Una celebración gris para el Día del Niño


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Si los niños son el futuro, un Gobierno no debería escatimar recursos para invertir en ellos. Esto tiene más sentido, si los propios tribunales han tenido que ordenar directamente a ese mismo Gobierno que debe cumplir con la ley y los entes fiscalizadores pedirle que deje de jugar con la información de programas estratégicos.

El Patronato Nacional de la Infancia (PANI) amenaza con presentar una denuncia penal contra la presidenta Laura Chinchilla y contra el ministro de Hacienda, Edgar Ayales, por no cumplir con el traslado del 7% del impuesto de la renta. Se trata de unos ¢58 mil millones para el 2014, de los cuales, la propuesta de las autoridades es girar menos de un tercio. Y nosotros creyendo que la ley se debe cumplir entera, y no por tercios.

Es cierto, los recursos son escasos, y los gastos los sobrepasan por mucho. Para el 2014, se proyecta el mayor déficit porcentual en los últimos 30 años, como ya mencionamos aquí. Pero se trata de una obligación legal. Y no se puede escoger que leyes se cumplen y cuales no.

Otra mala señal está dada nada menos que en el programa estelas de esta administración, la red de cuido. La Contraloría determinó, en su informe DFOE-SOC-IF 09-2013 que en el tercer año de la red de cuido y desarrollo infantil no se disponía de información suficiente sobre el grado de ejecución de las metas establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo. ¿la razón? hay datos, pero no son comparables, y la Contraloría tuvo que ordenar que se recopilara y sistematizara la información sobre los beneficiarios.

Se trata apenas del programa estandarte de la Presienta. ¿Y no se preocuparon por una información precisa, comparable? ¿No lo han afinado en tres años?  ¿Cómo es posible que no se le pusiera el cuidado mínimo para evaluar correctamente la red de cuido, si se proyecta destinarle unos ¢33.700 millones?

Sin embargo, lo más preocupante en esta situación es la reacción de las autoridades. Ante los fallos de Sala Constitucional y Tribunal Contencioso Administrativo, que ya les ordenó pagar los ¢125 mil millones al PANI por la obligación en los últimos tres años, la reacción de Ayales es anunciar la apelación. No se busca cómo cumplir la ley, sino cómo eludirla. Y ante la advertencia de la Contraloría, la Presidenta pide al ente fiscalizador que "vaya a la calle", porque hacer estas auditorías desde un escritorio es lo que les va a resultar". De nuevo, en lugar de cumplir con su responsabilidad, la reacción es negativa. Y en el fondo, sugiere que vayan a hacer lo que es obligación del Poder Ejecutivo: realizar una labor transparente y que se pueda evaluar.

Entonces, aunque sea evidente que el Gobierno tiene interés por la niñez costarricense, también lo es que hay mucho por hacer. Y con esto no se debería jugar. Empezando por la forma de coordinar las organizaciones y sistematizar la información, pasando por los recursos, y terminando por la forma en que se enfoca la responsabilidad en la materia.

img-title-blogs author-image

Poli-tica Mario Bermúdez

Periodista. Fue redactor de la revista Rumbo (1990-1997) y el periódico La República (1997-2003) en los que incursionó en la cobertura de temas políticos. Ingresó a EF en noviembre del 2003, en la sección de Economía y Política. Actualmente es editor de Economía, Política y Tecnología.

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31