¿Debe renunciar el magistrado Óscar González?


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Hubo un tiempo en que la renuncia era un acto de dignidad y respeto a los otros. Eso parece parte de un pasado muy lejano en Costa Rica, pero tal vez amerite poner el tema sobre el tapete, con el caso del magistrado Óscar González. ¿Debería renunciar a la Corte?

No pretendo juzgar si es culpable o inocente, pues para eso hay instancias pertinentes, y tampoco sugiero que debe renunciar a su derecho a la defensa. Simplemente planteo si debe considerarse como conveniente que un magistrado que recibió un informe en la Corte que fue aprobado por 21 magistrados, con solo un voto en contra, en el que se consideró que cometió "una falta gravísima", tiene el respaldo para seguir en su labor. Por si fuera poco, 15 de sus compañeros votaron en favor de su destitución, con 5 en contra. Es decir, más de un 70% de sus compañeros jueces pidieron que se le apartara de su función.

Ahora el tema pasará a la Asamblea Legislativa, donde se volverá a revivir el conflicto entre estos poderes, por el intento de revocar el nombramiento del magistrado Fernando Cruz. Al final, el pulso por el nombramiento se tuvo que dirimir en la Sala IV, algo que podría volver a presentarse en caso de que los diputados acojan la recomendación de los magistrados. Se trata entonces de un proceso complejo e inédito, que presentará situaciones polémicas y puede volverse engorroso y laberíntico.

Ya en el pasado hemos visto cómo estos procesos pueden ser desgastantes para la institucionalidad y las personas. Las recomendaciones de las comisiones legislativas que indagaron el narcotráfico tuvieron poco efecto, en casos como el de diputados, como Leonel Villalobos, quien llegara a ocupar la Presidencia de la Asamblea Legislativa, e incluso magistrados, como Jesús Ramírez. Esas situaciones afectaron la credibilidad y generaron malestar, pero existía el alegato de que se trataba de valoraciones políticas. En este caso, se trata de una recomendación de los encargados de dirigir el Poder Judicial. Las repercusiones pueden ser más severas.

Esto lo puede evitar el magistrado Óscar González. Claro que tiene el derecho de recurrir a todos los mecanismos a su alcance para defenderse de las acusaciones y de esta petición. Es du decisión. Pero también debería poner en la balanza si es conveniente seguir en su puesto, una vez que no cuenta con el respaldo de la mayoría de sus colegas jueces. La situación no solo es altamente incómoda, sino inconveniente para un Poder Judicial que busca recuperar la alta credibilidad de los costarricenses que llegó a a tener, y que se deterioró. Además, no es una buena señal para el inicio de una nueva gestión, con una Zarela Villanueva que apenas procura acomodarse en su cargo, como primera mujer en dirigir la Corte.

Entonces, este caso podría resolverse no con un despido, sino con una renuncia. Sería lo mejor para evitar que todos sigan desangrándose en este conflicto.

img-title-blogs author-image

Poli-tica Mario Bermúdez

Periodista. Fue redactor de la revista Rumbo (1990-1997) y el periódico La República (1997-2003) en los que incursionó en la cobertura de temas políticos. Ingresó a EF en noviembre del 2003, en la sección de Economía y Política. Actualmente es editor de Economía, Política y Tecnología.

Post por fecha

Diciembre 2016
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
      1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31