Un video que evidencia los límites de nuestra aldea


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

La noticia de este inicio de semana no fue la marcha de agricultores, la aprobación de los proyectos fiscales en la Asamblea Legislativa o la violenta caída de la presidenta Laura Chinchilla en las encuestas. Fue un video íntimo de la hoy exviceministra de Cultura, Karina Bolaños, que corrió como reguero de pólvora en redes sociales y generó su despido inmediato por laPresidenta. Pero si algunos se pierden en el circo, nuestro deber es ir más allá del bullicio y poder extraer lo que nos dice este escándalo, que muestra contradicciones y límites de nuestro entorno aldeano.

¿Qué es lo importante? Los periodistas al escribir una noticia, le dan prioridad sobre otras. Los lectores al comentar un hecho, le dan relevancia sobre otros. Los políticos al actuar ante una situación que ha trascendido, le conceden importancia. Las noticias que circulan, que la gente comenta, nos dice mucho de lo que somos. Esta caso desnuda nuestra mentalidad. ¿Temas como la reforma fiscal, lo que está detrás de la trocha, la dificultad para conseguir acuerdos? Demasiado abstractos, complicados, aburridos… Más fácil e incendiario es el chisme.

Los límites entre lo privado y lo público en conflicto. No es nuestra intención ni defender ni condenar a Bolaños, pero es innegable que su caso ilustra cómo los límites entre lo privado y lo público, siempre difusos en personas que ostentan cargos públicos, se vuelven más volátiles. Lo privado que no afecte el ejercicio público, debería ser cuestión de cada persona. Esto lo reivindican en el Gobierno en el comunicado oficial… pero igual despidieron a Bolaños. Además, tecnologías como las redes sociales hacen más dificiles estos límites. Eso nos lleva al siguiente punto.

La tiranía de las redes sociales. Es un factor que crece en nuestro ámbito político. Antes los debates públicos, incluídos los escándalos, tenían un desarrollo diario, conforme se publicaban periódicos. Los telenoticieros aumentaron esto, pero solo un poco. Ahora, las redes sociales disparan estas situaciones. Un comentario privado, un desliz, puede ser un chispa que incendie la web. Los políticos están reaccionando ante esto. Y son parte de este circo cada vez más efectista e inmediatista.

El eufemismo como lenguaje. Se alega que se respeta la vida privada, pero se despide a la viceministra para que pueda defenderse desde el ámbito privado. Pero casos más severos, como las denuncias de anomalías en la trocha, no reciben el mismo tratamiento. En uno se reaccina mesuradamente, se recibe un dictamen, se estudia… en el otro se despide a una funcionaria apenas el tema se desborda. Mejor llamar a las cosas por su nombre y evitar un aumento en el desprestigio de la clase política. Se despidió a la viceministra porque Zapote no quería otro frente, cuando apenas sale (si es que lo hace) de el de la trocha.

¿Doble moral? Cada caso requiere un tratamiento aparte. Pero la salida de Bolaños, reclamando que no le dieron la oportunidad de defenderse, contrasta notablemente con otros casos. Cuando Óscar Núñez, en la Presidencia Ejecutiva de Acueductos y Alcantarillados, enfrentó un escándalo por un viaje a México que coincidía con el de una subalterna, la Procuraduría de la Ética abrió un expediente el 2 de junio del 2011, y Núñez solo renunció el 27 de junio, casi un mes después. ¿Entonces? Esto muestra un tratamiento contradictorio, y solo aumenta más la confusión que se transmite a la opinión pública.

img-title-blogs author-image

Poli-tica Mario Bermúdez

Periodista. Fue redactor de la revista Rumbo (1990-1997) y el periódico La República (1997-2003) en los que incursionó en la cobertura de temas políticos. Ingresó a EF en noviembre del 2003, en la sección de Economía y Política. Actualmente es editor de Economía, Política y Tecnología.

Post por fecha

Septiembre 2016
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
      1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30