La conspiración para que la Presidenta se subiera al avión del escándalo


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Pareciera que todo el país se pregunta hoy cómo es posible que la presidenta Laura Chinchilla, experta y asesora internacional en seguridad, viajara en el avión de un empresario que no era quien decía ser y podía estar vinculado al narcotráfico. De hecho, es posible plantear que se pudo haber evitado, pero hubo un déficit de memoria, voluntad e incluso sentido común.

Así, varios factores conspiraron para evitar que se desactivara el escándalo por el viaje de Chinchilla a Perú, que todavía puede tener más secuelas. Un repaso de ellos podría no solo ayudar a entender esta situación, sino servir para plantear situaciones que se deberían analizar y corregir.

Los regalos no deben considerarse como algo normal. Hay un problema de mentalidad, cuando el dimitente ministro de Comunicación Francisco Chacón alegó que los regalos al Gobierno eran algo que se acostumbraba. La máxima de que no hay almuerzo gratuito debería hacer que los funcionarios públicos, empezando por la Presidencia, sean muy recelosos ante las dádivas o que, en el menor de los casos, haya controles claros que puedan exhibirse sin rubor.

La confusión entre lo público y lo privado se debe detener. Ya varias administraciones han tenido que enfrentar escándalos, problemas y discusiones por esta materia, como ocurrió en la administración de Óscar Arias, con el debate de si las consultorías del BCIE se debían considerar como información pública o privada. Aún mas, el hecho de que se quiera presentar que a un mandatario se le hace un regalo para un viaje personal, como este caso, y se quiera presentar como si fuera una contribución al Estado, es algo que debería debatirse.

El tráfico de influencias obliga a cambiar la actitud. Nadie que quiera traficar influencias va a dar una tarjeta que diga: "Perico de los Palotes, narcotraficante y blanqueador de capitales". La ingenuidad en esta materia es inadmisible y por ello, las autoridades deben establecer filtros, controles y resposabilidades claras. Decir que otro "lo embarcó", no es admisible.

Aprender del pasado, y de los viajes al escándalo. Ya varios políticos han probado sus visas al escándalo, al realizar viajes cuyo efecto en la opinión pública los hizo arrepentirse. Miguel Ángel Rodríguez, de candidato presidencial, sufrió una caída de diez puntos en las encuestas tras visitar al polémico político mexicano Carlos Hank. ¿Y cómo olvidar el viaje en helicóptero del presidente ejecutivo del ICE Pedro Pablo Quirós, que terminó condenado por acudir a un matrimonio, a pesar de que alegó que era una reunión, en medio de una gira de trabajo?  ¿Es que los políticos ticos no tienen memoria, o les gusta jugar con fuego?

¿Y los protocolos de seguridad? No es aceptable que el entorno de la Presidencia sea tan ligth que baste una recomendación rápida y una tarjeta de presentación falsa para involucrar a Zapote en una aventura desconocida. Ya los incidentes en Alajuela, el once de abril, sugerían que habían un manejo un tanto polémico de esta materia. En algunos casos se hace un cerco poderoso; pero en otros, la seguridad roza la negligencia.

¿Dónde está el piloto? En todo esto, también falló la estrategia, la previsión. Pareciera que hay situaciones donde se actúa sin pensar en las consecuencias, o se minimizan los posibles repercusiones. Por ejemplo, la resolución del problema por la concesión de la vía a San Ramón todavía está pendiente, y podría convertirse en una piedra recurrente.

Lo que viene. Si Chinchilla no aprende del pasado, tiene un duro año por delante. La Presidenta luce sola, muy sola, y vulnerable, sin un cerco de protección mínima. Debe aprender a esquivar estos escándalos, no subirse al avión del escándalo. Es posible, apelando a la memoria, a una actitud más precavida, y dedicándose a desactivar minas que gobiernos anteriores han contribuido a sembrar.

img-title-blogs author-image

Poli-tica Mario Bermúdez

Periodista. Fue redactor de la revista Rumbo (1990-1997) y el periódico La República (1997-2003) en los que incursionó en la cobertura de temas políticos. Ingresó a EF en noviembre del 2003, en la sección de Economía y Política. Actualmente es editor de Economía, Política y Tecnología.

Post por fecha

Diciembre 2016
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
      1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31