Lo absurdo es el monopolio de Recope


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Ayer los costarricenses amanecieron pagando ¢768 por el litro de gasolina, el precio más alto al que ha llegado dicho combustible en nuestro país. Lo mismo es el caso del diesel y la súper. Incluso la presidenta Chinchilla se mostró "alarmada" por la situación (mientras nosotros continuamos alarmados de que todavía le quede año y medio de gobierno). Ya la misma doña Laura sabe que la gente no se come el cuento de que estos aumentos se justifican por los cambios en el precio del petróleo. El valor del barril de crudo ha venido cayendo por casi dos meses y aún así en Costa Rica nos siguen recetando aumentos en la gasolina. Sin embargo, como es su costumbre, la presidenta se fue por la tangente culpando a la "absurda" fórmula de la ARESEP para calcular los precios de los combustibles, cuando en realidad lo absurdo es que aún tengamos el monopolio estatal de Recope.

La evidencia es contundente. Aún antes del aumento de ayer, Costa Rica era el país centroamericano con el precio más alto de la gasolina:

Precio de los combustibles por litro en Centroamérica, 14-20 de octubre, 2012
En Dólares


Fuente: Comité de Cooperación de Hidrocarburos de América Central, Secretaría Nacional de Energía de Panamá. 

El precio de la gasolina regular en Costa Rica es aproximadamente 20% superior al de Panamá--el más barato del istmo. Alguna gente achaca la diferencia a los altos impuestos que pesan sobre los combustibles en Costa Rica. Recordemos que aproximadamente un 37% del precio final de la gasolina se va en impuestos, los cuales supuestamente se destinan al mantenimiento de las carreteras nacionales. Bien vale señalar que a pesar de pagar estos altos impuestos, Costa Rica se encuentra en la posición 133 de 144 países en cuanto a la calidad de sus carreteras según el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial.

Veamos entonces el comportamiento del precio de la gasolina con y sin impuestos vis-à-vis el precio del barril de petróleo (West Texas Intermediate). Para evitar distorsiones inflacionarias, convertí el precio de la gasolina a dólares usando el tipo de cambio promedio de cada año. Luego pasé ambos precios a dólares constantes del 2008. Tomé 2008 como año base ya que que fue a partir de ese momento que el petróleo experimentó una caída significiativa a raiz de la Gran Recesión, de la cual ya se ha recuperado.

Fuente: Recope y Oil-Price.net.

Como vemos, a partir de la recuperación en el precio de los hidrocarburos en el 2010, es el precio de la gasolina sin impuestos (plantel) la que más ha aumentado. De hecho se encuentra más cara que en el 2008, mientras que el barril de petróleo no ha recuperado su precio de ese año. De tal forma, queda claro que es Recope el principal factor detrás del alto precio de los combustibles.

Ya el país pasó por el "trauma" de abrir dos monopolios sagrados en la psique costarricense: telecomunicaciones y seguros. En el primer sector hemos visto cómo en cuestión de un año la calidad y la penetración de la telefonía ha aumentado significativamente sin que subieran las tarifas como tanta gente temía. En seguros la competencia también ha resultado en grandes beneficios para los consumidores. De tal forma que la resistencia a abrir el monopolio de Recope debería ser mínima. No se justifica en lo absoluto un monopolio en la importación y refinanción de combustibles--cabe señalar, los países con los precios más bajos en Centroamérica cuentan con competencia en este sector.

Otra ventaja de abrir el monopolio de Recope es que al venir empresas privadas a nuestro país a importar combustible refinado, los ambientalistas estarían más alertas sobre el récord ambiental de las mismas. Recordemos que Recope lleva meses vendiendo gasolina con un aditivo que es peligroso para la salud humana. Por algún motivo los ambientalistas criollos no han dicho ni pío al respecto. Tampoco han hecho mayor escándalo cuando hay algún derrame de combustible en ríos o mantos acuíferos. No me queda duda que si se tratara de empresas privadas, especialmente transnacionales, los ambientalistas sí estarían encima de ellas para garantizarse que estas cosas no ocurran. El ambiente sería un gran ganador con la apertura.

De tal forma que la presidenta Chinchilla debería dejar de alarmarse por el alto precio de los combustibles y empezar a hacer algo al respecto: convoque el proyecto de ley que se encuentra en la corriente legislativa para abrir el monopolio de Recope.

«« « Anterior 1 | 2 | 3 | | | »»

INCLUYA SU COMENTARIO

img-title-blogs author-image

Por la Libre Juan Carlos Hidalgo

Juan Carlos Hidalgo es analista de políticas públicas sobre América Latina en el Cato Institute, en Washington DC. Escribe frecuentemente sobre temas de actualidad y sus artículos han sido publicados en medios estadounidenses como el International New York TimesMiami Herald, New York Post, Huffington Post, Forbes, y en importantes periódicos iberoamericanos como El País (España), La Nación (Argentina), El Tiempo (Colombia), El Universal (México), El Mercurio (Chile) y El Comercio (Perú), entre otros. También participa regularmente como comentarista en medios internacionales como CNN en Español, NTN24, BBC News, Al Jazeera, Univisión y Voice of America. Se graduó en Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional y sacó su maestría en Comercio y Política Pública Internacional en George Mason University en Estados Unidos. Además es miembro de la Mont Pelerin Society.

Post por fecha

Abril 2014
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30