Por:  24 diciembre, 2012

En el diario vivir es importante tomar espacios de reflexión, que permitan replantear los objetivos que nos proponemos con el fin de trazar la estrategia adecuada para alcanzar las metas propuestas. Esta época es un excelente momento para hacerlo.

Este año inicié con este blog con el objetivo de brindarles información valiosa que les ayude a mejorar su calidad de vida, ser una herramienta de consulta y asesora de sus inquietudes y necesidades en cuanto a la alimentación y deporte. Este objetivo se va cumpliendo. Todos los días son diferentes, en nuestras manos está la posibilidad de hacer posible lo imposible y de cambiar vidas para bien.

Hoy más allá de darles consejos de nutrición, quiero que reflexione sobre su salud, alimentación y calidad de vida actual, su situación laboral, familiar y de país en general. Así como tenemos la oportunidad de escoger lo que consumimos, tenemos la oportunidad de mejorar, avanzar y elegir. Sin embargo, muy conscientes de ello no siempre tomamos las mejores decisiones. Usted tiene la oportunidad de cambiar, de mejorar su actitud, la confianza en sí mismo para hacer las cosas correctamente.

Todos tenemos nuestras situaciones, sin duda alguna todos vivimos momentos gratos, tiempos de aflicción, tiempos de pruebas, de llanto pero también de risas, de noticias gratas y otras no tan gratas. Quizás algunos ya partieron y nos han dejado, quizás nuevos miembros han llegado a nuestra familia y han llenado de luz nuestros hogares; una vela que se ha extinguido y otra nueva llena de esperanza que se enciende hoy.

Para algunos finalizar el año es un nuevo comenzar, es renovarse de energías y prepararse para lo que vendrá, confiados en que todo saldrá bien.

El actuar es clave para generar cambio, lo insto a que este fin de año se proponga actuar, a que no se ponga límites y concrete sus deseos. Es normal quejarse del trajín del día o trabajo, del gobierno, de la rutina diaria, de lo que ha engordado, de los problemas por los cuales ha tenido que pasar… lo insto a que vea cada situación de manera diferente, desde otra perspectiva. Una persona con actitud positiva, dispuesta a cambiar y principalmente dispuesta a actuar puede lograr cosas muy importantes y sobre todo tener una paz interior distinta.

Normalmente quejarse es más sencillo que buscar una solución, el dejar las acciones en manos de otros y luego seguir quejándonos. Lo invito a meditar y reflexionar en esta navidad sobre el cambio que usted puede generar con una simple acción, con un cambio de actitud y de forma de pensar.

Definitivamente mis mejores deseos a todos los lectores de mi blog y de El Financiero, que este 2013 seamos generadores de cambios positivos en nuestras vidas personales y familiares, trabajo, país… la fuerza es más entre todos.

Etiquetado como: