UNA PROPUESTA PARA HACERLES LA VIDA FÁCIL A EMPRESARIOS Y BURÓCRATAS

Burocracia, haciendo lo fácil, difícil


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Una Propuesta para Hacerles la Vida Fácil a Empresarios y Burócratas

Burocracia, haciendo lo fácil, difícil

Alguien llega a las cajas de la UCR a hacer un pago, y quien atiende señala; ¿usted sabe que esto lo puede pagar en el banco? Claro, responde la persona. Pero estoy aquí por otros trámites y aprovecho de pagarlo.  Insiste la persona de caja, pero puede pagarlo en el banco. Lo que pasa es que nosotros ya no vamos a tener cajas. Ante el señalamiento, la persona que iba a pagar pregunta, ¿entonces no lo puedo pagar aquí? Si puede –responde la persona de caja- pero desde diciembre ya no van a haber cajas. Entonces, ¿puedo pagarlo o no? Déjeme ver; ¿va a pagar con tarjeta? Sí. Uhmmm, déjeme consultar. Al rato y luego de unas llamadas, insiste; es que es para que la gente se acostumbre a pagar en los bancos ya que no vamos a tener cajas desde diciembre. Ok, ¿pero ahora puedo hacer el pago? Si son X colones.  Un pago de la universidad. ¿Le suena familiar?

Si hacer un pago puede ser un trámite tan “engorroso”, imagine el poner un negocio, donde se involucran muchos trámites en otras tantas instituciones. En ese sentido, hablar de simplificación de trámites es un lugar común, una obviedad. Seguir con ejemplos del proceso de acreditar la empresa ante la Municipalidad, o el Ministerio de Salud, lo único que hará es enfatizar que algo se está haciendo mal. ¿Cómo cambiarlo? Creer en el empresario.

La presencia de este exceso de trámites y requisitos no es sino resultado de la desconfianza institucionalizada en el empresario. Se parte del supuesto que el empresario miente y por ello es necesario toda una serie de papeles para acreditar que lo que dice es cierto.  Y como todo en la vida, hay empresarios buenos y malos, como funcionarios buenos y malos. ¿Por qué no confiar en la palabra del empresario? Claro, no una confianza ciega, sino razonada.  

Un solo tramite: ¿Qué significa esto? Que abrir una empresa requiere solo un documento, a modo de declaración jurada. En él se describe el negocio, su tamaño, el rubro, su ubicación, etc. Lo más claro y preciso que pueda ser.

Un solo lugar: En vez de ir a varios lugares para lograr instalar el negocio, va a uno solo y esa oficina se encarga de distribuir la información a las otras entidades involucradas. Si, una especie de “ventanilla única” o one-stop-shop.

¿Que ganamos con ello? Simplicidad y menos costos. ¿Qué viene luego de ello? El control. Por lo general vivimos en un mundo al revés. Primero se controla y con ello se reduce la posibilidad de que nuevas empresas entren a la economía, y las pocas que entran, nunca (o casi nunca) se controlan.  La propuesta es hacerlo al revés. Cualquiera puede poner un negocio con una declaración jurada, pero luego de ello viene el monitoreo para acreditar que en efecto lo que usted declaro es cierto. Así además sacamos de las oficinas a los funcionarios a recorrer las calles y conocer a sus empresas. La queja permanente del Sector Publico es que tiene poca gente para hacer control; por ello la idea es minimizar los controles antes de poner el negocio (y por tanto, la burocracia asociada), y transferirlos al monitoreo. En muchos países este se hace por sorteo (al azar), y dependiendo de los resultados, se hacen más controles o menos.

Desde la perspectiva del empresario; si este mintió en su declaración, todo el peso de la ley. El objetivo es creer en el empresario por ello la mentira debe tener una sanción ejemplificadora. Si dijo la verdad, dejarlo trabajar sin molestar.

No hay fondos

Esta es la frase más frecuente para no controlar luego de que el negocio está abierto; claro, es más fácil que el empresario venga que el Estado vaya a la empresa. En América Latina hay experiencias interesantes sobre como “controlar” sin gastar de más. El ente fiscalizador de Hacienda es quien por lo general tiene más recursos para hacer control. El ministerio de Trabajo por el contrario tiene pocos. ¿Porque Hacienda no hace sus controles y a la vez los del Ministerio de Trabajo? Con un sistema compartido o bien la posibilidad de completar una encuesta con una Handheld se puede hacer el trabajo de recolección de datos con mucha rapidez y sin el problema de “pasar” los datos luego.  Mecanismos hay, lo importante es la voluntad de cambio. 

img-title-blogs author-image

Pymescopio Emilio Zevallos

Emilio Zevallos V., es consultor internacional e investigador especialista en nuevos emprendimientos, así como en micro, pequeñas y medianas empresas de América Latina; además trabaja temas de crecimiento y desarrollo económico, sector informal, desarrollo local y gestión de proyectos. Cuenta con varios libros y publicaciones en revistas especializadas sobre estos temas.

Ha sido profesor del TEC de Monterrey (México), así como profesor visitante en varias universidades de A.L. Es Master en Economía (ITAM, México), Políticas Públicas (FLACSO, México), y especialista en desarrollo económico local por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Además de su actividad de consultoría y académica, en la actualidad se encuentra generando un nuevo emprendimiento de información y formación para nuevos emprendimientos y pequeñas empresas llamado PYMEScopio.

Pueden conocer más de esta iniciativa en Facebook: https://www.facebook.com/PYMEScopio

Post por fecha

Agosto 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31