Inicie un buen año para usted y para el planeta


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

La Navidad y el Año Nuevo deberían ser esencialmente un tiempo para compartir, pero desafortunadamente también son sinónimo de excesos, gastos enormes, desperdicio y toneladas de basura.  

Luego viene la carga psicológica de la famosa cuesta de enero, donde ese ritmo de gasto frenético toca contra la pared de un año que apenas comienza y al cual hay que hacerle frente.

En realidad debería ser la gran oportunidad de iniciar un año con menos gastos innecesarios, más calidad de vida y más significado, no solo para usted sino también para el planeta.

A continuación, 10 consejos para lograrlo:

  • Limpie y haga circular: saque no lo que no usa ni necesita, recicle lo que se pueda y regale lo que está en buen estado y puedan necesitar otras personas. Por cada cosa nueva que adquiera o le regalen, saque una. Así no amontonará cosas innecesarias y lo hará sentirse más liviano y útil para otros.
  • Haga más actividades al aire libre: si algo bueno tiene la Navidad y el Año Nuevo en los trópicos es que no son blancos, sino de colores. La mejor época para compartir con familia y amigos está apenas comenzando. Como no tiene que preocuparse por el frío ni por guardar calorías, aproveche su tiempo libre, haga caminatas y disfrute de la naturaleza. Así se deshará también de esos kilos de más de las comilonas y ahorrará energía por no estar en casa más de lo necesario. Tampoco tiene que gastar mucho afuera: no hay nada más delicioso que un buen emparedado casero y una fruta luego de una caminata por el bosque.
  • En vez de quejarse porque todo es más caro en diciembre, sea un comprador o compradora inteligente: planee con tiempo sus vacaciones, sus regalos y recuerde que el significado de un presente no es directamente proporcional a su valor o utilidad. Muchas veces es todo lo contrario. Ya se sabe que a última hora se paga excesivamente por caprichos y fechas. Y eso sin contar el tráfico en las calles.
  • Tampoco se deje llevar por las ofertas, ni siquiera por las de enero. Pregúntese siempre si lo que va a comprar es absolutamente necesario. No hay nada más caro que lo que usted nunca va a usar o muy poco.
  • Planifique mejor sus gastos durante el año. Vea incluso en su hogar qué mejoras pueden darle mejor rédito, como es el caso de dispositivos ahorradores de agua y energía. Hay, por ejemplo, bombillos con tecnología LED que no solo le harán ahorrar, sino que hasta le podrían dar una mejor iluminación.
  • Aproveche que no llueve y haga uso del transporte limpio: resulta de una mayor calidad de vida transitar a pie, en bicicleta o en tren por la ciudad en esas tardes soleadas de atardeceres naranja y relajarse, que estar metido o metida en una presa gastando combustible. Está claro también que necesitamos un mejor transporte público y más interconectado.
  • Comparta más tardes con familia y amigos: se come mejor y de forma más agradable sin gastar mucho organizando almuerzos y cafés donde cada quien contribuye con algo. Busquen también un sitio al aire libre o con luz natural para que sea un ambiente más agradable y con menos consumo de energía.  Siempre pasa que en diciembre se organizan todas las actividades y el tiempo no alcanza, mientras que en enero no se programa nada.
  • Recuerde también que hay personas necesitadas todo el año, no solo en Navidad. Sea generoso y generosa y recuerde que todo lo que haga por usted, por los demás y el planeta, en esa misma medida se le devolverá.
  • Disponga responsablemente de los residuos que genere. Estos se acumulan de forma gigantesca en Navidad y final de año. Recuerde que el planeta no tiene la capacidad de absorber todo lo que generamos en todo el año y menos al final. Para los almuerzos y cenas con muchos invitados, un esfuerzo inteligente es comprar o pedir que se aporte solo lo que es posible consumir. Abundancia no lo es lo mismo que desperdicio.
  • No se “encueve” y practique un deporte de preferencia al aire libre, algo que le encante. La inversión es directa en su salud y su calidad de vida y eso no tiene precio. Si es acompañado o acompañada, mejor, porque hay que empujarse para no morir en el intento. No todo el mundo es de gimnasio y el solo hecho de caminar en estos días de sol, es más que motivador.

¡Desde el blog SOStenible le deseamos un Año Nuevo 2015 lleno de prosperidad y armonía con usted mismo, los demás y el planeta!

 

img-title-blogs author-image

SOStenible Katiana Murillo

Katiana Murillo es periodista costarricense especializada en los temas de cambio climático, turismo sostenible y responsabilidad social empresarial.
Trabaja como consultora para organizaciones nacionales e internacionales.

Se inició en el campo de la sostenibilidad cuando sus mismos colegas pensaban que solo se trataba de una pasión por "pajaritos y ranitas", y ha tenido la oportunidad de introducir en este tema a periodistas de países en desarrollo y a otros actores. También ha desarrollado alianzas público-privadas.

Es actualmente coordinadora de la Red de Comunicación en Cambio Climático, LatinClima, una iniciativa impulsada por el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), el Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica (MINAE) y el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente de Uruguay (MVOTMA).

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31