El fracaso de las políticas: ver en una pyme una gran empresa con limitaciones


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Esta es probablemente la visión más frecuente –y también más equivocada- de una empresa.  Acaso no hemos escuchado muchas veces que para entender el mercadeo  de una pyme hay que tomar el clásico libro de Philip Kotler y quitarle varios capítulos?

A las pymes debemos entenderlas desde ellas mismas y su contexto, no desde sus (o nuestras) aspiraciones. Aunque parezca paradójico, no debería ser un objetivo de la pyme convertirse en una gran empresa o vender más; pero si desarrollar productos / servicios de calidad, generar una vinculación casi personal con sus clientes / proveedores / equipo de trabajo. La consecuencia de ello seguramente será  su expansión hacia una gran empresa. No confundamos meta con recompensa.

De otro lado, la otra vez escuchaba a un académico decir; ¿cuantos “accionistas” tiene una pyme?  ¿Cuánto invierte en “innovación (disruptiva)”?  La mejor forma de alejar a las pymes de la formación, el aprendizaje y la innovación es justamente esa; tratarla como una empresa que no es o como si ya todo lo supiera.  

Regresemos a las bases de las pymes; su propietario (y sus características), el negocio y sus acciones, su equipo de trabajo, sus clientes. Las políticas públicas así como las acciones de nivel micro deben fundamentarse en la persona, la empresa y su entorno. ¿Cómo puede generarse innovación si no existe en la empresa una cultura de escuchar a los clientes, al equipo de trabajo? ¿Cómo puede trabajarse colaborativamente si no se promueve el desarrollo del trabajo en equipo? ¿Cómo se promueve el desarrollo de la empresa si no hay  delegación  de actividades?

Una pyme no es una gran empresa con limitaciones, el desarrollo empresarial es un proceso en el que se debe trabajar con el empresario y el equipo de trabajo; donde se deben mejorar conocimientos, pero sobre todo desarrollar competencias  y habilidades. Pensar en darles únicamente conocimientos técnicos a las empresas es un error. Debemos empezar por trabajar con el empresario a desarrollar las habilidades directivas y de comunicación indispensables para garantizar buenas relaciones con clientes (internos y externos), así como fortalecer los elementos de ética de negocios. No solo necesitamos empresarios grandes, sino grandes empresarios, con sensibilidad social, conocedores y empoderados de los problemas de sus territorios, comprometidos con sus equipos y clientes.  Una pyme no es una gran empresa con limitaciones, sino un conjunto de personas que buscan mejorar su calidad de vida y la de las personas que tocan con sus productos. 

img-title-blogs author-image

Pymescopio Emilio Zevallos

Emilio Zevallos V., es consultor internacional e investigador especialista en nuevos emprendimientos, así como en micro, pequeñas y medianas empresas de América Latina; además trabaja temas de crecimiento y desarrollo económico, sector informal, desarrollo local y gestión de proyectos. Cuenta con varios libros y publicaciones en revistas especializadas sobre estos temas.

Ha sido profesor del TEC de Monterrey (México), así como profesor visitante en varias universidades de A.L. Es Master en Economía (ITAM, México), Políticas Públicas (FLACSO, México), y especialista en desarrollo económico local por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Además de su actividad de consultoría y académica, en la actualidad se encuentra generando un nuevo emprendimiento de información y formación para nuevos emprendimientos y pequeñas empresas llamado PYMEScopio.

Pueden conocer más de esta iniciativa en Facebook: https://www.facebook.com/PYMEScopio

Post por fecha

Agosto 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31