Si los taxistas eligen diputado, ¿qué sigue?


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los taxistas procuran llegar pitando a la próxima Asamblea Legislativa. No se tratará esta vez de una protesta para que los diputados escuchen sus demandas, sino que buscarán obtener directamente una o más curules, por el partido de los Transportistas, ya inscrito ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) como agrupación provincial por San José. Esto vuelve a poner sobre el tapete el tema de los partidos sectoriales, que debe empezar a leerse de manera diferente.

Lo primero, es que se debe tener claro que no se trata de una carrera sencilla. En la pasada elección, el cociente de San José (cantidad de votos para obtener una curul) alcanzó los 30.448 votos. Esto quiere decir que el subcociente (mitad del cociente, barrera mínima para aspirar a la curul) estuvo en 15.224. Es muy probable que la próxima elección suba esos niveles, por lo que el desafío no es sencillo, pero tampoco es inalcanzable para uno de los gremios más organizados del país.

¿Cómo puede variar el panorama esta posibilidad? La mayoría de los partidos en el país han tenido una inspiración nacional o geográfica. Los partidos nacionales suelen inspirarse en caudillos, y los regionales en los problemas locales. Agrupaciones con visión sectorial, como el Partido Accesibilidad sin Exclusión (PASE), que buscó el nicho de los discapacitados, o los partidos cristianos, han sido la excepción y no la regla. Se han presentado esfuerzos de grupos como maestros y sindicalistas por trasladar su organización a los votos y conquistar curules, sin mayor éxito.

Sin embargo, hay que empezar a leer de manera diferente. Si los transportistas logran llegar a la Asamblea Legislativa, tendrán la posibilidad de presionar por sus intereses desde el interior del Primer Poder. No es ilegítimo que un grupo de presión defienda sus intereses, pero si empieza a desarrollar la lucha desde una curul, es válido preguntarse qué tanto afectarían esos intereses, en un puesto que en principio requiere una visión país. Por supuesto, también es claro que todo movimiento llega con su propia agenda, pero el carácter claramente sectorial, en este caso particular, dificulta engarzarla con una agenda nacional.

A esto debe agregar el carácter polémico que han tenido varias de las manifestaciones de los transportistas en el país. Han acudido a las calles a protestar para presionar por acciones, provocando embotellamientos, en un pulso donde porteadores y taxistas convirtieron las presas en un arma de combate. ¿Es esta una buena señal de las condiciones que deben tener los representantes del poder político, para buscar acuerdos?

Ello también puede considerarse como otra señal. Diferentes sectores se sienten cada vez más insatisfechos con el sistema político, por lo que podría cundir la impresión de que la solución es buscar la manera de atrincherarse en ese sistema. Cuando algunas discusiones nacionales toquen temas sensibles como intereses fiscales, tener piezas directamente sobre la discusión legislativa sería una manera de blindarse.

Es una ruta que podrían seguir no solo los transportistas. Otros grupos de presión podrían adoptar por la ruta del partido sectorial. Y de nuevo, es válido, mientras se mantengan dentro de las reglas del juego. Pero en un país donde el debate se vuelve escaso y las decisiones se empantanan, los partidos sectoriales podrían convertirse en piezas que dificulten los acuerdos con visión nacional. De alguna forma, estarían devaluando a los partidos políticos y tratando de sustituirlos por organizaciones sociales, enredando un poco los cables de la función social de estas entidades y de la misma representación.

No se trata de proclamar un apocalipsis del sistema político actual. Tampoco se trata de perjurar que los partidos políticos tradicionales son la única vía, o de cerrar el paso a los partidos sectoriales. Se trata de poner sobre el terreno algunos de estos puntos, releerlos con cuidado, para poder debatirlos.

img-title-blogs author-image

Poli-tica Mario Bermúdez

Periodista. Fue redactor de la revista Rumbo (1990-1997) y el periódico La República (1997-2003) en los que incursionó en la cobertura de temas políticos. Ingresó a EF en noviembre del 2003, en la sección de Economía y Política. Actualmente es editor de Economía, Política y Tecnología.

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31