La ruta comercial que deben seguir Johnny Araya y Luis Guillermo Solís

Costa Rica tiene que seguir jugando en las grandes ligas de la economía mundial, pero el reto está en fortalecer a las pequeñas y medianas empresas nacionales.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

No es un tema de derecha, ni de izquierda. Ni de liberalismo ni de socialdemocracia. Tampoco de qué partido político llegue a la silla de Zapote.

Es un tema del ajedrez comercial en que se ha convertido el mundo y al que Costa Rica no puede darle la espalda. No se la ha dado en los últimos 30 años, ni debe dársela.

Hablo de comercio exterior, del papel del país en las relaciones comerciales globalizadas y del aprovechamiento de las distintas herramientas y escenarios para competir en las grandes ligas y sacarle provecho para el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas costarricenses.

Este tema, que es clave para el desarrollo económico de Costa Rica, para la generación de empleo y para el impulso de los encadenamientos productivos, quedó a la sombra en la primera ronda electoral. No se discutió ni debatió sobre esto y es preciso que los candidatos dejen claras sus posturas en los diferentes aspectos, antes del próximo 6 de abril.

Costa Rica juega en las grandes ligas del comercio internacional y eso es plausible desde cualquier punto donde se vea.

Para poner ejemplos: Tenemos tratados comerciales bilaterales y multilaterales con América Latina, América del Norte, Europa y Asia, los cuales estimulan a los exportadores locales a conquistar nuevos mercados, mejorar la oferta competitiva y levantar el nivel de estándares.

Además, el país está en proceso de incorporación para consolidar la vinculación comercial con Asia-Pacífico y ya se inició el camino hacia la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), lo que, sin duda, tiene que concretarse y consolidarse. Son dos foros cruciales: el primero porque Costa Rica tiene que ver hacia Asia y unirse en ese esfuerzo a Perú, Chile, México y Colombia, y el segundo, porque nos exige a elevar el nivel de los estándares nacionales en diversos temas que ayudarán a la toma de decisiones de políticas públicas.

Y otro ejemplo de esas grandes ligas en las que estamos es en relación con la Inversión Extranjera Directa (IED). El país ha logrado más de $2.000 millones anuales de exportaciones en zonas francas y en cuanto a  encadenamientos, según compras realizadas por las empresas de zonas francas a los suplidores locales, se pasó de contabilizar 961 empresas locales en el 2001 a 7.922 en el 2011.

Las compras locales por parte de las empresas del régimen de zona franca, pasaron de $482 millones en el 2006 a $2.029 millones en el 2012, es decir, 4,2 veces más en seis años.

Comercio local, sí

Ahora bien. Hay una parte complementaria a todos esos logros a la que hay que ponerle mucha atención y tomar decisiones sobre ella porque tiene que ver con las oportunidades de la población, la erradicación de la pobreza, la generación de empleo y el desarrollo inclusivo que aún no han logrado el nivel que requiere el país.

Hablo del apoyo a las pequeñas y medianas empresas que deben contar con las herramientas para poder sacarle provecho a esos alcances internacionales y que sean parte del desarrollo del comercio interno del país.

Es crucial aumentar el encadenamiento productivo aún más y que cada vez más empresas costarricenses se unan a la lista de las exportadoras a los mercados naturales como América Central, el Caribe, Estados Unidos, Colombia y México, así como a los nuevos mercados de Europa y Asia.

Al país hay que seguirlo preparando para que aproveche las condiciones que brindan los tratados comerciales.

La mejor forma de hacerlo es dándoles a las Pymes el apoyo para que se desarrollen a través de facilidades con un buen financiamiento, transferencia de conocimiento y tecnológica, así como seguimiento y asesoría técnica.

Esto tiene que ver con decisiones del Gobierno y lograr un balance entre el desarrollo productivo hacia afuera y hacia adentro.

Este apoyo sin duda las hará crecer, generará mayor empleo en el país y tranquilidad económica de esas familias.

Don Johnny y don Luis Guillermo, el reto en comercio exterior seguirá siendo siempre grande. Mucho se ha avanzado y hay que seguir caminando erguidos, sin detrás pasos en reversa, pero siempre con un ojo hacia afuera y el otro hacia adentro.

img-title-blogs author-image

Sin visa Gilda González

Gilda González Sandoval está convencida de que el periodismo lo trae en las venas. Se convenció hace poco cuando su maestra de primaria le entregó trabajos donde entrevistaba a los personajes de los cuentos. Entrevistar y escribir ha sido su oficio desde hace 23 años, cuando hizo sus primeros pasos en el Semanario Universidad. A partir de 1991 está en el Grupo Nación, excepto dos años que hizo televisión. Primero escribió de cultura y espectáculos en el diario Nación, luego hizo judiciales e investigación en Al Día. En el 2006 inició en El Financiero en la sección de economía y política. Luego lideró el nuevo proyecto de la Nación en radio, ADN, desde su arranque hasta por tres años y regresó a EF al área de Economía y Política. Nunca ha necesitado visa para moverse de un lado a otro, tampoco usted la necesitará para leerla acá.

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31