Más allá de Sandy


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Entre $10.000 y $20.000 millones se estiman los daños potenciales causados por Sandy solo en la costa este de EE.UU a escasos días de celebrarse las elecciones presidenciales en ese país, en cuyos debates, por cierto, el tema del cambio climático ha sido uno de los grandes ausentes.   

Pero, ¿es el cambio climático culpable de Sandy? Con cambio climático o no, es probable que Sandy hubiera llegado. Siempre hemos tenido temporada de huracanes en el Caribe. Lo que sí hizo el cambio climático con Sandy es que acrecentó sus efectos entre un 5 y 10%, según el director de Análisis Climático del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica de EE.UU, Kevin Trenberth. Esto se traduce en una temperatura más alta del agua, olas más grandes y lluvia más fuerte.

¿Se justifica, entonces, que el cambio climático esté ausente de los debates presidenciales y las propuestas de gobierno? Ahora que las alianzas políticas están a la orden del día en Costa Rica, ¿qué tanto está presente este tema en los planes de los partidos para un país ubicado en una de las zonas geográficas más vulnerables del mundo? ¿Será que veremos el cambio climático en nuestros debates?

Ya no se justifica que el tema no esté tampoco en las estrategias comunales y empresariales como un factor de riesgo y también de oportunidad para el cambio.

Desde el punto de vista de la economía tradicional, Sandy no solo dejó multimillonarias pérdidas en daños, tuvo el poder de cerrar la bolsa de Nueva York dos días, impedir miles de vuelos y prácticamente detener la vida en un sitio tan productivo como La Gran Manzana. Y puede volver a pasar: definitivamente un tema en que pensar para un país como EE.UU que nunca firmó el protocolo de Kioto y por lo tanto no se comprometió de forma vinculante a reducir emisiones.

Y Costa Rica también tiene de qué preocuparse: entre 1988 y 2009, el país presentó pérdidas por un total de 1.823,3 millones de dólares atribuidas a eventos naturales extremos, según un informe del Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica.

Ya lo había mencionado el informe Stern sobre el impacto del cambio climático en la economía mundial:  “si no actuamos, los costos globales y los riesgos del cambio climático equivaldrán a la pérdida de al menos un 5% del PIB global anual y, teniendo en cuenta una mayor diversidad de riesgos e impactos, las estimaciones de los daños podrían alcanzar un 20% o más del PIB”.

Más allá de lo que contempla la economía tradicional, existen valiosos servicios que prestan los ecosistemas, cuyo valor económico está ausente o es muy bajo. Un ejemplo son los humedales costeros, que sirven de barrera ante tormentas y huracanes. Un estudio reveló que la destrucción de estos ecosistemas, principalmente manglares, provoca emisiones de C02 similares a las de las grandes potencias; algo que de ninguna forma debe incentivarse si tomamos en cuenta que, por ejemplo, los sitios menos afectados por el huracán Mitch, en 1988, fueron precisamente aquellos cubiertos de humedales.

El informe Stern plantea tres elementos de política para una respuesta global efectiva ante el cambio climático. El primero es la fijación del precio del carbono, aplicado a través de impuestos, comercio de emisiones o regulación. El segundo se refiere a una política que apoye la innovación y el despliegue de tecnologías bajas en carbono. Y el tercero tiene que ver con medidas para eliminar las barreras a la eficiencia energética y para informar, educar y persuadir a las personas acerca de lo que pueden hacer para responder al cambio climático.

Lo cierto es que cuando el cambio climático se empiece a ver no como un tema ambiental, sino también social, económico y, en general, de desarrollo, es que podremos avanzar en la ruta correcta. El fenómeno ya no se puede detener, pero sí mitigarse y, sobretodo, podemos adaptarnos de la mejor forma cuando vengan más Sandys en el futuro, no importa la región o el país donde golpeen.


 

INCLUYA SU COMENTARIO

img-title-blogs author-image

SOStenible Katiana Murillo

Katiana Murillo es periodista costarricense especializada en los temas de cambio climático, turismo sostenible y responsabilidad social empresarial.
Trabaja como consultora para organizaciones nacionales e internacionales. Se inició en el campo de la sostenibilidad cuando sus mismos colegas pensaban que solo se trataba de una pasión por "pajaritos y ranitas", y ha tenido la oportunidad de introducir en este tema a periodistas de diferentes latitudes, principalmente a aquellos de países en desarrollo, así como a otros actores. También ha desarrollado alianzas público-privadas en el campo.
Cuando, frustrada, se convenció de que los líderes mundiales poco hacen por hacer avanzar una agenda de sostenibilidad, volcó sus ojos hacia las experiencias y soluciones in situ, que son las que realmente hacen la diferencia y, además, son la razón de ser de este blog.

Post por fecha

Julio 2014
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31