Diner for blanc

Ir a una cena y terminar siendo la comidilla


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

-Maes, ¿vieron la vara esta de dinner en blanche, en Chepe?

-…mae, una polada.  

-“Dîner en blanc™.” Mae, yo si fuí y la verdad súper cool: una cena con compas, retomar la capital, vestirse bonito, comer fino… algo lindo, mae. Pero claro, en este país no se puede hacer algo lindo sin que salgan el montón de chollados a reclamar 

-Mop relájese. Yo no sé.Digo me parece genial que se hagan varas en Chepe pero pregunto…¿cómo hicieron la jugada con los permisos? ¿Tomar guaro en la calle no es ilegal?

 -Mae, usted sabe cómo es la vara en tiquicia. Eso de los permisos es pura trama. Una platilla a alguien o ser compa del compa de la high y puede hacer lo que quiera. Puro chorizo, pa variar.

-Ay dios. Si han hecho mil eventos en Chepe. ¡Hasta bodas! ¿No es la misma vara? Y ¿por qué nadie se queja del Festival de la Luz, o de los topes? Si eso es mil peor, dejan la ciudad toda cochina. ¡Nosotros dejamos el parque impoluto! ¿Cómo es esto de pronto el apocalipsis? Doble moral tica, como siempre.

-Pues sí, puede ser, tenés un punto.

-Jodás. Al tope o a Zapote sí puede ir quien quiera, esas fiestas sí son para todos. Estamos hablando del alarde de privilegio, de la privatización del espacio público, de restregarle su riqueza a la gente que no tiene esos mismos privilegios y decirles “en tu p*ta cara”.

- ¿Ves? Ya se te salió el resentido social. El marxismo no te luce con el iPhone . Además, te apuesto que si hubiera sido una fiesta de gallo de salchichón para empleados públicos nadie habría dicho nada aunque hubiera sido igual de privada. ¿Por qué no organizan su propio evento y dejan la lloradera? #chimados.

-Si la verdad no es para tanto. Digo, es una fiesta ahí, equis.

-¡Fiesta equis en el Club Unión! Estamos hablando de una apropiación del espacio público, ¡justo frente a la Metálica! De los pocos espacios democráticos que quedan como para que vengan un poco de pipis con harina para usarlos como “baño e pueblo”. Apestaba a elitismo, clasismo… esnobs, mae. Punto. Primero jalan de la ciudad a sus súper condominios en Lindora, y ahora que Chepe está lindo, entonces sí, vienen a tomarse Champán con caviar, eso sí, con seguridad pagada por el pueblo, obvio, pa que el proletariado no les salga en las selfies. #mevomitoenblanc

-Mae no se equivoque, la seguridad era para que no invitaran a un chichero pensando que era un hipster 

 -¡Qué necedad! ¿En qué les afecta?  Aquí hay eventos para todos a cada rato… si tanto lo odian, NO VAYAN (ni estaban invitados, total, LOL). Yo fui, la pasé genial, y pienso volver. Además si no fueron no veo cómo pueden hablar. Se pasan quejando de que en Chepe nunca hay nada que hacer, y cuando hay oportunidad para hacer algo diferente, algo original, para embellecer la ciudad, se le cagan.  

-Mae, invite. Yo caigo con unas aguilitas 

-¿Original? ¿Que tiene de original?, es una FRANQUICIA internacional y ni siquiera la hicieron bien. Si lo que quieren de verdad es hacer un performance, háganlo, pero háganlo bien, háganlo ilegal, como en París. Arriésguense al chile como los grafiteros o los patinetos.

-Mae y una pregunta… ¿cómo hacían con los borrachos, y así?¿Es cierto que no los dejaban pasar?

-Nada que ver. Osea, libre tránsito había. Y además, varios invitados fueron a darle comida a la gente. Como a los que trabajaban o andaban por ahí. Y comida tuanis, no sobros.

-Ah di, Buena nota.

-Lavando culpa mae. Regáleles un par de cosas a los que se acercan, quiche y éclairs, para tener la conciencia tranquila y dos cuadras después todos de vuelta a dormir en cartones, pero claro, a esos no los ven. Típico  burgués. 

-¿Y usted qué? ¿Les da algo? ¿No? Ok. …qué gente más amargada. La verdad yo creo que fue algo muy lindo hasta para la gente de la calle, que lo disfrutó también, estaban matizados viendo la vara, mae. Además OJO, donaron un play entero a una comunidad mae. Osea, si se ayudó. (https://www.facebook.com/DinerEnBlanc.SanJose/?fref=ts) Es una fiesta mae, déjelo ir.

-(…)

- Ah bueno, que coman pastel, entonces. No estás entendiendo nada: es algo simbólico, eso de venir y tomar y dizque embellecer la ciudad todos disfrazaditos… como conquistadores: blancos, limpios, lindos… con sus pañuelitos marcando el territorio frente a los oscuritos, los sucios, los de la calle.  De blanco mae… ¿entiende el simbolismo? Eso no fue Diner en blanc: fue diner FOR blanc. Y después no entienden que la gente se queje…

Y así sigue la discusión en redes sociales: ¿estuvo bien Diner en blanc? ¿Estuvo mal? Más allá del hecho en sí, queda en el aire la pregunta:  ¿Por qué algo tan trivial provocó tanta molestia? ¿Qué hay por detrás? ¿Qué subyace tras el desencuentro provocado por Diner en blanc? No, no es el hecho, sino su significado; y los significados dependen siempre del contexto.

El contexto es de extrañamiento: se nos está partiendo en pedazos el “nosotros”. El contexto es el de una Costa Rica cada vez más desigual y una desigualdad cada vez más ostentosa. “Desigualdades ha habido siempre” – me dirán – pero lo cierto es que se nos vienen haciendo más grandes, mucho más grandes y más ofensivas. Nuestras élites ostentan mucho más que sus padres, mucho más que sus abuelos. Sus hijos difícilmente se rozan con el resto, difícilmente conocen al resto. Se han cerrado los canales de comunicación: la élite se aleja y se encierra en su propio espacio, en su gueto, en su escuela, en su restaurante, en su hospital. Abandonaron los espacios públicos, los parques, las aceras, la ciudad… que dejaron de ser su ciudad, su parque, su calle y pasaron a ser terreno ajeno, de los otros. Cada vez somos más nos… y menos los otros.

Por eso, no fue lo que pasó o no pasó frente a la Escuela Metálica, fue su simbolismo. Unos sintieron su espacio violado. Otro sintieron que había consentimiento: tenían permiso, no había nada malo en su fiesta, nada malo en regresar a su parque, nada malo en tomar por un rato un pedazo de la ciudad perdida, esa que a diario toman para sí los otros. No había nada malo en el gozo de blanco, era una simple diversión. Pero… ¿era?

Diner en blanc parece haber abierto una conversación que hace mucho teníamos pendiente.

img-title-blogs author-image

Subversiones Leonardo Garnier

Leonardo Garnier se mueve entre la academia, la política y la comunicación. Es Catedrático y profesor de la Escuela de Economía de la Universidad de Costa Rica. Fue Ministro de Educación Pública de 2006 a 2014 y Ministro de Planificación de 1994 a 1998. Ha publicado en revistas y libros sobre temas económicos y sociales y escribió el libro "Costa Rica: un país subdesarrollado casi exitoso" junto con Laura Cristina Blanco. Es autor de libros de cuentos como "Mono Congo y León Panzón" y "Gracias a Usted", publicados por Farben-Norma en Costa Rica; y "El Sastrecillo ¿valiente?" publicado por CIDCLI en México, Brasil y Argentina. Fue el autor de la conocida columna "Sub/versiones", publicada en el periódico La Nación, ahora retomada y renovada en el blog Subversiones en El Financiero.

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31