Por:  5 febrero, 2014

Estimado don Luis Guillermo:

Primero que todo, permítame felicitarlo por el increíble resultado electoral que obtuvo en la primera ronda. Algún día siento que sus colegas historiadores estudiarán esta elección y el fenómeno que fue su campaña. Y déjeme decirle que, a pesar de que no es ni será mi partido, el entusiasmo y algarabía que mostraron los votantes del PAC en esta jornada electoral fue envidiable. Ya desearía yo que, en su momento, la gente mostrara el mismo nivel de alegría y compromiso con las ideas de la libertad en Costa Rica.

Don Luis Guillermo, como escribí hace unas semanas, yo no voté por usted en la primera ronda. Como dije en aquella oportunidad, usted me parece una persona honrada, preparada e inteligente, pero no comparto muchas de sus ideas. Y para mí, las propuestas de un candidato son un factor crítico a la hora de decidir mi voto. Sin embargo, henos aquí en segunda ronda. Los candidatos que mejor representaban mi visión de mundo, al menos en materia económica, quedaron fuera, y ahora la elección se definirá entre dos propuestas socialdemócratas estatistas muy similares. Tanto usted como Johnny Araya han planteado más impuestos, más gasto, continuar el proteccionismo agrícola y mantener una política cambiaria discrecional que favorece a algunos sectores (a costa de otros).

Ni modo. Ese es el derrotero que escogió una mayoría de mis compatriotas y es dentro de ese rumbo que caminará Costa Rica en los próximos cuatro años. Aun así, siento que hay mucho en juego en esta segunda ronda. En particular, me preocupa mucho la posibilidad de cuatro años más de dirección del PLN. No sé si usted habrá leído este blog en los últimos años, pero si es así, habrá notado que he sido un firme crítico de la corrupción y el clientelismo que se han convertido en las monedas de cuño del oficialismo. Y si algo nos dejó claro la campaña de Johnny Araya, es que una presidencia suya será más de lo mismo. Entre más dure en el poder el PLN, más se enquistará en las estructuras del Estado y más deterioro sufrirá nuestra institucionalidad democrática. Además, no me queda duda que 12 años de corrupción y clientelismo del PLN nos garantizarán un Gobierno de José María Villalta en el 2018.

De tal forma que mis simpatías están con usted para esta segunda ronda. Sin embargo, hay ciertas cosas que no dejan de preocuparme. Por ejemplo, he visto cómo muchos de sus simpatizantes se muestran ansiosos por establecer una alianza con el Frente Amplio. No me queda duda que entre el PAC y el FA hay muchas coincidencias que salieron a la luz durante esta campaña. Por lo tanto, es natural que muchos de sus partidarios sean proclives a tender puentes con quienes han sido sus compañeros de batalla en muchos temas. Aun así, me gustaría recordarle que, por otro lado, los votantes del ML y el PUSC sumaron la misma cantidad que los del FA. Y no estaría mal que usted también les tendiera puentes a ellos.

No estoy sugiriendo aquí que se hagan alianzas partidarias o coaliciones. Usted bien ha señalado que apelará a los votantes, no a los partidos. Tampoco estoy sugiriendo que renuncie a su plan de gobierno y adopte uno liberal. Estamos claros que el electorado prefirió sus propuestas socialdemócratas a las liberales de otros candidatos. Lo que le planteo es que asuma o aclare cuatro propuestas específicas que tranquilizarían mucho a ese 17% del electorado que votó por candidatos liberales:

Impuestos a zonas francas: Su plan de gobierno plantea " revisar el aporte fiscal de las nuevas empresas extranjeras". En campaña, usted dejó claro que la inversión extranjera que ya se encuentra en el país no enfrentaría un cambio de reglas. Al mismo tiempo, argumentó que las nuevas empresas que vengan a Costa Rica tendrían que pagar más impuestos. Don Luis Guillermo, Costa Rica necesita inversión, tanto nacional como foránea. Ya el país cuenta desde el 2010 con una nueva ley de zonas francas que cumple con lo estipulado por la OMC y establece empezar a cobrarles impuestos a las empresas en dicho régimen. Se gravarán dentro de un período de tiempo establecido y según el tipo de inversión. No hace falta aprobar nuevos impuestos y regulaciones que solo desincentivarían la llegada de compañías al país. Además, como salió a relucir dentro de la discusión del paquete de impuestos de la administración Chinchilla, muchos de los impuestos que se plantean a las zonas francas ni siquiera generarían ingresos significativos. Su efecto más bien sería espantar la inversión. Deje claro que, bajo su administración, Costa Rica seguirá siendo un país de puertas abiertas a la inversión extranjera que venga a cumplir con las leyes que ya existen.

Concesión del muelle de Moín: Don Luis Guillermo, usted tuvo una posición un tanto ambivalente con respecto a la adjudicación de APM Terminals para construir un muelle privado en Limón. Su plan de gobierno plantea la "revisión de la gestión y renegociación de los contratos de concesión de puertos". Usted ya sabrá que, según el Índice de Competitividad Global, Costa Rica tiene unos de los peores sistemas portuarios del planeta. Los puertos del Caribe ya han sido privatizados por un sindicato que hace lo que le da la gana y no teme recurrir a maniobras gansteriles para salirse con la suya. Como resultado, los productores agrícolas costarricenses enfrentan elevados costos logísticos que les restan oportunidades en los mercados extranjeros. Ya hay un contrato firmado y refrendado por la Contraloría para que la empresa holandesa APM Terminals construya una moderna terminal portuaria en Limón que ayudaría significativamente a aliviar ese cuello de botella para el desarrollo nacional. Don Luis Guillermo, por favor, no haga nada para rescindir o afectar esa concesión.

Alianza del Pacífico: Me alegró muchísimo leer la entrevista de hoy en El País de España donde usted deja claro que Costa Rica, bajo su presidencia, apostará por continuar su incorporación a la Alianza del Pacífico, ese bloque comercial que incorpora a las economías más dinámicas de América Latina: México, Colombia, Perú y Chile. Como he escrito anteriormente, la participación en este foro no es jugar casita. Estos países van en serio en cuanto a eliminar todas las barreras comerciales y migratorias entre ellos. En esa entrevista, usted se queja de esos tratados comerciales que " empiezan a llenarle a uno su país de productos que no se pueden controlar". Para mí, un país lleno de productos extranjeros es mejor que uno donde no haya variedad en los estantes. Nada más debe tener usted claro que eso es lo que aquí se plantea. Y me alegra que apueste por continuar la incorporación del país a ese bloque.

Simplificación de trámites: Don Luis Guillermo, usted manifestó en esa misma entrevista que Finlandia es su país modelo. Pues resulta que, según el índice Haciendo Negocios del Banco Mundial, Finlandia se encuentra en la posición 12 entre 185 economías en cuanto a las facilidades que brinda al emprendimiento privado. Costa Rica, por su parte, está en la posición 102. Para abrir un negocio en Finlandia se requieren únicamente 3 trámites que toman en promedio 14 días. Mientras tanto, en nuestro país, para arrancar una empresa, se deben hacer en promedio 9 trámites que consumen 24 días. En Finlandia una compañía promedio paga el 39,8% de sus ganancias en impuestos, mientras que en Costa Rica su equivalente paga la friolera de un 55,3%. Peor aún, en cuanto a facilidad de pagar tributos, Finlandia se encuentra en la posición 21 del índice mientras que Costa Rica está en la 136. Es decir, aun cuando las empresas nacionales quieren pagar sus altos impuestos, deben enfrentar todo un viacrucis burocrático. Don Luis Guillermo, prometa hacernos más como Finlandia en facilidad de hacer negocios.

A todo esto le sumo el compromiso que usted ya ha hecho público de no buscar un aumento o creación de nuevos impuestos en sus primeros dos años de mandato, hasta el tanto no ponga orden en las finanzas públicas. Confío en su palabra en ese sentido y estoy seguro de que su criterio se impondrá al obcecamiento que Ottón Solís ha mostrado sobre el tema.

Don Luis Guillermo, si usted asume estas cuatro propuestas, no solo tendrá mi voto en la segunda ronda, sino que tengo la impresión que también el de miles de costarricenses que comparten conmigo el anhelo de una Costa Rica más próspera e inclusiva.

Etiquetado como: