El deporte tico: patear los problemas para adelante


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Uno de los males más severos, entre aquellos que deterioran al sistema político costarricense, es esa terrible costumbre de tratar de patear la solución de los principales problemas hacia adelante, para que sean quienes vienen después los que deban lidiar con ellos. La crisis recurrente de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) es una muestra de ello.

La edición de EF 887 repasó el panorama de la CCSS, a 15 meses de que la presidenta Laura Chinchilla diagnosticara una nueva crisis. El resultado no fue sorpresivo, se encontró que las medidas concretadas han sido para detener la hemorragia financiera, pero poco se ha hecho para resolver los conflictos estructurales.

No se trata de una situación aislada. La CCSS experimentó problemas similares en 1961, 1973, 1978, 1984 y 2004, como documentó EF. En estos casos, se buscaron paliativos y no soluciones de fondo. Por eso, no es de extrañar que algunos meses después, el problema vuelva a desbordarse.

Esta fea maña tampoco se limita al tema de la CCSS. Podemos citar varios casos en los que hay un tratamiento circular, de tratar de apagar un incendio, o al menos, controlarlo en parte y dejar las soluciones de fondo para más adelante: el sistema tributario, el reglamento legislativo, el monto de la deuda política y el financiamiento electoral, la reforma al modelo urbanístico, el esquema de empleo público, el modelo de transporte público... El último invitado a esta lista nada honrosa es la modernización del sistema energético, que la Presidenta había colocado en sus prioridades, pero ha dejado caer en el olvido.

Los últimos gobiernos se han distinguido también como buenos exponentes de este "arte" de dejar para mañana lo que se podía tratar de hacer hoy. Aunque Óscar Arias (2006-2010) había hablado en campaña del tema tributario, apenas se barajaron posibilidades y al final ni siquiera se intentó la reforma. Abel Pacheco (2002-2006) declinó resolver sobre el tema del Cafta, para dejarlo primero en manos de una comisión de notables, y luego dejarlo en un limbo.

La gran pregunta es si puede romperse este círculo vicioso de postergar la toma de decisiones trascendentales. Se habla de no buscar la Gran Reforma, sino de buscar cambios específicos, menos ambiciosos, y buscar lo posible. Esto puede servir en algunos casos (por ejemplo, el reglamento legislativo y reformas electorales), pero en otros se queda corto, como el caso de la CCSS citado, que requiere grandes decisiones, o aspectos de ambiente, urbanismo, combate a la pobreza y reforma fiscal, que requieren decisiones de peso, con voluntad política clara y acciones concretas.

En esos ámbitos, solo podremos avanzar si se logra derrotar ese deporte tico de patear los problemas, las decisiones y la responsabilidad para más adelante. Y hay que empezar a hacerlo, porque postergar los conflictos solo hace que tengan que enfrentarse cada vez con menos margen de maniobra. Hay que empezar a dejar de patear los problemas para adelante, y empezar a resolverlos. Se dice fácil, se hace difícil. Pero es necesario, si no queremos que el país se caiga de a poco.

img-title-blogs author-image

Poli-tica Mario Bermúdez

Periodista. Fue redactor de la revista Rumbo (1990-1997) y el periódico La República (1997-2003) en los que incursionó en la cobertura de temas políticos. Ingresó a EF en noviembre del 2003, en la sección de Economía y Política. Actualmente es editor de Economía, Política y Tecnología.

Post por fecha

Diciembre 2016
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
      1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31