Alta huella hídrica y contaminación


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Si algo no deja de sorprender en Costa Rica es que somos un país de extremos. Esto incluye muchos ámbitos, en cuenta el ambiental. Mientras el país destaca por iniciativas pioneras como el pago por servicios ambientales, que ha influido en que la cobertura forestal abarque actualmente el 52,3% del territorio, resulta que nuestra huella hídrica es un 8% más alta que el promedio mundial y estamos utilizando un 31,2% más de agua que la que puede generar nuestro territorio, según datos contenidos en el último Informe Estado de la Nación en Desarrollo Humano Sostenible.

Mientras el consumo per cápita en el planeta es de 1.385 metros cúbicos por año, cada tico consume en promedio 1.490 metros cúbicos.

Como si fuera poco, las amenazas a la calidad del agua han aumentado porque a las fuentes de contaminación ya conocidas, como las aguas residuales urbanas descargadas en los ríos (solo el 0,79% en el Área Metropolitana de San José recibe tratamiento), se han unido nuevos agentes contaminantes de las aguas costeras. Estas reciben el drenaje de cuencas agrícolas y urbanas con residuos de plaguicidas, compuestos orgánicos, detergentes, metales pesados y otras sustancias. Incluso se encontró una alta concentración de productos farmacéuticos y de cuidado personal en aguas marinas y superficiales, incluyendo manglares.

Datos preliminares de recolección de residuos reciclables y no reciclables de la Campaña Costa Rica Verde y Limpia, realizada en distintos puntos del país el pasado mes de septiembre, arrojaron un total de 46.825 kg de residuos reciclables frente a 26.997 kg de residuos no reciclables. Aquí hablamos en orden de prioridad de plástico, papel y cartón, electrónicos, vidrio, chatarra, llantas, aluminio y tetrapack/brick. Esto muestra que la mayoría de residuos que genera la población se pueden reciclar pero, si no se hace, muchos van a parar irremediablemente a los cuerpos de agua.

En síntesis, no solo estamos utilizando más agua que la que tenemos disponible, sino que la estamos contaminando más. No es un buen cuadro para un país que sigue siendo un referente mundial por sus iniciativas ambientales.

Lo peligroso de todo esto es que sigamos viviendo de las glorias del pasado o, como dice el dicho: “crea fama y échate a dormir”, cuando hay problemas profundos que arrancan desde la misma ausencia de un ordenamiento y regulación efectiva de los usos del territorio, que a la postre no solo nos quitará esa fama, sino que también degradará nuestros recursos ambientales, incluyendo el agua, al punto de que será difícil revertir ese proceso. Según el Informe Estado de la Nación, solamente 18 de los 81 cantones del país poseen planes reguladores.

¿Es eso lo que queremos para Costa Rica?





INCLUYA SU COMENTARIO

img-title-blogs author-image

SOStenible Katiana Murillo

Katiana Murillo es periodista costarricense especializada en los temas de cambio climático, turismo sostenible y responsabilidad social empresarial.
Trabaja como consultora para organizaciones nacionales e internacionales. Se inició en el campo de la sostenibilidad cuando sus mismos colegas pensaban que solo se trataba de una pasión por "pajaritos y ranitas", y ha tenido la oportunidad de introducir en este tema a periodistas de diferentes latitudes, principalmente a aquellos de países en desarrollo, así como a otros actores. También ha desarrollado alianzas público-privadas en el campo.
Cuando, frustrada, se convenció de que los líderes mundiales poco hacen por hacer avanzar una agenda de sostenibilidad, volcó sus ojos hacia las experiencias y soluciones in situ, que son las que realmente hacen la diferencia y, además, son la razón de ser de este blog.

Post por fecha

Octubre 2014
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31