Con la psicoterapia, el tema más importante que hay que superar es el manejo del estigma y el temor que le causa a muchas personas

Por: Ligia Olvera 8 noviembre

¿Asocia la terapia con el tratamiento de desórdenes mentales severos?

Probablemente es un error.

No hay que tener una enfermedad mental grave para beneficiarse de la psicoterapia.

Buscar psicoterapia no significa que usted esté enfermo mentalmente, necesariamente. No es, tampoco, una señal de debilidad; por el contrario, en muchas de las personas que conozco, el buscar terapia es evidencia que la persona es recursiva.

Cuando usted siente que la vida gira y gira velozmente y le hace sentir que perdió el control, la terapia puede ayudarlo. Y terapia, no es acostarse en un sillón a hablar de su mamá o de su infancia, (tendemos a imaginarnos lo que vemos en las películas).

Todo tipo de terapia se basa en conversaciones, pero el contenido y la estructura varía, dependiendo del tipo de terapia. A mí me parece fascinante cuando, a través de la terapia de un buen profesional, podemos entender nuestros propios conflictos y contradicciones internas, que a veces son inconscientes, pero determinan nuestro pensar y actuar, nuestras motivaciones y emociones. Este tipo de trabajo puede cambiar nuestras vidas para bien, no es fácil, da miedo, pero es un trabajo muy relevante, en mi opinión.

Cuando usted siente que la vida gira y gira velozmente y le hace sentir que perdió el control, la terapia puede ayudarlo.
Cuando usted siente que la vida gira y gira velozmente y le hace sentir que perdió el control, la terapia puede ayudarlo.

Una forma de terapia, la de pareja, es muy efectiva para las parejas que quieren trabajar en su relación de forma pro-¬‐activa y constructiva. No es la mejor idea buscar terapia cuando la relación está totalmente deteriorada y perdida.

Los psicoterapeutas usualmente son psicólogos con maestrías en psicología clínica o doctorados en psicología clínica (Ph.D.) o médicos psiquiatras. Estos dos grupos son los psicoterapeutas mejor entrenados. Hay también profesionales que se llaman psicoterapeutas, pero no tienen una formación académica rigurosa, por lo cual es bueno hacer una buena investigación antes de contactar y asistir a psicoterapia.

La terapia puede ser percibida para algunos como un lujo, pero no lo es. Un grupo de sesiones pueden traer beneficios significativos y puede ser de las mejores inversiones de su vida. Muchos psicoterapeutas atienden pacientes en horarios nocturnos o fines de semana, por teléfono o vía skype, así que ni el tema de la inversión ni el tema del horario, son buenos pretextos para no buscar ayuda.

Con la psicoterapia, el tema más importante que hay que superar es el manejo del estigma y el temor que le causa a muchas personas.

En mi trabajo como coach, apoyo a las personas y los dilemas internos que les ocasionan sus contextos laborales, organizacionales, etc. Sé muy bien cuando puedo ayudar a alguien y cuando no, porque en realidad necesita otro tipo de profesional que no soy yo. En ocasiones mis clientes no quieren ir a terapia, y si pienso que claramente lo necesitan, les planteo que el coaching no será efectivo sino asisten a terapia..

¿Por qué lo hago? Pienso que no es responsable prometer el logro de objetivos cuando conozco muy bien que hay un tema de psicoterapia de por medio que no es responsable abordar en coaching. También considero que hay personas que por su situación requieren otro tipo de ayuda y que pueden, de no buscarla, entrar en una situación de peligro.

Cuando mis clientes me escuchan y buscan al profesional adecuado, yo veo que viven vidas más felices, más plenas y más sanas.

Un buen coach, no puede sustituir un buen médico psiquiatra, o a un experimentado psicólogo, tampoco un buen médico psiquiatra, puede sustituir a un buen coach.

Ambos son servicios diferentes y útiles, pero no son sustitutos.

Y usted como cliente, debe buscar el mejor servicio para usted de acuerdo a su situación, realidad y circunstancias....