Desechos: de problema a negocio


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Es interesante cómo un gran problema puede convertirse en una gran solución y un buen caso son los desechos. En los países escandinavos, por ejemplo, proliferan las plantas tanto de agencias estatales como de compañías privadas, que convierten los residuos en electricidad y calefacción, al punto de que incluso los importan de otros países europeos.

Y la escasez de desechos dentro de estos países responde al resultado de campañas gubernamentales para promover entre los ciudadanos la reducción, la reutilización y el reciclaje.

En Noruega importan desechos del Reino Unido porque allí los ayuntamientos deben pagar una tasa por el uso de vertederos como una forma de aumentar el reciclaje, y este impuesto hace que sea más barato enviar los desechos a Oslo.

Los residuos pasan, de esta forma, a convertirse en materia prima para producir electricidad y esto, por supuesto, es un negocio que genera réditos.

Una vez clasificados, estos se queman calentando el agua que alimenta los radiadores de las ciudades.

La ganancia en realidad es doble, ya que cobran por procesar los residuos y producen energía también.

Estos desechos, de lo contrario, irían a parar a vertederos generando gas metano, uno de los gases que provocan el calentamiento global.

De hecho, la mayoría de los residuos que terminan, por lo general, en vertederos se pueden reciclar y, con esto, potenciar diferentes negocios también.

En Costa Rica una planta, única en Centroamérica, ya elabora combustible con desechos específicamente de madera reforestada, sustituyendo combustibles fósiles de uso industrial y permitiéndoles a grandes empresas la posibilidad de reducir hasta en un 50% sus emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Cuántos residuos no se podrían procesar desarrollando ideas como esta?

No está de más tener presente que en el país los gobiernos locales reciclan solamente el 2% de los desechos generados, lo que significa que cada mes más de 70.000 toneladas de residuos sólidos recogidos por los municipios finalizan en nueve rellenos sanitarios o en 30 botaderos y vertederos. Esto, si no terminan contaminando mares y costas.

El punto es ¿hasta dónde todo esto va a seguir siendo un problema y no una solución incluso con potencial de negocio? Más que tecnología y grandes inversiones, muchas veces lo que más se necesita son buenas alianzas, creatividad e iniciativa.

img-title-blogs author-image

SOStenible Katiana Murillo

Katiana Murillo es periodista costarricense especializada en los temas de cambio climático, turismo sostenible y responsabilidad social empresarial.
Trabaja como consultora para organizaciones nacionales e internacionales.

Se inició en el campo de la sostenibilidad cuando sus mismos colegas pensaban que solo se trataba de una pasión por "pajaritos y ranitas", y ha tenido la oportunidad de introducir en este tema a periodistas de países en desarrollo y a otros actores. También ha desarrollado alianzas público-privadas.

Es actualmente coordinadora de la Red de Comunicación en Cambio Climático, LatinClima, una iniciativa impulsada por el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), el Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica (MINAE) y el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente de Uruguay (MVOTMA).

Post por fecha

Agosto 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31