Por: Ligia Olvera 18 junio, 2013
Escribir le permitirá identificar sus historias de fracaso que lo pueden estar saboteando.
Escribir le permitirá identificar sus historias de fracaso que lo pueden estar saboteando.

Leyendo al profesor Robert Kaplan sobre la importancia de hacer las preguntas correctas encontré lo siguiente: “Un líder no es la persona que tiene todas las respuestas sino quien sabe hacer las preguntas correctas en situaciones complejas para liderar la discusión de los temas relevantes con su equipo”.

Kaplan ha tenido una trayectoria atípica para llegar a ser profesor. Se vinculó con Harvard cuando aceptó co-administrar el patrimonio de esta casa de estudios. Antes, trabajó en Wall Street por más de 20 años. Hoy, su trayectoria, experiencia, conocimiento y habilidad de reinventarse, le han permitido convertirse en un reconocido autor y profesor de liderazgo.

Kaplan enseña actualmente tres cursos de liderazgo en el MBA de la escuela de negocios de Harvard. Ha comentado que pasa gran parte de su día sosteniendo conversaciones sobre temas delicados con líderes.

Parte de lo aprendido en su trayectoria profesional es la importancia de la narrativa en el auto-conocimiento. Esta técnica que les voy a describir hoy es una técnica simple, poderosa y que contribuye a un mejor abordaje de situaciones personales y organizacionales complejas.

Yo, como Kaplan, se la he enseñado a mis clientes y puedo dar testimonio de que funciona.

¿En dónde trabaja? ¿Cómo llegó a dónde está hoy – puesto, empresa, profesión-?

Kaplan explica que todos tenemos una historia de exportación: estudié aquí, yo era bueno para los números, me gradué de, mi primer trabajo fue, renuncié para irme a… ya ustedes tienen la idea.

Sin embargo, todos tenemos historias que no compartimos con nadie porque son historias de trauma, fracaso, dolor. Historias de las que no todos somos conscientes pero que existen en nuestra mente.

Esas historias salen a relucir en nuestra conducta y nos sabotean cuando nos sentimos vulnerables, expuestos, frustrados o bajo grandes presiones o estrés.

Dedicarle el tiempo a explorar cuáles son estas historias es tiempo bien invertido. Aquí una guía:

  1. Cuál es la historia o historias que lo hacen sentir mal con usted. Historias dolorosas de su pasado que lo hacen sentir inseguro, triste o como una persona con atributos negativos.
  2. Cuáles son las situaciones en las cuales esta versión de usted ha aflorado en el pasado. Entender cómo estas historias han impactado en nuestra historia es el primer caso para el cambio de patrones de pensamiento.
  3. Qué tipo de decisiones ha tomado o ha dejado de tomar porque estas historias han interferido con su juicio. Nuestros pensamientos definen nuestras acciones. Si usted logra cambiar patrones de pensamiento, puede iniciar la toma de acciones y decisiones que ha pospuesto.
Conozca sus saboteadores, identifíquelos y manténgalos bajo control.

La mejor versión de usted está todavía por venir.