La nueva agenda fiscal: ¿diálogo, diagnóstico o reforma?


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

En los últimos días he estado buscando la mejor forma de compartir algunos comentarios sobre el nuevo documento presentado por el Ministerio de Hacienda el jueves pasado. He leído el documento en varias oportunidades y la primera conclusión es que no resulta posible emitir una opinión completa del documento en un único post. El documento presentado es amplísimo y comprensivo de muchísimos temas, siendo que cada uno de ellos requiere individualmente un análisis propio. Por eso, he optado por empezar con una valoración general para luego ir desmembrando cada uno de los puntos allí incluidos.

1.-El objetivo.¿qué busca el Ministerio de Hacienda con este documento? Esta ha sido la primera gran pregunta. La respuesta formal del Ministerio es la búsqueda de un diálogo entre los diversos sectores para poder “alcanzar una posición fiscal sostenible”. No obstante, he escuchado otras respuesta menos diplomáticas: “la agenda solapada del Ministerio”, “el antecedente de un nuevo proyecto de reforma fiscal”, “un acto de heroísmo político al generar la discusión fiscal dentro del proceso electoral”, “un diagnóstico más”…En fin…tantas opiniones como comentaristas. Creo que todas son correctas, en mayor o menor medida, de las intenciones que posee el documento.

2.-La forma. Al inicio de la Administración Chinchilla, el ex Ministro Fernando Herrero presentó un proyecto de reforma fiscal a la Asamblea Legislativa, sin que se hubiera de previo negociado políticamente el mismo –o al menos ese fue el mensaje en su momento de parte de los demás grupos políticos. Según se decía, el proyecto se movió a “golpe de tambor” mediante un proceso más caracterizado por la imposición que por la negociación.

De ese proceso político ha aprendido el nuevo Ministro, quien se ha ido al otro lado del espectro: participemos a todos quienes deseen opinar. De esta forma, no se presenta un proyecto de Ley, sino una “propuesta” a través de las llamadas “mesas de diálogo”. Personalmente no le tengo mucha fe a esas mesas y quizás sea por desconocimiento ya que no estoy seguro de cómo funcionarán. Invitar a todo el país a opinar sobre el tema fiscal a una actividad al Auditorio del Museo de los Niños no me parece adecuado.

La discusión fiscal debe ser abierta y transparente, pero no creo positivo que se discuta el tema en plazas públicas o “foros romanos”. Por la misma razón por la cual no se permite el referéndum en temas fiscales, no debería llevarse la discusión a un grado de apertura tal en donde puede desenfocarse el objetivo de este proceso.

Ojalá que el resultado sea positivo, pero personalmente no espero mucho de las mesas de diálogo. El verdadero análisis técnico se llevará a cabo en grupos menores y la negociación política será a puerta cerrada.

Ahora bien, hay que aplaudir el momento en que se está presentando este proceso, en donde pareciera se está pensando en el país y no en el resultado electoral del mismo. Muy por el contrario, este documento es una piedra en el zapato de todos los candidatos, quienes tendrán que pronunciarse –como ya lo han hecho en términos generales- sobre su posición fiscal. Pero acá resultará necesario que los electores exijamos algo más que una apreciación general: los candidatos y sus equipos económicos deberán indicar abiertamente si están o no de acuerdo con cada uno de los puntos analizados en el documento.

Por cierto…me llama la atención la poca atención que a este tema le han dado en los medios de comunicación, así como los comentaristas y/o columnistas en general. Pareciera que no generó la movilidad inicial de otras iniciativas.

3.-El fondo. Como ya se ha indicado en los medios de comunicación, el documento posee cuatro áreas de análisis: (i) Gobernabilidad fiscal, (ii) Ingresos, (iii) Gasto e (iv) Inversión. Resulta interesantísimo el planteamiento de estas cuatro áreas de análisis, ya que da un trompazo a quienes siempre critican la falta de “globalidad” de las propuestas de reforma fiscal. Se habla de todo. Pero precisamente eso es una de sus grandes debilidades. En días pasados tuve la oportunidad de escuchar –y con toda razón- que se “aglutinan todos los enemigos en un solo documento”. Pero por ello hay que recordar que esto es un documento de análisis: pareciera que la lógica dibujaría un escenario de múltiples proyectos de ley, y no un mega proyecto que ya ha resultado infructuoso en el pasado. Con ello, los enemigos se atomizarían en el tiempo.

De las cuatro áreas, me parece interesantísima la de “gobernabilidad fiscal”. El sistema tributario no resulta eficiente administrativamente, y eso lo sufrimos los contribuyentes y las empresas todos los días: arbitrariedades, extralimitaciones normativas, abusos. Por eso, el análisis de este tema es importante porque pone en evidencia que hay efectivamente mucho espacio de mejora y, principalmente, que ello es de conocimiento para la jerarquía de Hacienda.

En cuanto al tema de Ingresos, resaltan tres puntos principalmente novedosos que no se habían analizado con anterioridad y sobre los cuales aún no tenemos total certeza de cómo se implementarían: (i) el impuesto a las transacciones financieras, (ii) el impuesto a los activos y (iii) el posible cambio a una renta mundial o a la “territorialidad reforzada” como se le llama en el documento. Por supuesto que hay que resaltar la necesidad de eliminar exoneraciones, así como la evolución hacia un verdadero IVA. Sobre este tema, habrá sin duda un análisis más comprensivo en los siguientes días.

En este punto quisiera insistir en la necesidad de modernizar nuestro sistema, y no centrar el proceso en un incremento politizado de las tarifas actuales o en la creación de nuevos impuestos. No todo es recaudación. Las empresas, como generadores de trabajo y riqueza, deben contar con un marco normativo adecuado.

Don Edgar Ayales es un profesional con una extensa carrera internacional que le otorga una amplísima visión sobre lo que nuestro país necesita. Al tener un gran don de gentes, llega a convencer fácilmente generando espacios para negociar. Creo que don Edgar podrá guiar con sensatez este proceso…si será a buen puerto no lo sé...dependerá del desarrollo político de los próximos meses. Hay que reconocerle su liderazgo y compromiso al presentar este documento en los niveles más bajos de popularidad del actual Gobierno, y al inicio de un proceso electoral. Esperemos por el bien del país que pase a la historia como “el que finalmente pudo hacerlo” y no como “uno más que lo intentó”.

img-title-blogs author-image

Tribuna Fiscal Diego Salto y José María Oreamuno

Diego Salto van der Laat. Socio de Impuestos de AFC. Doctor en Derecho Financiero y Tributario por la Universidad de Sevilla (España). Columnista, Bloguero y colaborador de El Financiero por más de 15 años. Profesor de Derecho Tributario en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica. Ha sido profesor invitado en temas de fiscalidad centroamericana en la Universidad Northwestern (Chicago) y Complutense de Madrid (España). Considerado como uno de los asesores fiscales más recomendados del país por entidades como Chambers and Partners, Latin Lawyers, Who´s Who, The Legal 500, entre otros. Galardonado con el premio Profesional Liberal del Año por la Cámara de Comercio de Costa Rica (2011). Coordinador de la Comisión de Asuntos Tributarios del Colegio de Abogados. Presidente de la Asociación IFA Costa Rica, representante en el país de la International Fiscal Association (IFA), de la cual forma parte de su Comité Regional Latinoamericano. Autor de publicaciones y expositor de temas tributarios tanto a nivel nacional como internacional (Costa Rica, España, Estados Unidos, Argentina, Uruguay, México, República Dominicana, Alemania, entre otros). Consultor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en programas de capacitación a funcionarios de la Administración Tributaria, Poder Judicial, Contraloría General de la República, Procuraduría General de la República, entre otros (2003).

José María Oreamuno Linares. Socio de Facio & Cañas y de Faycatax, su Servicio de Impuestos. Escribe en El Financiero desde 1995. Ejerce como litigante. Profesor de Derecho Tributario en la Universidad de Costa Rica. Miembro fundador del Instituto Costarricense de Estudios Fiscales (ICEF) y de la asociación costarricense corresponsal de la International Fiscal Association (IFA). Tiene un postgrado en Fiscalidad Internacional por la Universidad de Castilla-La Mancha (España).

Post por fecha

Agosto 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31