¿Hay modelos educativos para emprendedores?


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Esta pregunta surge luego de muchas reflexiones sobre los contenidos de los programas de fomento emprendedor y de diseño de planes de negocios.  Recién pasó la  feria de la Universidad Nacional, y una capacitación docente de la Universidad Técnica Nacional donde hubo oportunidad de reflexionar sobre estos temas.

Al parecer,  nos hemos quedado en lo conceptual asociado a los conocimientos técnicos  y no hemos pasado ni por las competencias, ni por lo práctico.

¿Qué se le puede enseñar a una persona que desea trabajar de forma independiente, desarrollar una idea de negocios hasta implementarla y  luego hacerla crecer y/o incursionar en nuevos negocios? ¿Quién debe hacerlo y como?

La evidencia muestra que son las personas con experiencia empresarial; quienes han tenido la oportunidad, sea de poner un negocio propio, o de interactuar por mucho tiempo con quienes lo han hecho,  las llamadas a compartir desde la experiencia. ¿Cómo hacerlo? Aquí, una propuesta:

En primer lugar, debemos aprender de esas personas lo que significa salir de esa “zona de confort” que supone el pensar que nuestro destino está atado a un trabajo asalariado.  Esto supone un aprendizaje horizontal y en dos vías.

En segundo lugar, lo importante no es la idea de negocio sino quien la impulsa.  Todo el mundo tiene ideas, algunas mejores que otras. Sin embargo, no es frecuente encontrar personas que son capaces de analizar el entorno y de ello generar una idea de negocio, es decir, personas capaces de generar muchas ideas en función de la observación y e análisis.

Como señalé anteriormente, todos tenemos ideas.  Por ello, lo que sigue en tercer lugar es experimentar con la idea. Y esto implica, compartirla con otros, escuchar opiniones, re-escribirla, adaptarla a más de un entorno, y de todo ello, podemos extraer una propuesta. Este es un proceso de prueba y error donde la interacción ayuda a refinar. 

En cuarto lugar, acompañar el proceso de implementación, es decir,  apoyar con conocimiento técnico ahí donde hay debilidad y formar a la persona en las competencias que requiere para sacar adelante el negocio. Lo último supone contribuir a moldear el carácter del emprendedor, ya que a partir de ese momento habrán caídas y tropiezos, pero debe haber también fortaleza para superarlas y verlas como aprendizaje.  Eso es parte del acompañamiento.

Todo lo anterior implica: (i) aprender de otros  y no solo de nosotros, (ii) conocer a la persona para entender como se formó la idea, (iii) hacer interactuar a la persona y su idea en un entorno innovador,  y (iv)educar y acompañar.

 


INCLUYA SU COMENTARIO

img-title-blogs author-image

Pymescopio Emilio Zevallos

Emilio Zevallos V., es consultor internacional e investigador especialista en nuevos emprendimientos, así como en micro, pequeñas y medianas empresas de América Latina; además trabaja temas de crecimiento y desarrollo económico, sector informal, desarrollo local y gestión de proyectos. Cuenta con varios libros y publicaciones en revistas especializadas sobre estos temas.

Ha sido profesor del TEC de Monterrey (México), así como profesor visitante en varias universidades de A.L. Es Master en Economía (ITAM, México), Políticas Públicas (FLACSO, México), y especialista en desarrollo económico local por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En la actualidad se desempeña como Vicerrector de Investigación en la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (ULACIT) además de generando un nuevo emprendimiento de información y formación para nuevos emprendimientos y pequeñas empresas llamado PYMEScopio.

Pueden conocer más de esta iniciativa en Facebook: https://www.facebook.com/PYMEScopio

Post por fecha

Julio 2014
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31