Por:  28 agosto, 2016

Una de las vitaminas de las que más se escucha hablar actualmente es la vitamina D; reconocida por su importancia para la salud ósea pero también por la epidemia de deficiencia de la misma que se ha desatado en los últimos tiempos. Se calcula que un billón de personas alrededor del mundo presentan un nivel deficiente de esta vitamina.

¿Por qué esto es importante? Muchos no saben que esta deficiencia puede resultar en obesidad, diabetes, hipertensión, depresión, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, osteoporosis y enfermedades neurodegenerativas incluyendo el Alzheimer. Un bajo nivel también puede contribuir al desarrollo de diferentes tipos de cáncer como próstata, colon y mama. Con respecto a la salud ósea, se ha visto que la absorción de calcio es hasta 65% veces mayor en aquellas personas con suficiente vitamina D en comparación con quienes están deficientes. Por esta razón hoy quiero que nos informemos y conozcamos de su manejo y prevención.

¿A qué se debe tanta deficiencia? Diferentes factores pueden influir en que se tenga valores de esta vitamina inadecuados. Se ha analizado que la razón principal es la baja exposición al sol o el uso de bloqueadores solares al hacerlo. Sin embargo otros aspectos pueden influir como por ejemplo: color de piel oscuro, sobrepeso, obesidad, personas mayores, el consumo de algunos medicamentos o aquellos con condiciones de malabsorción tendrán un mayor riesgo de deficiencia la cual, no produce síntomas. Se podrían pasar años de esta manera sin ni siquiera notarlo.

¿Cómo recibimos la vitamina D necesaria? Recordemos que la producción de D3 en la piel se da gracias a la influencia de la radiación ultravioleta del sol. Este proceso aportará entre un 50 y un 90% de la vitamina en las personas. El restante porcentaje será a causa de la dieta o suplementos si son consumidos.

Por lo tanto para mantener niveles adecuados, se recomienda recibir el sol de 15 a 20 minutos varias veces por semana y con por lo menos 40% de su piel expuesta (No se promueve un exceso de exposición, ni en horas cercanas al medio día, recuerde que hay que cuidarse del cáncer de piel). Alimentos fuente de este nutriente como lo son el salmón, la trucha, atún, sardinas, huevos y lácteos fortificados deben ser parte de la dieta también. Sin embargo tener un nivel adecuado de vitamina D solamente por medio de la dieta, es algo difícil. La exposición al sol será por lo tanto la fuente principal.

Para aquellas personas que ya han comprobado por medio de un examen de sangre que sus niveles están bajos, ya no será suficiente solamente con el sol o la alimentación, sino que deberá incluir un suplemento en su dieta. La Asociación de Endocrinología de Estados Unidos, recomienda una ingesta de 6000 UI de vitamina D diarios por 8 semanas cuando se desea regular los niveles. Tome en cuenta que una cantidad de 10000 UI diarias es lo que se ha considerado como el límite superior de consumo y donde podría haber riesgo de intoxicación, por lo que es importante que no sobrepase esa cantidad. Si sus niveles de vitamina D le han salido alterados, le recomiendo que consulte a un profesional para que lo oriente en qué tipo de suplemento tomar, en qué cantidad y qué otros cambios en su estilo de vida podrían beneficiarle

Así que si usted es parte de los que pueden tener más riesgo de deficiencia, consulte con su médico o nutricionista si es necesario revisar sus niveles. Si ya han salido deficientes, no lo pase por alto, busque a un profesional y trabaje en mejorarlo, su salud se verá grandemente beneficiada. En el Centro de Nutrición Larisa Páez podemos guiarlo en este y otros objetivos de salud, para más información consulte en nuestra página www.centrodenutricion.co.cr

Referencias.

Holick M., Binkley N., Bischoff-Ferrari H., Gordon C., Hanley D., Heaney R., Murad M., Weaver C. (2011) Evaluation, treatment, and Prevention of Vitamin D Deficiency: an Endocrine Society Clinical Practice Guideline. Journal of Clinical Endocrinology and Merabolism. 96:7

Naeem Z. Vitamin D Deficiency- An ignored epidemic. (2010) International Journal of Health Sciences. 24(1): 5-6

Harvard Health Publications. 6 things you should know about vitamin D. Tomado de http://www.health.harvard.edu/healthbeat/6-things-you-should-know-about-vitamin-d