Por:  19 junio, 2014
Foto tomada de www.aldia.cr
Foto tomada de www.aldia.cr

La práctica de actividad deportiva es un gran aliado para la salud sumado a un adecuado plan de alimentación, sin embargo, muchas personas evitan consumir ciertos alimentos porque “no favorecen” el esfuerzo físico que realizan, les suma calorías a su dieta, entre otros aspectos; los cuales deseo comentar con mayor detalle a través de mitos que se comentan.

  • Mito #1: “Hago deporte y como lo que quiera”
Uno de los principales y grandes errores que practican los deportistas. El ejercicio es importante acompañarlo de un plan de alimentación balanceado y rico en nutrientes para garantizar un correcto y saludable aporte de energía. La alimentación cumple un papel vital en el rendimiento deportivo que junto al descanso, sesiones de masaje; complementan los entrenamientos.

  • Mito #2: “Más sudor, menos peso”
El cuerpo por medio del sudor contribuye a regular la temperatura corporal cuando se realiza ejercicio, lo cual no significa que entre más sude una persona mayor cantidad de calorías pierde. Es importante que los deportistas posterior a la actividad física que realizan, cumplan con una correcta hidratación consumiendo con exactitud el líquido que requieren el cual puede calcularse pesándose antes y después de la actividad y contemplando que cada kilogramo perdido es equivalente a 1 litro de agua perdido.

  • Mito #3: “Comida posterior al ejercicio”
No tenga miedo de alimentarse posterior a los ejercicios que realice, esto no le dará “kilos” que quizá pudo haber perdido. Cuando la persona no consume ningún alimento después de la sesión de ejercicio, el cuerpo no tiene como reponer las fuentes de energía provenientes del músculo y el hígado por lo que tiende a utilizar la masa muscular y como consecuencia; la persona puede perder peso, pero de masa muscular y no de grasa.

  • Mito #4: “Mayor masa muscular, más proteína a la dieta”
Muchas personas piensan que el consumir mucha proteína les proporcionará mayor masa muscular lo cual efectivamente es un mito. La ganancia de masa muscular dependerá del consumo de calorías totales, del consumo de carbohidratos, del consumo de proteínas y del tipo de actividad física.

La Asociación Americana de Nutrición y Dietistas recomienda el consumo de proteína con base al peso de las personas indicando para un atleta adulto masculino de 84 a 119 gramos de proteína al día y para las mujeres de 66 a 94 gramos diarios.

  • Mito #5: “Mucho ejercicio, poca comida”
Realizar mucha actividad física y aplicar dietas extremas no son la solución para la pérdida de peso. La alimentación es vital para contribuir a la reducción de kilos por lo que un plan de alimentación adecuado en energía y nutrientes brindará con éxito la contribución a este objetivo. Muchas veces al no darle al organismo lo que necesita luego de la práctica deportiva se el cuerpo se termina ¨comiendo el músculo¨ por no alimentarnos adecuadamente.

  • Mito #6: “¡No! A los carbohidratos”
Los carbohidratos son la fuente más importante de energía para cualquier atleta y son utilizados como fuente de energía tanto por el sistema anaeróbico como aeróbico. Las dietas bajas en carbohidratos para los deportistas podrían traer consigo problemas de salud y rendimiento.

  • Mito #7: “Las bebidas hidratantes”
Practicar actividad deportiva conlleva a la necesidad de adquirir una buena hidratación. Las actividades de menos de una hora de trabajo pueden acompañarse de agua o una bebida sin calorías con electrolitos. Para más de una hora es recomendable una bebida que contenga carbohidratos y electrolitos.

Estos y otros mitos son los que muchos deportistas aún contemplan y consecuentemente recurren a aplicar. La realización de actividad física es de suma importancia para la disminución de cifras alarmantes como las 1.9 millones de muertes anuales que señala la Organización Mundial de la Salud por inactividad física.

No dude en consultar a los especialistas en el campo deportivo y de salud antes de tomar decisiones que puedan afectar su salud.

Para mayor información puede consultar las siguientes referencias: