El dilema existencial de Epsy Campbell


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Ser o no ser... igual a Ottón Solís. He ahí el dilema de Epsy Campbell durante su campaña electoral. O, por el contrario, ser todo lo más diferente que se pueda a Solís. Lo demás, incluso su lema de evitar el continuismo y sacar al PLN de Zapote, debería ser secundario.

Si Campbell logra ganar suficiente apoyo en la oposición, quienes deseen bloquear un tercer gobierno consecutivo del PLN se le sumarán naturalmente. Asi que su primer reto, el más importante, es consolidar una imagen que le permita traducir las simpatías en apoyo electoral. Me explico: cuando Óscar Arias fue candidato por segunda vez, algunos creyeron que iba a arrasar en las urnas, porque tenía niveles de simpatía en las encuestas por encima del 80%. Pero una opinión positiva no siempre se traduce en la intención de votar por una persona. Arias apenas rozó el 40% de los votos válidos.

Campbell ha aparecido en las mediciones como la persona con mayores menciones para alcanzar la candidatura del PAC y enfrentar al PLN. Pero eso es solo una expectativa que ahora, como candidata, deberá justificar. Y eso pasa por una decisión complicada.

El PAC ha tenido problemas para lograr un candidato visible en las encuestas, por la gran influencia que ejerció Ottón Solís en la conformación y la identidad de ese partido. Fue su cruzada contra la política tradicional la que le valió cosechar apoyos, así que mantener esta bandera ondeando puede depender en gran parte de recuperar esa esencia ottonista de rebeldía contra el sistema herrumbrado, de reivindicar las posiciones éticas y valores costarricenses de antaño.

Sin embargo, ser demasiado parecida a Ottón Solís podría ser un problema. Después de todo, aun con el impulso de representar una fuerza de protesta, Solís no logró la Presidencia en tres intentos. Y no olvidemos que hay sectores a los que Solís los asusta mucho, o los ha desilusionado, tras la erosión de tres campañas a cuestas.

A esto debemos sumar que Campbell surgió en el PAC bajo el alero ottonista, y se convirtió en una de sus piezas claves: durante su paso por la Asamblea Legislativa fue la jefa de fracción que enfrentó la disidencia del grupo de diputados encabezado por Humberto Arce en el 2003, y ascendió a la presidencia del PAC en el 2005, para suceder a Solís. E incluso acompañó a Solís en la fórmula presidencial del PAC en el 2006.

Pero posteriormente se distanció, al punto de que cuando lo enfrentó en la precampaña del PAC, en el 2009, Campbell representó mayoritariamente a los sectores del PAC que desafiaban el ottonismo y pedían cambios, en el partido que pedía un cambio. Llegó a decir que el liderazgo de Solís no le permitía llegar a acuerdos con la gente que difería de su pensamiento, por lo que ella representaba la visión de un PAC que podía tender puentes. Sin embargo, luego de su derrota, se distanció de las primeras líneas de fuego. Regresó conciliadora con Solís, al calificarlo como "el ancla del partido", en el 2012.

En suma, Epsy Campbell debe decidir si va a procurar ser la continuación de Ottón Solís, su heredera y delfín, quien trate de capturar la esencia de la aspiración que permitió el nacimiento del PAC; o si quiere ser la dirigente que dejó atrás a Solís y llevó al PAC al siguiente nivel. No es una decisión sencilla, equivocarse en el primer caso implicaría que podría quedar solo como sombra de Solís; en el segundo, como la dirigente que dilapidó lo que construyó el fundador del partido.

img-title-blogs author-image

Poli-tica Mario Bermúdez

Periodista. Fue redactor de la revista Rumbo (1990-1997) y el periódico La República (1997-2003) en los que incursionó en la cobertura de temas políticos. Ingresó a EF en noviembre del 2003, en la sección de Economía y Política. Actualmente es editor de Economía, Política y Tecnología.

Post por fecha

Diciembre 2016
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
      1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31