La campaña del absurdo elefante en el cuarto

Nada podría ser peor que Trump Presidente. ¿O sí?


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Se ha hablado de Trump como el elefante en el cuarto que se coló en la campaña republicana. Lo que parecía una broma imposible, una candidatura fantoche que reventaría en cuanto la campaña se pusiera “seria” ha terminado por convertir toda la campaña republicana en un circo grotesco. Hoy, pasado el Super Tuesday, es todavía más claro que Trump puede ser el candidato republicano, el candidato del elefante.

¿Será eso lo que debiera asustarnos más? ¿Podríamos sentirnos tranquilos si la candidatura de Trump finalmente se desinflara? Son preguntas obligadas porque esta campaña electoral ha resultado pletórica en afirmaciones tan escalofriantes que rayan en lo inverosímil:

  • “Primero, tenemos que asegurar nuestras fronteras, las fronteras físicas, con un muro, absolutamente”.
  • “Sí, debiéramos deportarlos. Debiéramos construir un muro; debiéramos triplicar la policía de frontera”.
  •  “La verdad es que la herramienta más poderosa para sacar a los niños y las familias de la pobreza no es un programa de gobierno. Se llama matrimonio.”
  • “Haremos tal bombardeo-alfombra que de ellos solo quedará el olvido. No sé si la arena puede brillar en la oscuridad, pero lo vamos a averiguar”.
  • “No creo que sea una responsabilidad del gobierno encontrarle servicios de salud a la gente. Creo que es el individuo el que tiene la responsabilidad de conseguir ese servicio”
  • “Los humanos no somos responsables del cambio climático por la siguiente razón: creo que el clima está cambiando porque nunca ha habido un momento en que el clima no esté cambiando”.
  • “El cambio climático no es ciencia, es religión”
  • “Cuando yo sea presidente, el oleoducto Keystone se aprobará, y pondremos fin a todas las retrógradas políticas energéticas de Obama”.
  • “Ningún hombre que no empiece cada día de rodillas, está calificado para ocupar el Oval Office”.
  • “La seguridad nacional, el ejército, es la primera cosa en la que debemos gastar dinero. Tenemos que financiar eso primero. Solo entonces podemos pensar en pagar por lo demás”.
  • “Las papas fritas volverán a las cafeterías escolares…”
  • “Usted necesita tener una comprensión absurda y ridícula de la Constitución para llegar a la conclusión de que la gente tiene derecho a casarse con alguien del mismo sexo”.
  • Yo tomaré los votos de cualquiera al que le gusten las ametralladoras y el tocino. Usted puede quedarse con el resto”.
  • Al final del día, creo que hay múltiples teorías por ahí sobre cómo fue creado el universo, y creo que este es un país en el que la gente debiera tener la oportunidad de enseñarlas todas. Creo que los padres debieran poder enseñarle a sus hijos lo que dicta su fe, lo que la ciencia dice. No sé si alguna vez seremos capaces de responder si la Tierra fue creada en siete días o en siete eras. Es uno de los grandes misterios”.

Arrogancia, extremismo religioso, xenofobia, racismo, homofobia, apología de la desigualdad, glorificación de la violencia, elogio de la ignorancia, irresponsabilidad con el ambiente, conservadurismo, desprecio por los derechos humanos… y a esto habría que agregar – para lo que necesitaría otra colección de citas – un simplismo económico cuyo único sentido es el de seguir eliminando impuestos a los más ricos usando de excusa el supuesto de que eso fomentará el crecimiento – no fue así en el pasado, no será así ahora. 

Ninguna de las citas es de Donald Trump. Ninguna. La primera es de Marco Rubio, la segunda es de Ted Cruz, la tercera es de Rubio… y así sucesivamente hasta cerrar con una joya de quien hoy se nos quiere ofrecer como el sensato republicano, Marco Rubio.

Ante esto, uno tiene que preguntarse si de verdad será Trump el candidato más extremista, si de verdad será Trump la mayor amenaza. Sin duda es el más grotesco, el más espectacular y abiertamente ofensivo; tanto que ni siquiera oculta su agradecimiento con el apoyo de quien fuera Grand Wizard del Ku Klux Klan. Sin embargo, aunque más discretamente ¿no han cultivado el racismo y la xenofobia los otros también? Más aún, Trump es un farsante: dirá lo que tenga que decir y como lo tenga que decir para seguir el su espectáculo político – su show, su circo – y atraer los votos que le proporciona la misma lógica de los medios que queriendo ser su enemigo han sido su mejor aliado. En la sociedad del espectáculo, nada atrae como el espectáculo: hoy hasta la política se convirtió en espectáculo y Trump – como ayer Reagan – es su mejor actor. Pero es un actor. Cruz y Rubio no están actuando: ellos dicen lo que dicen porque lo creen profunda y religiosamente. ¿No es eso todavía más aterrador? 

Trump es tan histriónico y escandaloso que hace que por comparación Cruz y Rubio parezcan moderados. No lo son. Cuando analizamos sus posiciones, cuando estudiamos su pensamiento, cuando valoramos sus propuestas, descubrimos en ellos el mismo radicalismo conservador que desde el Tea Party ha capturado al Partido Republicano.

Trump es aborrecible, sí, pero él es solo una parte del elefante. Entre los otros candidatos republicanos no hay ningún mal menor. El elefante entero está enfermo. Ninguno es “el menos malo”. ¿Seguiremos preocupados solo por la trompa del elefante, seguiremos creyendo que basta con detener a Trump? 

Caricatura de Nick Anderson, se agradece su autorización para utilizarla en esta Subversión. 

http://www.houstonchronicle.com/opinion/article/Today-s-editorial-cartoon-6376084.php?t=603e246cfe438d9cbb

img-title-blogs author-image

Subversiones Leonardo Garnier

Leonardo Garnier se mueve entre la academia, la política y la comunicación. Es Catedrático y profesor de la Escuela de Economía de la Universidad de Costa Rica. Fue Ministro de Educación Pública de 2006 a 2014 y Ministro de Planificación de 1994 a 1998. Ha publicado en revistas y libros sobre temas económicos y sociales y escribió el libro "Costa Rica: un país subdesarrollado casi exitoso" junto con Laura Cristina Blanco. Es autor de libros de cuentos como "Mono Congo y León Panzón" y "Gracias a Usted", publicados por Farben-Norma en Costa Rica; y "El Sastrecillo ¿valiente?" publicado por CIDCLI en México, Brasil y Argentina. Fue el autor de la conocida columna "Sub/versiones", publicada en el periódico La Nación, ahora retomada y renovada en el blog Subversiones en El Financiero.

Post por fecha

Agosto 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31