Por:  17 febrero, 2014
La dieta vegana elimina consumo de cualquier producto de origen animal
La dieta vegana elimina consumo de cualquier producto de origen animal

Cuando hablamos de personas “veganas” hacemos referencia a aquellas personas que no comen ningún producto animal, evitando el consumo de carne incluyendo pollo y pescado, huevo, leche y productos lácteos, manteca, gelatina e inclusive la miel de abeja. Estas personas usualmente tratan de vivir sin explotar a los animales para el beneficio de estos, las personas y el planeta, consumiendo por ende una dieta que restringe los productos de este tipo en la misma.

Actualmente son muchas las personas que inician un estilo vegano en sus vidas sin pensar en el cambio que ésta implica y lo más importante, sin realizar la transición de forma paulatina como se recomienda. Ante esto, hoy mencionaré 12 aspectos importantes de considerar antes de involucrarse en este nuevo estilo de vida.

  • Preguntas de familiares y amigos
Lo importante de ser vegano es hacerlo por convicción propia, hacerlo por uno mismo. Familiares y amigos más allá de una oposición a esta dieta evitarán cuestionar en respeto a la percepción individual.

Carne, pollo, pescado, huevo, leche, productos lácteos, gelatina y miel de abeja no son consumidos por las personas veganas
Carne, pollo, pescado, huevo, leche, productos lácteos, gelatina y miel de abeja no son consumidos por las personas veganas

  • Incluir suplemento de vitamina B12
Al dejar de lado los productos de origen animal los cuales contienen la vitamina B12, importante para mantener el sistema nervioso y células sanguíneas del cuerpo; se debe optar por introducir suplementos de esta vitamina en la dieta por lo que se recomienda visitar a un especialista para que determine la cantidad adecuada de consumo.

  • Hierro
Al igual que la vitamina B12, es importante incluir hierro en la dieta vegana. Productos como legumbres, semillas de girasol, pasas secas y verduras de hoja verde oscuro, son algunos de los alimentos para incluir en la dieta.

  • Fuentes de proteína
El Instituto de la Medicina recomienda a los adultos al menos 0.8 gramos de proteína diarios por cada kilogramo de peso por lo que es importante incluir fuentes de proteína en la dieta tales como frijoles, lentejas, habas, quinoa, entre otros.

  • Reemplazo de productos animales
Dejar de lado las carnes por un alto consumo de harinas y otros alimentos procesados no es una buena opción para las personas porque esto contribuye a sentir mayor sensación de hambre además de contribuir a ganar peso por el alto contenido calórico y poco valor nutricional de estos productos. .

  • Productos de soya
Críticos exageran con los peligros de la soya y otros alaban sus beneficios. Lea cuidadosamente las etiquetas de los productos que consume evitando los llenos de sodio y conservantes y aprovechando productos como el tofu, la leche de soya, frijoles de soya, entre otros.

  • No hacer el cambio a la primera
No se puede despertar de la noche a la mañana pensando en que se quiere ser vegano e inmediatamente comenzar con el cambio. Este nuevo estilo de vida implica tiempo y trabajo por lo que se recomienda introducir poco a poco más alimentos de origen vegetal y reduciendo los de origen animal, hacer un cambio gradual es la clave.

  • Leer las etiquetas de los productos
Leer las etiquetas de los productos y verificar los ingredientes es lo más importante. El hecho que un producto parezca ser “no vegano” no implica que cumpla como uno de estos.

  • Te sentirás más feliz
Comparado con las dietas vegetarianas, las dietas omnívoras contienen más ácido “araquidónico” que permite estimular los cambios neurológicos que disminuyen el estado de ánimo de acuerdo con un estudio del 2012 del ¨Nutrition Journal¨

  • Restaurantes favoritos
No por ser vegano ya no podrá visitar sus restaurantes favoritos. Hable con el mesero acerca de sus restricciones en la dieta para tener plena seguridad que no se utilizan productos animales en sus comidas.

  • No costará más a su bolsillo
La carne es uno de los productos más caros de los supermercados por lo que el ahorro al no comprar de esta será más grande.

  • Plantas ayudarán a sus necesidades de calcio
La clave es consumir una variedad de productos naturales ricos en calcio como almendras, higos, naranjas de ombligo, así como productos fortificados con calcio como cereales, leche de origen vegetal, entre otros.

¡Recuerde! No busque un estilo vegano por moda, tenga en cuenta estas recomendaciones para tener seguridad de implementar un cambio paulatino para el bien de su salud física y la estabilidad de su organismo.