No le cambie el nombre a su negocio porque es como empezar de cero

Si su local se llamaba "Bazar Hernández" y ahora usted decidió que debe llamarse "Bazar Nuevo Milenio", piénselo dos veces antes de proceder a cambiar de nombre


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En este blog yo solo soy el intermedio entre públicos, pues más de la mitad de los casos pertenecen a los mismos lectores o a fuentes y hoy no es la excepción, esta anécdota pertenece a un lector y nos brinda, nuevamente, un llamado de atención a las autoridades.

Si su local se llamaba "Bazar Hernández" y ahora usted decidió que debe llamarse "Bazar Nuevo Milenio", piénselo dos veces antes de proceder a cambiar de nombre. Y no se trata de cuestiones de mercadeo, pues este no es el blog para eso. Me refiero a la papelería que le implicará a usted como empresario. 

Un cambio en el nombre comercial de un establecimiento puede implicar que le soliciten presentar de nuevo TODOS los papeles para el permiso de funcionamiento. No la razón social, no la remodelación, no la oferta de nuevos productos, no. Soo por pasar de "Hernández" a "Nuevo Milenio" el local empieza de cero. 

Según revisé, no se trata de un mandato especificado por Ley, sino de una interpretación antojadiza de cada entidad, donde se entiende que un nuevo nombre es una nueva empresa. 

Para que su empresa obtenga el permiso de funcionamiento, por pequeña que sea, usted debe presentar la patente comercial, el registro en el Seguro Social, la póliza del INS, el permiso de Salud, el registro como contribuyente y, claro está, el registro del nombre comercial. Parece ser que algunas autoridades no permiten presentar solo un papel nuevo. 

¿Qué pasa con la lógica y el sentido común? ¿Qué gana la Municipalidad solicitando de nuevo papeles que ya tienen en el mismo folder, que no han vencido y que los nuevos dirán exactamente lo mismo?

Bajo este panorama, yo me quedaría con "Bazar Hernández". 

img-title-blogs author-image

Tumbando trámites Leticia Vindas Quirós

Ejerzo el periodismo desde el 2006 y desde mi inicio me enfoqué en temas de negocios y ambiente. Tras años de conversar con empresarios he ido acumulando una serie de anécdotas sobre trámites absurdos, que ha tenido que enfrentar el sector productivo del país para realizar sus labores diarias. Cuando creo haberme topado con el más irracional, las instituciones públicas y privadas me sorprenden con una nueva invención. 

En este espacio no nos dedicaremos a encontrar lo absurdo, sino a denunciar cuánto le cuesta eso al sector productivo de este país. Más que la anécdota jocosa (que se vale comentar), abordaremos las consecuencias detrás de la ineficiencia de varias instituciones. 

Espero también ayudarle con algunos consejos y atajos a evitarle varias horas molestas de tramitología.  .

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31