OCDE: ¿qué significa fiscalmente para Costa Rica?


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Para quienes nos dedicamos a los temas fiscales, la OCDE ha sido siempre un punto de referencia…y uno muy alto. La OCDE es, sin duda alguna, la voz más importante en fiscalidad internacional y un punto en el mapa que siempre hemos visto tan lejos como imposible de acceder para nuestro país. Por eso, la noticia de la invitación a empezar un proceso de homologación no solo es sorpresivo y positivo, sino –ante todo- un gran reto.

Como se ha desarrollado en diversos medios, la OCDE no es necesariamente un “club de países ricos”, sino como lo indicó la Ministra Anabelle González citando a la ex Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, es “un club de excelencia”.  La OCDE nos otorga un sello de garantía, un ISO país, que nos permite aprender de la experiencia de los otros miembros, pero también ser “revisados y comparados” constantemente por toda la comunidad internacional. Por ello, la OCDE no se acaba con un trámite de incorporación, sino que representa un proceso continuo desde ahora y sin fecha de terminación. Una vez que se acceda a la OCDE es cuando más trabajo tendrá el país.

Fiscalmente hablando, la OCDE es el ente de mayor importancia mundial. ¿Por qué? Veámoslo desde el inicio. Todo país tiene el derecho de diseñar su sistema fiscal de la forma que lo considere más adecuado a sus intereses. Usualmente los Estados poseen un “poder tributario” para gravar la riqueza manifestada a través del ingreso obtenido, del consumo realizado y del patrimonio que se posee. Si cada país estuviera aislado el uno del otro, esta situación no representaría mayor problema. Pero la globalización e internacionalización de nuestros mercados genera una problemática fiscal internacional: ¿hasta dónde se extiende el “poder tributario” de un país cuando uno de sus contribuyentes obtiene rentas, consume o posee bienes en otras jurisdicciones? Pensemos en un caso sencillo: Una empresa residente en Estados Unidos lleva a cabo actividades lucrativas en Francia. ¿a dónde pagará impuestos? ¿En Estados Unidos o en Francia? El análisis y estudio de estos temas es lo que engloba el concepto que se ha denominado “fiscalidad internacional” y acá es dónde principalmente la OCDE desarrolla su trabajo tributario.

Quizás las dos principales áreas de trabajo fiscal sobre las cuales la OCDE ha sido más conocida son la doble imposición y la transparencia fiscal.

Para entender el rol de la OCDE en “la doble imposición”, tenemos que retomar el ejemplo anterior. Cuando una empresa de Estados Unidos realiza actividades lucrativas en Francia, ¿dónde se pagarán los impuestos? Estados Unidos podría argumentar que la empresa es residente suya y que se ha beneficiado del país para la realización de dicha actividad, pero Francia podría indicar que –independientemente de lo anterior- la renta se ha obtenido en su territorio, y –por lo tanto- le acoge todo el derecho a gravarla. En estos casos, al gravarse la misma renta en ambos países, estarían generando un efecto de “doble imposición”, es decir, que una misma renta sea gravada dos veces. Como esto no es correcto, dada la distorsión que genera en la economía, los países deben buscar alternativas para resolver quién gravará la renta y en qué proporción. Estas soluciones pueden darse en las leyes internas de cada país o mediante Tratados Internacionales, usualmente de carácter bilateral.

Ante esta situación, la OCDE ha querido uniformar las reglas para distribuir el poder tributario y evitar la doble imposición, facilitando un Modelo de Convenio para que los países miembros de la OCDE basen en éste los tratados que suscriban. Este Modelo, que podríamos tropicalizar llamándole “un machote”, no es único. Estados Unidos y la ONU –principalmente- tiene sendos Modelos cuya utilización también se ha extendido mundialmente. Pero el Modelo OCDE es el de mayor relevancia.

Los Tratados para Evitar la Doble Imposición, usualmente llamados Convenios de Dobles Imposición o CDIs, son breves (rondan los 30 artículos) pero muy confusos. Por ello, la OCDE ha desarrollado los llamados “Comentarios al Modelo”, los cuales actúan como una especie de Reglamento explicativo de la forma en que debe entenderse y desarrollarse a nivel práctico los CDIs suscritos al amparo del Modelo de la OCDE. Cabe indicar que los Modelos y Comentarios se han actualizado, y existen varias versiones. Por ejemplo, el Convenio entre Costa Rica y España utiliza de referencia los Comentarios de 2003.

Acá hay un punto importantísimo para Costa Rica. Si bien desconozco la “hoja de ruta” que la OCDE negociará o impondrá a Costa Rica en este proceso, puede que estemos ante una posible evolución del sistema hacia una “renta mundial”, lo cual es característico de los países miembros de la OCDE. Asimismo, debemos realizar un mayor esfuerzo de negociación de CDIs, principalmente con nuestros socios comerciales y, a partir de ahora, con actuales miembros de la OCDE.

Por otro lado, el segundo gran tema de análisis de la OCDE en materia tributaria es la transparencia fiscal. ¿A qué hace referencia? Es un tema muy amplio y con un contenido político importante, que se relaciona con la eterna lucha que los países más desarrollados han realizado en contra de las jurisdicciones preferentes o paraísos fiscales que buscan atraer personas y empresas bajo el beneficio de no cobrar impuestos. Por ejemplo, cuando un ciudadano italiano desvía parte de su renta a Bermuda, lo hace amparado al secreto bancario y la flexibilidad del sistema comercial de dicho país. De esta forma, cuando la administración tributaria italiana quiera pedir información a Bermuda, ésta le indicará que no tiene base legal para entregarle la misma, y por ello, no podrá comprobar si su ciudadano está o no defraudando.

Entonces acá es donde la OCDE, principalmente desde finales de los años noventa, ha venido analizando y luchando en contra de estas jurisdicciones a fin de que generar una adecuado marco legal y práctico de intercambio de información, que permita disminuir hasta erradicar la opacidad fiscal. Ya nuestro país ha cumplido recientemente con lo requerido por la OCDE y la comunidad internacional a través de la Ley de Cumplimiento del Estándar de la Transparencia Fiscal, aprobada el 28 de setiembre pasado. No obstante, con toda seguridad que tendremos que avanzar aún más en este punto concreto.

Los dos temas acá tratados son solo una breve referencia del enorme poder y efecto que posee la OCDE, y que en posteriores posts desarrollaremos mucho más en detalle. Antes de finalizar, tomen en cuenta que los Grupos de Trabajo de la OCDE también incluyen otros temas fiscales, tales como: (i) Precios de Transferencia (cada día de mayor importancia en Costa Rica), (ii) Impuestos y Delitos (relacionados con el tema del lavado de dinero y las actividades ilícitas), (iii) Análisis de Política Fiscal, (iv) Impuesto al Consumo, (v) Resolución de Controversias, (vi) Planeamiento Fiscal Agresivo, (vii) Administración Tributaria y otros.

Como puede observarse, la invitación a ser “elegibles” para la OCDE no debe tomarse a la ligera…es uno de los principales acontecimientos económicos y políticos de nuestro país en los últimos años, y sin duda alguna, uno de los puntos altos de esta administración.

img-title-blogs author-image

Tribuna Fiscal Diego Salto y José María Oreamuno

Diego Salto van der Laat. Socio de Impuestos de AFC. Doctor en Derecho Financiero y Tributario por la Universidad de Sevilla (España). Columnista, Bloguero y colaborador de El Financiero por más de 15 años. Profesor de Derecho Tributario en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica. Ha sido profesor invitado en temas de fiscalidad centroamericana en la Universidad Northwestern (Chicago) y Complutense de Madrid (España). Considerado como uno de los asesores fiscales más recomendados del país por entidades como Chambers and Partners, Latin Lawyers, Who´s Who, The Legal 500, entre otros. Galardonado con el premio Profesional Liberal del Año por la Cámara de Comercio de Costa Rica (2011). Coordinador de la Comisión de Asuntos Tributarios del Colegio de Abogados. Presidente de la Asociación IFA Costa Rica, representante en el país de la International Fiscal Association (IFA), de la cual forma parte de su Comité Regional Latinoamericano. Autor de publicaciones y expositor de temas tributarios tanto a nivel nacional como internacional (Costa Rica, España, Estados Unidos, Argentina, Uruguay, México, República Dominicana, Alemania, entre otros). Consultor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en programas de capacitación a funcionarios de la Administración Tributaria, Poder Judicial, Contraloría General de la República, Procuraduría General de la República, entre otros (2003).

José María Oreamuno Linares. Socio de Facio & Cañas y de Faycatax, su Servicio de Impuestos. Escribe en El Financiero desde 1995. Ejerce como litigante. Profesor de Derecho Tributario en la Universidad de Costa Rica. Miembro fundador del Instituto Costarricense de Estudios Fiscales (ICEF) y de la asociación costarricense corresponsal de la International Fiscal Association (IFA). Tiene un postgrado en Fiscalidad Internacional por la Universidad de Castilla-La Mancha (España).

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31