2010. Logró superar el reto de las corrientes internas del PLN vinculadas a expresidentes, un arismo en el que el exministro Rodrigo Arias que no logró heredar el respaldo del expresidente Oscar Arias, y el figuerismo con un José María Figueres fuera de forma tras su "exilio" europeo. Ambos midieron el terreno y prefirieron no concursar. Desde entonces, Araya lidera las encuestas y se presenta como el favorito, ante un collage de partidos de oposición que no logran despegar.

Ventajas: Su liderazgo en las encuestas. Tiene el partido más organizado, con mejores posibilidades de lograr financiamiento. Si se mantiene el nivel de abstencionismo, eso lo beneficia. La oposición está fragmentada y no hay un rival claro para desafiarlo.

Desventajas: Enfrenta el lastre de la impopularidad de la actual administración del PLN, y de buscar ese esquivo tercer mandato consecutivo. Parece haber alcanzado un techo en las mediciones; si hay votantes que se deciden de última hora, pareciera más factible que vayan a la oposición. También sus 25 años en la alcaldía de San José tienen doble filo: puede presentar lo que hizo, pero también acumula desgaste y reclamos que deberá eludir. Además, no se debe olvidar que su nicho se concentró en San José, y no desarrolló una estructura similar en el resto del país.

Rodolfo Hernández, PUSC: el doctor que receta pasado: Llegó a la candidatura con base en su trayectoria pública en el Hospital de Niños y sin militancia política, se le ha proyectado como El Doctor, en referencia a la mitología básica del calderonismo: el doctor Calderón Guardia; un segundo José Joaquín Trejos que viene de fuera de la política. Ser un outsider de la política puede ser ventaja cuando hay malestar con la clase dirigente, pero puede ser un problema para moverse.

Ventajas: Su segundo lugar en las encuestas le permite tratar de posicionarse como el retador de la oposición, ante Araya. Su trayectoria en el Hospital hacen que tenga una buena imagen ante la opinión pública. Después del PLN, el PUSC tiene en este momento la mejor estructura partidaria.

Desventajas: Presentado por el expresidente Rafael Ángel Calderón como el nuevo Trejos, ha tenido problemas para quitarse la sombra de ser ficha del calderonismo. Su falta de experiencia política lo ha llevado a cometer errores como solicitar un salario para ser candidato, y que cuatro dirigentes de peso (Jorge Guardia, Rolando Laclé, Danilo Chaverri y Gonzalo Fajardo) dejaran su comando de campaña en la víspera de la convocatoria oficial a elecciones es poco alentador. Y el PUSC está lejos de haberse recuperado luego del tsunami que lo golpeó con los procesos judiciales contra sus expresidentes Calderón y Miguel Ángel Rodríguez.

Otto Guevara, Movimiento Libertario, el candidato perpetuo: Guevara va por su cuarta nominación presidencial, y en forma simultánea, la segunda diputadil. Con eso, está solo a una de empatar a Jorge González Martén, que fue cinco veces candidato presidencial, el record en la historia de la Segunda República. Mantiene su estandarte libertario de defensa del mercado, y sigue siendo el rostro de la derecha tica.

Ventajas: Tiene experiencia y es el candidato más conocido. No debe darse a conocer y puede usar esto en debates. Es buen orador y sabe cómo alcanzar teclas claves en la audiencia y en prensa.

Desventajas: Su partido se encuentra bajo fuego, fue con el que la fiscalía inició los procesos por manejo de fondos en la pasada campaña, y la fracción legislativa prácticamente se consumió con divisiones internas. Su doble nominación pareciera lanzar el mensaje de que descontó la carrera presidencial y que su objetivo es la Asamblea Legislativa. Ser el representante de un partido de derecha en un país que se identifica como centrista le dificulta lograr votos.

José María Villalta, Frente Amplio, el invitado inesperado: El diputado del Frente Amplio apareció en las encuestas, rompiendo el dominio que tenían dos partidos tradicionales (PLN y PUSC) y los dos retadores tradicionales de las últimas campañas (PAC y Libertario). Es el rostro de la izquierda que irrumpe en las mediciones.

Ventajas: Es enérgico y ha logrado proyección en la Asamblea Legislativa. Su agrupación podría ser la más atractiva para nichos como los ambientalistas. Su juventud puede ser una ventaja con nuevas generaciones, siempre que lo perciban como izquierda moderada y no radical.

Desventajas: Su partido es el que tiene menos trayectoria y estructura, de los que se mencionan en la liza. Su juventud es arma de doble filo, en el sentido de que puede remitir a poca experiencia para el cargo que se postula. Sus posiciones en la Asamblea Legislativa le pueden acarrear rechazo en sectores moderados. Ser el representante de un partido de izquierda en un país que se identifica como centrista le dificulta lograr votos.

Luis Guillermo Solis, PAC, un Solís desconocido al relevo: Toma el relevo de Ottón Solís, como el primer candidato presidencial que no es el fundador del partido. Tiene el enorme reto de darse a conocer en poco tiempo y conquistar a un electorado desconfiado.

Ventajas: Tiene experiencia política y puede hacerla valer en debates. Logró el golpe político de ponerse al frente de reducción transitoria de deuda política. Lo favorece haber vencido en el PAC sin que lo detectaran las mediciones: puede apostar a ser el factor sorpresa.

Desventajas: Es prácticamente un desconocido para la mayoría de la opinión pública, y el PAC no tiene una gran estructura para catapultarlo. Esto es un problema serio cuando se está tan atrás en las encuestas: dificulta obtener el voto prestado, entusiasta, que acompañó al PAC en las otras campañas. Las propuestas del PAC siguen siendo poco potables para algunos sectores, que las perciben como estatistas o ancladas en el pasado. Haber sido secretario general del PLN puede ser un lastre para el partido que busca desbancar al PLN.

img-title-blogs author-image

Poli-tica Mario Bermúdez

Periodista. Fue redactor de la revista Rumbo (1990-1997) y el periódico La República (1997-2003) en los que incursionó en la cobertura de temas políticos. Ingresó a EF en noviembre del 2003, en la sección de Economía y Política. Actualmente es editor de Economía, Política y Tecnología.

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31