El Dr. Rodolfo Hernández gana en un PUSC que vive de fantasmas


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

El Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) es la segunda fuerza política del país, pero ni la crisis de popularidad del oficialismo, ni el desconcierto que se vive en las otras agrupaciones de la oposición bastan para revitalizarlo. El PUSC está viviendo de fantasmas, y así lo evidenció la victoria del doctor Rodolfo Hernández para lograr la candidatura. Contundente, pero que aun asi no convenció.

La convención del PUSC fue fría, casi helada, a pesar de que el PLN vive horas complicadas con una popularidad de la presidenta Laura Chinchilla que vuela en picada, tras el escándalo del viaje a Perú. En este contexto, el partido que se promociona como "el cambio", para evitar el tercer gobierno consecutivo del PLN, no logró mostrarse como alternativa. Si al final asistieron a las urnas rojiazules los 145.000 que calculó el presidente del PUSC Gerardo Vargas, se trata de alrededor de un 5% del padrón electoral. Es decir, que el PUSC no ha logrado subir del porcentaje estimado en las encuestas recientes, ni con el impulso de los escándalos de Zapote. Vamos, sería casi similar a los 141.654 votantes que en el 2001 eligieron a Abel Pacheco sobre Rodolfo Méndez, en la anterior convención rojiazul. Hablamos de más de una década atrás, antes de que el PUSC sufriera la desbandada del 2005.

Esto mientras el PAC no logra ponerse de acuerdo en la forma de elegir a su candidato, y el Movimiento Libertario está bajo fuego, con la fracción más fragmentada que nunca, como se evidenció en la pasada elección del Directorio. Por ello, plantearse como el cambio en este entorno a pesar de no despegar, apunta a que el PUSC vive entre las imágenes del bipartidismo, cuando le bastaba ser la otra opción del PLN. Eso no será suficiente con un electorado escéptico y duro.

Pero esta añoranza rojiazul tiene cierto sentido, porque el partido arrastra lastres de su pasado . Es un PUSC que no ha logrado exorcisar los espectros de los escándalos de los arcángeles, los expresidentes Rafael Ángel Calderón y Miguel Ángel Rodríguez en los tribunales. Aunque el primero logró una reducción en su sentencia y el segundo recibió una anulación de su condena en sus respectivos casos, el veredicto de la opinión pública aun castiga al partido que registrara porcentajes de apoyo de un 20% ó más, con cerca de solo una cuarta parte de esos niveles.

En este contexto, el Dr. Hernández también parece vivir más de evocaciones, que del presente. Su candidatura surgió impulsada por el expresidente Rafael Ángel Calderón, quien lo promocionó como " un nuevo Trejos", haciendo énfasis en la coyuntura de 1966, cuando el catedrático sin experiencia política se catapultó a la Presidencia. Además, apela al concepto mítico dentro del partido, de "El Doctor", como se recuerda al Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia. Y Hernández es un buen doctor, con buena trayectoria como Director del Hospital Nacional de Niños, pero sin trayectoria en la política. ¿Basta ser un outsider de la política para aspirar al poder? El 2014 no es 1966, ni 1932.

Precisamente la maquinaria calderonista fue la principal razón para que Hernández ganara esta convención, en la que no se logró seducir a indecisos. Sin embargo, el Dr. Hernández no ha mostrado algo, aparte de esa maquinaria, para aspirar al poder. ¿Cuál es el proyecto, el modelo que se quiere impulsar? ¿Hay algo, aparte de la nostalgia del calderonismo por regresar a un pasado en que no eran uno más de los partidos minoritarios? Mostrarlo es la asignación pendiente del doctor, ante males que ya no soportan los placebos del pasado.

Entretanto, ya el Dr. Hernández planteó la posibilidad de una coalición, pero con él como candidato. De nuevo, algo más propio de 1978, cuando se formó la coalición Unidad, o incluso 1983, cuando esa coalición fue la base de lo que hoy es el PUSC, que del panorama del 2014. La realidad es que aunque habría ganado con un 77% (dato curioso, Calderón, Rodríguez y Pacheco ganaron con porcentajes entre 75 y 77% en sus convenciones de 1989, 1993 y 2001), lo hace en un partido que ve, incrédulo, como en plena convención su tribunal electoral interno se desgranaba. Queda mucho por hacer en el PUSC, que más que un médico parece necesitar casi un sacerdote, para exorcisar tantos fantasmas. El doctor Hernández tiene todavía un pronóstico reservado.



«« « Anterior 1 | 2 | 3 | | | »»

INCLUYA SU COMENTARIO

img-title-blogs author-image

Poli-tica Mario Bermúdez

Periodista. Fue redactor de la revista Rumbo (1990-1997) y el periódico La República (1997-2003) en los que incursionó en la cobertura de temas políticos. Ingresó a EF en noviembre del 2003, en la sección de Economía y Política. Actualmente es editor de Economía, Política y Tecnología.

Post por fecha

Noviembre 2014
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
          1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30