¡Pura vida, güey!


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

¿Cuántas veces hemos escuchado que la globalización amenaza nuestra cultura y tradiciones? Lo pudimos ver cuando Starbucks abrió su primer local en el país hace unos meses. Las redes sociales se llenaron de comentarios criticando a aquellos que osaron ir a comprarse un cafecito ―bien caro por cierto― a la cadena estadounidense. Cada vez estamos más enajenados por culturas extranjeras, se quejan amargamente algunos.

Pues vaya sorpresa nos llevamos este fin de semana cuando La Nación publicó una nota sobre una investigación que muestra que el pura vida ―sí, nuestra marca registrada por excelencia― es en realidad mexicano. La expresión llegó al país cortesía de una película en los años cincuenta de la cual probablemente el 99.99% de la población nunca había oído. Por algún motivo, la ahora famosa expresión, que es repetida en 13 ocasiones durante el filme, pegó en Costa Rica y se volvió nuestra carta de presentación al mundo.

Y no es la primera vez que nos enteramos que un elemento de nuestra idiosincracia es en realidad importado de otra cultura: el gallo pinto es de Nicaragua. La "Patriótica Costarricense" es en realidad un corrido cubano. El deporte favorito de los ticos, el fútbol, es británico. Y aquella canción que José Capmany nos hizo cantar a muchos durante los años universitarios, "De la caña se hace el guaro", es colombiana. ¿Qué sería de nuestra cultura si no fuera por lo que hemos importado de otros países?

Gracias a la globalización la cultura costarricense ha adoptado y perfeccionado elementos lingüísticos, musicales, artísticos y culinarios que nos han definido como país. Sin duda no es un pensamiento que reconforte a aquellos conservadores que ven a la cultura como algo estático que más bien hay que proteger de influencias extranjeras. Sin embargo, la historia del pura vida demuestra sin lugar a dudas que estas influencias foráneas han venido a enriquecernos.

La cultura e idiosincrasia costarricenses son un producto de la globalización, y continuarán mutando y beneficiándose de transferencias extranjeras en el futuro. No es algo que debemos resistir. Más bien digámosle, ¡Pura vida, güey!

«« « Anterior 1 | 2 | 3 | 4 | | | »»

INCLUYA SU COMENTARIO

img-title-blogs author-image

Por la Libre Juan Carlos Hidalgo

Juan Carlos Hidalgo es analista de políticas públicas sobre América Latina en el Cato Institute, en Washington DC. Escribe frecuentemente sobre temas de actualidad y sus artículos han sido publicados en medios estadounidenses como el International New York TimesMiami Herald, New York Post, Huffington Post, Forbes, y en importantes periódicos iberoamericanos como El País (España), La Nación (Argentina), El Tiempo (Colombia), El Universal (México), El Mercurio (Chile) y El Comercio (Perú), entre otros. También participa regularmente como comentarista en medios internacionales como CNN en Español, NTN24, BBC News, Al Jazeera, Univisión y Voice of America. Se graduó en Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional y sacó su maestría en Comercio y Política Pública Internacional en George Mason University en Estados Unidos. Además es miembro de la Mont Pelerin Society.

Post por fecha

Agosto 2014
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
        1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31