¿Qué tengo que ver yo con la encíclica del Papa Francisco?


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Si usted es católico, profesa otra religión o espiritualidad o es ateo, en realidad es lo de menos. Tampoco tiene que ver con que usted sea activista ambiental o trabaje en un área completamente distinta.  

Pero, quiéralo o no, la primera encíclica del Papa Francisco que alude al planeta, a la "casa cómun", LAUDATO SI, tiene que ver con usted también, con la manera en cómo se relaciona con el mundo desde su ámbito de acción, con su estilo de vida, de consumo, con su ética…

En buena hora que el Papa Francisco se haya atrevido a decir las cosas como son. Es de aplaudir de pie. Para nadie es un secreto que el cambio climático es actualmente el gran desafío global del cual todos somos responsables en mayor o menor medida, el cual amenaza con profundizar aún más la ya existente inequidad social y el abismo entre países ricos y pobres (con deuda ecológica incluida de los primeros para con los segundos), como se plasma en la encíclica.

De hecho, el cambio climático es señalado por el Papa como “un problema global con graves dimensiones ambientales, sociales, económicas, distributivas y políticas”. Y pese a que “el clima es un bien común, de todos y para todos”, el impacto más grave de su alteración recae en los más pobres, y muchos de los que “tienen más recursos y poder económico o político parecen concentrarse sobre todo en enmascarar los problemas o en ocultar los síntomas”.

La encíclica también señala que las cumbres mundiales sobre el ambiente de los últimos años no han respondido a las expectativas por falta de decisión política, impidiendo acuerdos ambientales globales realmente significativos y eficaces.

Usted puede decir que no es un político, gobernante o gran empresario o bancario de esos de los que habla el Papa, pero en el momento en cada uno de nosotros estamos en este planeta y además nos reproducimos, también somos responsables de nuestras acciones con respecto a él y tenemos nuestra propia huella ecológica y de carbono (para el caso de las emisiones de gases de efecto invernadero que estamos generando). Piense por un momento en lo que significan las huellas sumadas (por cierto, muy disímiles) de más de 7 mil millones de almas.

Dicen que los grandes sueños se construyen a partir de pequeñas acciones sumadas; bueno, los grandes desastres, también. Y tan responsable y corrupto es el  que tiene el poder político y económico y se sirve o no hace nada sin importarle el gran impacto que causa en el planeta y en los más vulnerables, como el empleado público que da el mínimo, obstaculiza, despilfarra tiempo y recursos o los utiliza y asigna de forma corrupta e interesada; el empresario, incluso pequeño, que solo está en función de la rentabilidad de su negocio a costa de lo que sea; el educador que no predica con el ejemplo; el líder comunal o sindical que solo está en función de sus intereses y el que pudiendo hacer algo, por más mínimo que sea, se cierra en la actitud egoísta de “¿para qué esforzarse si todo va seguir siendo igual y otros no hacen nada tampoco?”.

Afortunadamente, hay quienes desde esos ámbitos de acción  y muchos otros dan incluso más y con pasión, trabajan por el bien común de forma efectiva y desinteresada, son responsables con el planeta y su huella más grande no es la ecológica o la de carbono, sino la diferencia que están haciendo.

Si tan solo las acciones de los millones de católicos que hay en el mundo fueran consecuentes con lo que dice su máximo líder, este mundo sería muy distinto. Bueno, también está claro que no hay que ser católico para ser ambiental y socialmente responsable. Lo que sí, es que usted también elige cómo quiere que sea el planeta que va a heredarles a sus hijos.

img-title-blogs author-image

SOStenible Katiana Murillo

Katiana Murillo es periodista costarricense especializada en los temas de cambio climático, turismo sostenible y responsabilidad social empresarial.
Trabaja como consultora para organizaciones nacionales e internacionales.

Se inició en el campo de la sostenibilidad cuando sus mismos colegas pensaban que solo se trataba de una pasión por "pajaritos y ranitas", y ha tenido la oportunidad de introducir en este tema a periodistas de países en desarrollo y a otros actores. También ha desarrollado alianzas público-privadas.

Es actualmente coordinadora de la Red de Comunicación en Cambio Climático, LatinClima, una iniciativa impulsada por el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), el Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica (MINAE) y el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente de Uruguay (MVOTMA).

Post por fecha

Agosto 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31