Todos sabemos lo que es regresar de vacaciones más drenados y cansados.

Por: Ligia Olvera 22 julio, 2014
Cambie de ritmo en vacaciones
Cambie de ritmo en vacaciones

Éxito es ir a dormirse tranquilo. Paulo Coelho

De acuerdo a Fierce Inc., empresa global de entrenamiento corporativo, 58% de los empleados en Norteamérica no sienten ninguna reducción del estrés después de las vacaciones, y 28% regresan más estresados de lo que se fueron.

Parte del fenómeno que explica lo anterior está, creo yo, en la dificultad que tenemos de cambiar de marcha o ritmo cuando salimos de vacaciones.

Algunos cuando se van de vacaciones, tienen un programa que incluye una apretada agenda, tan apretada o más como la que viven cuando no están de vacaciones.

Independientemente, si se queda en su ciudad o sale de ella en las vacaciones, usted puede vivir a otro ritmo diferente al cotidiano; usted puede tener conversaciones más profundas y complejas que las que usualmente tiene por falta de tiempo; también puede aprovechar este tiempo para, reconectar con gente importante para usted, con usted mismo, profundizar en algo que le viene dando vueltas en la cabeza y así las vacaciones son oportunidades para evaluar y cambiar de rumbo.

Las vacaciones han sido para mí, a lo largo de mi vida, una oportunidad para evaluar, pensar y redireccionar mi vida.

Si tomamos consciencia que nuestro tiempo en el mundo, mientras tengamos vida, es limitado, el tema del tiempo libre y su disfrute es como un diamante: precioso y escaso y tiene fecha de expiración, por lo cual no debemos desperdiciarlo.

Si uno lo piensa, -dice Arianna Hufftingon- uno puede trabajar en dejarle a los hijos una herencia, hacerlos sentir seguros y cómodos y esa es la justificación que tenemos para trabajar duro e incluso para no tener un buen balance de vida personal - trabajo. Pero usted también, si lo desea, puede dejar la experiencia de una vida bien vivida, rica en sabiduría y capacidad de asombro a sus hijos a través del modelaje, sin sacrificar ser responsable.

Asi que estos días... si fue de los afortunados que disfrutó unos días de vacaciones, ¿cómo los invirtió?

1. ¿Logró vivir a otro ritmo?

2. ¿Logró sentir la comunicación a un nivel más profundo con sus seres queridos?

3. ¿Durmió hasta que naturalmente se despertó?

4. ¿Disfrutó de la comida compartida?

5. ¿Aprendió algo?

6. ¿Se leyó algo diferente, interesante, retador?