Justo Orozco, el nuevo rival de Franklin Chang como símbolo científico


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes


Franklin Chang es un símbolo de la ciencia y la tecnología en el país. Empero, podría ser desplazado por el diputado Justo Orozco, flamante presidente de la Comisión legislativa de Ciencia y Tecnología, justamente por el contraste.

¿Cómo puede compararse al astronauta y físico, que desde 1986 viajó en ocho ocasiones al espacio y rompió el registro de horas fuera de este planeta en transbordadores espaciales, investigador de curas para el Mal de Chagas y del motor de plasma, que podría llevar al hombre a Marte, con el diputado que tuvo una guerra personal con los homosexuales? Pues para el PLN, las materias que simboliza Franklin Chang Díaz están a la altura de Orozco, para que diriga los debates que llegarán al Congreso en estos temas.

Esto no quiere decir que solo los expertos pueden dirigir una comision legislativa, o que se puede descalificar a un diputado de un campo, si no ha descollado en él. Pocos ticos están a la altura de Chang y en ese sentido la comparación luce injusta. Pero eso es precisamente lo que ocurre con los símbolos: encaran un ideal.

Y quien preside una comisión del Primer Poder, de una forma u otra, se vuelve la cara visible de ese debate. Asi que el nombramiento sirve para recalcar que estamos ante una materia que es bastante específica y que debería requerir de cierta afinidad. Y una búsqueda en los discursos de Justo Orozco ante la Asamblea Legislativa, de mayo del 2010 a abril del 2012, arroja que en esos dos años, el diputado de Renovación Costarricense mencionó dos veces la palabra tecnología, y no mencionó la palabra ciencia. En uno de esos discursos, mencionó que con la tecnología y globalización ya todo estaba descubierto, para hacer referencia a que se pueden buscar opciones para mejorar el sistema penitenciario, y en el otro mencionó que para enfrentar problemas como el déficit fiscal, desempleo e inseguridad, el país puede reforzar en lo que es fuerte, como industria médica y tecnología.

Otra búsqueda nos lleva a encontrar que el nombre de Justo Orozco aparece asociado a un premio tecnológico: el Access Innovation Price del 2012, por las mejoras en ideas y tecnologías para promover los derechos humanos. Se le otorgó a la campaña "Fuera Justo Orozco", para incluir el rostro junto con la firma. No pareciera algo para lucir ante científicos y académicos.

¿Hacia qué punto nos lleva esto? Es evidente que el PLN y el Gobierno de Laura Chinchilla no querían más dolores de cabeza con el diputado Justo Orozco presidiendo la comisión de Derechos Humanos (¡algo que ya había sido una decisión espeluznante!), por lo que acordaron darle la Presidencia de la Comisión de Ciencia y Tecnología. Simplemente, una transacción política. Necesitaban su voto para el Directorio Legislativo, y lo negociaron. Pragmatismo político.

Empero, esto es un reflejo del valor que el Gobierno le da a la ciencia y la tecnología, como antes fue un ejemplo del respeto que en Zapote tenían para el tema de derechos humanos. Dime a quien pones a dirigir la legislación de un área, y te diré cuánto valor le asignas.

No es un campo donde Costa Rica esté sobrada. El país tiene números rojos en el impulso del conocimiento. El presupuesto dedicado en Costa Rica a I + D (investigación y desarrollo) pasó de 0,54 del PIB en el 2009, a 0,46% en el 2012. En el Gobierno Central tampoco hay mucha valoración. El presupuesto del Ministerio de Ciencia y Tecnología se redujo un 10% en el 2012, y aunque hubo un crecimiento de un 3,65% en el 2013, si se elimina el componente del viceministerio de Telecomunicaciones que se le incorporó en este año, la cifra está por debajo de la previsión inflacionaria. Lejos de los recursos que deberían ayudar a desarrollar este campo, no extraña que en el 2011 el país apenas sacara una nota de 37,9 de 100 en el Índice Global de Innovación, como reportó EF el año pasado.

Hay mucho que hacer en ciencia y tecnología, un área estratégica para el desarrollo. Sería conveniente que las autoridades dejaran de considerarla como una cenicienta más, apenas un valor de cambio para transar puestos políticos, y se preocuparan por darle el respeto que se merece. Entonces, el símbolo de la ciencia y la tecnología seguirían siendo Franklin Chang, y no Justo Orozco, un diputado que no ha mostrado siquiera interés en este ámbito.

img-title-blogs author-image

Poli-tica Mario Bermúdez

Periodista. Fue redactor de la revista Rumbo (1990-1997) y el periódico La República (1997-2003) en los que incursionó en la cobertura de temas políticos. Ingresó a EF en noviembre del 2003, en la sección de Economía y Política. Actualmente es editor de Economía, Política y Tecnología.

Post por fecha

Agosto 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31