El golazo fiscal de Messi


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Ni es el primero ni será el último. Las aventuras fiscales de famosos artistas y deportistas han sido noticia desde hace muchísimos años: Maradona, Steffi Graff, Nicolas Cage, Wesley Snipes, Mike Tyson, Marc Anthony, y más recientemente Dolce&Gabana, Silvio Berlusconi y, como obviarlo, Messi. Y por supuesto que hay muchísimos más.

El caso más recientemente devorado en todos los medios de comunicación del mundo es el relacionado con Messi.

¿Qué fue lo que realmente hizo? Según la información publicada por el periódico El País, Messi cedió en 2005 sus derechos de imagen a entidades localizadas en Belice y Uruguay. Los contratos de cesión los suscribió el padre del jugador, Jorge Messi, quien actuaba como su representante legal dado que aquel era aún menor de edad. Una vez que adquiere la mayoría de edad, Messi ratifica todo lo actuado por su padre en 2006.

Al ceder sus derechos de imagen, toda explotación económica que de ella derive sería una ganancia que recibirían las empresas ubicadas en las jurisdicciones indicadas y no el propio Messi.

¿Qué ventaja fiscal obtenía Messi con esta cesión? Al trasladarse a Barcelona, Messi adquiere la residencia fiscal española, estando obligado a tributar en España por la renta obtenida en cualquier lugar del mundo. De esta forma, si Messi recibía un pago de un patrocinador por la utilización de su imagen en cualquier país del mundo, dicho pago debería tributar en España. Siendo que España es un país cuya tributación es alta, la carga tributaria sería porcentualmente importante (hace algunos años pudo llegar a ser superior al 50%). Pero esta razón se intentó evitar al asumir el argumento que la renta no era de fuente española, sino de Uruguay y Belice, por cuanto las sociedades allí domiciliadas han sido las titulares de los derechos de imagen del jugador.

¿Y dónde está el beneficio? Pues que ni Uruguay ni Belice consideran gravables las rentas obtenidas por estos contratos realizados fuera de sus fronteras. En otras palabras, se intentó aparentar ante la Administración Tributaria española, que Messi no recibió rentas gravables ya que éstas pertenecían a otras entidades no domiciliadas en España.

Según la Fiscalía, la cesión de los derechos de imagen fue simulada, y por medio de ésta, Messi supuestamente defraudó un monto superior a los 4 millones de euros durante los períodos fiscales 2007, 2008 y 2009, proveniente de contratos suscritos con empresas tales como Adidas, Pepsi, Danone, Telefónica y muchos otros. Según la legislación española, el jugador podría ser sancionado a pagar hasta seis veces el importe de los defraudado. A estos efectos, ya ha sido notificado para comparecer ante los Tribunales en setiembre próximo.

Probablemente aconsejado por sus asesores fiscales, Messi ha procedido a rectificar la declaración de su impuesto en España de los años 2010 y 2011, a fin de corregir la situación anterior durante dos períodos fiscales que aún no habían sido objeto de fiscalización. A estos efectos, rectificó la suma, nada despreciable, de 10 millones de euros.

¿Qué pasará en los próximos meses? El caso Messi será –sin duda alguna- de muchísima atención mundial. Y no solo lo será por la fama mundial que posee el jugador, el amarillismo y el morbo que podría generar ver a un famoso condenado o en la carcel. Muchos otros jugadores de élite tienen el mismo esquema de cesión de los derechos de imagen, por lo que su futuro dependerá de lo que se resuelva en este proceso. El hecho que se haya imputado a Messi y no a otro jugador es sin duda algo planificado y no resulta una suerte al azar. Es considerado el mejor jugador del mundo, y todo lo que le ocurra es noticia. Por lo tanto, el mensaje de la Administración Tributaria española está claro y fuerte ante todos quienes estén en la misma o similar situación que Messi.

Es probable que Messi “ni se haya enterado” de la estructura que tenía. En tales niveles de ingreso y élite, los representantes “hacen y deshacen” todo por cuenta y nombre del jugador.

Un caso similar fue el de Steffi Graf, la tenista alemana quien fuera denunciada por fraude fiscal en su país. En 1997, su padre fue sentenciado a tres años y nueve meses de prisión, eximiéndose a la jugadora de toda responsabilidad por no haber tenido participación directa en los hechos. ¿será algo que podría ocurrir en este caso? Habrá que seguir pendientes del desarrollo de este proceso ya que tendrá interesantes consecuencias no solo para la industria del fútbol sino para el mundo tributario en general.

img-title-blogs author-image

Tribuna Fiscal Diego Salto y José María Oreamuno

Diego Salto van der Laat. Socio de Impuestos de AFC. Doctor en Derecho Financiero y Tributario por la Universidad de Sevilla (España). Columnista, Bloguero y colaborador de El Financiero por más de 15 años. Profesor de Derecho Tributario en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica. Ha sido profesor invitado en temas de fiscalidad centroamericana en la Universidad Northwestern (Chicago) y Complutense de Madrid (España). Considerado como uno de los asesores fiscales más recomendados del país por entidades como Chambers and Partners, Latin Lawyers, Who´s Who, The Legal 500, entre otros. Galardonado con el premio Profesional Liberal del Año por la Cámara de Comercio de Costa Rica (2011). Coordinador de la Comisión de Asuntos Tributarios del Colegio de Abogados. Presidente de la Asociación IFA Costa Rica, representante en el país de la International Fiscal Association (IFA), de la cual forma parte de su Comité Regional Latinoamericano. Autor de publicaciones y expositor de temas tributarios tanto a nivel nacional como internacional (Costa Rica, España, Estados Unidos, Argentina, Uruguay, México, República Dominicana, Alemania, entre otros). Consultor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en programas de capacitación a funcionarios de la Administración Tributaria, Poder Judicial, Contraloría General de la República, Procuraduría General de la República, entre otros (2003).

José María Oreamuno Linares. Socio de Facio & Cañas y de Faycatax, su Servicio de Impuestos. Escribe en El Financiero desde 1995. Ejerce como litigante. Profesor de Derecho Tributario en la Universidad de Costa Rica. Miembro fundador del Instituto Costarricense de Estudios Fiscales (ICEF) y de la asociación costarricense corresponsal de la International Fiscal Association (IFA). Tiene un postgrado en Fiscalidad Internacional por la Universidad de Castilla-La Mancha (España).

Post por fecha

Diciembre 2016
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
      1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31