Cuando la Presidenta le da la espalda al país


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Ante el temor de que un grupo de manifestantes le diera la espalda, la Presidenta prefirió darle la espalda al país. En lugar de una celebración abierta de la principal epopeya nacional de Costa Rica, con la gente, hizo una celebración "en familia", protegida por barricadas, policías y garrotes. El desastre era previsible.

Aquí se debe tener claro un punto de partida: cualquier acción de la presidenta Laura Chinchilla iba a ser criticada. Si asistía sin seguridad y había -previsiblemente- incidentes, se le cuestionaría su poca prudencia; si cancelaba su presencia, se le acusaría de no dar la cara y de ser temerosa, y si se tomaban medidas como restringir el acceso de personas, habría protestas y reclamos de que se aísla.

Empero, Chinchilla cosecha parte de lo que sembró. Recuérdese que en los últimos seis meses, cuatro grupos han obtenido concesiones a cambio de protestas, o amenazas: los motociclistas, los dueños de estaciones de combustible, los taxistas y los porteadores recurrieron a medidas de fuerza, fueron escuchados y no hubo previsiones ni sanciones. El mensaje era claro: proteste primero y será escuchado.

Ahora, la elevada impopularidad de la Presidenta la hace más vulnerable. Tanto, que una concesión polémica como la vía a San Ramón es difícil de sostener. Y la Presidenta se aísla cada vez más. Hasta su trinchera natural, el PLN, toma distancia: el candidato presidencial Johnny Araya se distancia de ella, e incluso el presidente verdiblanco Bernal Jiménez señala con insistencia que está en contra de lo que hace el gobierno en esta carretera, y que se quiere reunir con Chinchilla para exponerle sus argumentos.

La gran pregunta es la ruta que va a seguir la Presidenta. Le queda un año y cada vez está mas sola. Y en menos de un mes, Costa Rica será la sede de la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa, y recibirá al presidente Barack Obama de Estados Unidos. ¿Va a arroparse en las barricadas? ¿Va a limitar la expresión, durante una cumbre de libre expresión? ¿Va a tener que escudarse en policías? ¿Es la cara que mostraremos al mundo?

Pareciera inevitable pensar en que urge un golpe de timón. La Presidenta debe recuperar el control. La Presidenta debe reconstruir su relación con el país y recuperar gobernabilidad. Darle la espalda, aislarse, descalificar a opositores, ignorar cuestionamientos, es una ruta al despeñadero. Tratar de recuperar las vías del diálogo, la sensatez y la prudencia, escuchar a grupos antes que recurran a las protestas, dar señas de confianza, es una ruta escarpada pero todavía posible.

img-title-blogs author-image

Poli-tica Mario Bermúdez

Periodista. Fue redactor de la revista Rumbo (1990-1997) y el periódico La República (1997-2003) en los que incursionó en la cobertura de temas políticos. Ingresó a EF en noviembre del 2003, en la sección de Economía y Política. Actualmente es editor de Economía, Política y Tecnología.

Post por fecha

Diciembre 2016
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
      1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31